VANGELIS


vangelis19097

Hola otra vez graminoleños.

Entramos en un nuevo año y aquí tenemos la primera entrada del 2016. Para empezar el año, vamos con un artista de los de letras mayúsculas y con unos principios musicales desconocidos por muchos y muy alejados de la manera de hacer música por la que todos le conocen.

Hablo de Evangelos Odysseas Papathonassiou (me pregunto lo mal que lo pasarían en el colegio sus profesores cuando pasaban lista). Para nosotros, para todos los que le admiran, es simplemente Vangelis.

Hablar de Vangelis es hablar de música instrumental, de música cercana al New Age o al Ambient … Sin embargo antes de iniciar su exitosa carrera en solitario, el músico griego por autonomasía formó parte del grupo de ese país más internacional de la historia de la música: Aphrodite’s Child, integrado por él mismo a los teclados, Lucas Sideras a la batería y el mismísimo Demis Roussos como bajo y vocalista, primo carnal suyo.

Una mezcla para muchos increible entre dos artistas como Vangelis y Roussos que tomarían caminos radicalmente opuestos en el mundo de la música al producirse la separación del grupo e iniciar su carrera en solitario. Su primer éxito fue este Spring, Summer, Winter & Fall.

Como podemos comprobar, en aquellos inicios la figura de Demis Roussos estaba muy alejada de la que mostraría posteriormente en su carrera en solitario. Lo cierto es que Aphrodite’s Child tuvieron algunas polémicas en Grecia por alguna de las letras de sus canciones y su ideología política, aunque los temas que llegaron a hacerse mundialmente conocidos y auténticos exitazos en Europa sobre todo, fueran sus grandes baladas.

Como no podía ser de otra manera, la mano de Vangelis se dejaba ver en algunas de esas canciones, atreviéndose incluso a realizar versiones de temas de música clásica. Así sucedería con su tema Rain and Tears que no es otra cosa que la maravillosa versión que ellos crearon del Canon en Re Mayor de Pachebel.

Una vez disuelta la formación, Vangelis iniciaría su carrera en solitario. Y si por algo es conocido, sin duda alguna, es por las grandes bandas sonoras que nos ha ido dejando a lo largo de su trayectoria. Una gran película debe contar con una gran banda sonora, y que mejor acompañamiento que la buena música de Vangelis. Hablamos de auténticos clásicos del cine, de películas épicas que contaron con el envolvente sonido de los teclados del griego.

Para muestra un botón. Una película de auténtico culto con un joven Harrison Ford y un clásico del cine de ciencia ficción: Blade Runner. Que mejor que la música de Vangelis para darle ese ambiente sórdido a todas sus escenas.

Otra de las películas a la que Vangelis le pondría su sello fue la de 1492. Conquest of Paradise. Otra de sus genialidades. Y es que para crear estas bandas sonoras, exigía el guión de la película y conocer los actores que iban a interpretarla para, a partir de ahí, ir componiéndola. No cabe ninguna duda de que sabía perfectamente como complementar la historia que se contaba con la historia que se escuchaba.

Pero sin duda alguna, la banda sonora por la que Vangelis es mundialmente conocido es por la de Carros de Fuego. Un tema emblemático en su trayectoria y por el que lograría el Oscar a la mejor banda sonora en la edición del año 1981. Era la primera vez en la historia de los premios en la que este galardón recaía en una banda sonora creada únicamente con el sonido de sintetizadores.

Lo que está claro es que entender la música de Vangelis como algunas de sus canciones sin más es un auténtico error. Él siempre ha creado sus discos como obras que hay que escuchar en su integridad y en el orden en que aparecen. Son auténticas sinfonías que van fluyendo poco a poco y envolviéndolo todo.

Aún así, hay canciones que se convirtieron en singles de sus distintos discos y que por separado no pierden un ápice de su genialidad y calidad. He aquí algunas:

Hymne:

Antarctica:

O Pulstar:

Y como no puede ser de otra manera, como gran artista que es, las colaboraciones con otros músicos fueron constantes. Pero la más recordada y duradera es la que mantuvo con el cantante del mítico grupo de rock sinfónico Yes. Con Jon Anderson publicaría varios discos repletos de auténticas joyas para recordar, con el nombra artístico de Jon & Vangelis.

Sin duda alguna, la más conocida y exitosa sea I’ll Find My Way Home.

Otro de los temas del dúo es el titulado State Of Independence. Una canción que tendría relativo éxito en su momento pero que un par de años después de ser editado se convertiría en un auténtico hit en la voz de Donna Summer.

Y para cerrar el recorrido por la carrera de Vangelis, vamos a acabar con una balada de esas para escucharla tranquila y relajadamente. Con la voz de Jon Anderson acompañando a su teclado mágico una canción con nombre de mujer, Deborah.

Y esto es todo por hoy. Espero que os haya gustado la primera entrada del año. Y ya sabéis, la vida con música es más vida. Hasta pronto.

JUAN JOSÉ GOMARIZ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s