EL ÚLTIMO DE LA FILA


el-ultimo-de-la-fila32049

Hola Graminoleños.

Hace unas semanas se publicaba una caja con cinco CDS de uno de los grupos más exitosos, innovadores, superventas y especiales de la historia de la música pop española, con el título de “Historia De Una Banda”. Efectivamente hablo de El Último de la Fila, grandes protagonistas de “La Graminola” en el día de hoy.

Aunque El Último de la Fila nacería en el año 1984, la andadura común de sus dos componentes, Manolo García y Quimi Portet, arranca unos cuantos años antes. Y es que el dúo formaría parte de dos bandas con anterioridad. Dos grupos que serían claramente la semilla de lo que estaba por venir.

Los dos barceloneses siempre se movieron en sus comienzos en su ciudad natal. Manolo García formaría su banda a la que llamaría Los Rápidos y, como no, él sería el cantante solista de la misma. Tras la baja de uno de sus guitarristas, Manolo conoció a Quimi en un concierto al que habían sido invitados y le ofreció entrar en el grupo. De esta manera comenzó su relación artística que unos años después, ya solos, sería imparable.

El primer trabajo de Los Rápidos se titularía como el nombre de la banda y aunque no es un mal disco, lo cierto es que tuvo muy poca repercusión y las ventas fueron meramente testimoniales. Por aquel entonces la competencia era muy grande y eran muchos los que lo intentaban y pocos los que lo lograban. El sonido de Los Rápidos era más pop y comercial que el que vendría posteriormente, pero puede destacarse, por ejemplo, el tema “Navaja de Papel”.

Con la poca repercusión que tuvo su primer trabajo, y a pesar de que ya tenían grabada la maqueta de su segundo disco, su casa discográfica decidió despedirlos y el grupo se disolvió. Manolo García se marcho de Barcelona intentando empezar su carrera de cero, mientras que Quimi Portet, con algunos de los miembros de Los Rápidos, formaría una nueva banda: Los Burros.

Poco después Manolo regresaría a su ciudad natal y su amigo Quimi le ofrecería entrar en su nuevo grupo, a lo que aquél aceptó. Manolo García volvía a ponerle la voz a un grupo. Lo cierto es que la música de Los Burros sí que se acerca bastante a lo que luego sería El Último de la Fila, pero con letras bastante surrealistas. Publicaría un primer disco que se titularía “Rebuznos de Amor”.

Un ejemplo de letra bastante surrealista es, por ejemplo, la del tema “Mi Novia Se Llamaba Ramón”, y ya sabéis, “las palabras que terminan en on son para morirse de risa”.

Pero la canción más famosa de este disco es sin duda alguna “Huesos”. Curiosamente este tema no tuvo un gran éxito cuando se publicó como single, pero años después se convertiría en uno de los himnos de los conciertos de El Último de la Fila, una de esas canciones que el público celebraba al escuchar los primeros compases.

El disco tuvo un éxito aceptable, sobre todo en Barcelona, pero una vez más la mala suerte se cebaría con ellos. La discográfica con la que tenían contrato quebraría y el grupo una vez más terminaría separándose, aunque Manolo y Quimi no estaban dispuestos a rendirse.

El resto de los componentes del grupo decidieron dejarlo, pero ellos dos quisieron volver a intentarlo empezando de cero. Corría el año 1984 y, por fin, nacía El Último de la Fila. Pronto su racha iba a cambiar. Se presentaron a un concurso de maquetas y lo ganaron. La suya contenía dos temas que luego formarían parte de su primer disco. Una de ellas se titulaba “A Cualquiera Puede Sucederle” y es una peculiar canción con ritmo aflamencado en el que a Manolo apenas se le entiende lo que dice. Una de las tarjetas de visita del grupo a partir de ese momento.

Pero la otra canción que contenía la maqueta es la que verdaderamente les abrió el camino del éxito. Se publicaría como el primer single de El Último de la Fila y le daría título a su primer disco de larga duración. Una canción con un sonido muy intenso de guitarra y con una letra tan surrealista como desgarradora. Su título, “Cuando la Pobreza Entra por la Puerta, el Amor Salta por la Ventana”.

El disco fue acogido muy bien y por fin Manolo y Quimi iniciarion la senda del éxito. Las emisoras de radio empezaron a hablar del dúo y sus canciones empezaron a hacerse muy populares. Un sonido fresco y nuevo, mezcla de buen pop y toques de música andaluza, fue haciéndose popular entre los jóvenes de la época.

Además, El Último de la Fila siempre se ha caracterizado por “retratarse” a la hora de su forma de pensar. En estos primeros tiempos, siempre dejaron claro su antibelicismo y su pensamiento pacifista. Algo que queda de manifiesto en una de sus canciones más populares y con una preciosa letra. La historia del soldadito que le escribe a su novia una carta desde el frente de batalla. La historia de “Querida Milagros”.

“Cuando leas esta carta, háblale a las estrellas. Desde que he llegado, sólo he hablado con ellas”.

El engranaje de la máquina se había puesto en funcionamiento y ya no habría quien lo parara. Un año después de la edición del primer disco llegaría el segundo. Y no defraudarían. “Enemigos de lo Ajeno” se convertiría ya en un éxito de ventas y sería calificado como el mejor disco español del año 1986, algo que no debe extrañar al contener canciones como la mítica “Insurrección” que preguntaba aquello de “¿Dónde estabas entonces, cuando tanto te necesité?”

Lo cierto es que muchas de las canciones de El Último de la Fila tiene una sensibilidad especial. Son auténticas joyas con una forma realmente mágica y romántica de decir las cosas. En este sentido una de mis preferidas, la que es para mi gusto el mejor tema de este disco es “Lejos de las Leyes de los Hombres”.

“Yo he visto las maravillas de la creación. Y sin tan siquiera abrir los ojos”

“Te amo como se ama por primera vez. Cuando aún no hay construmbres”

El Último de la Fila empiezan a convertirse en un fenómeno de masas y sus conciertos son espectaculares. La gran personalidad de Manolo García, la guitarra de Quimi y el atino a la hora de rodearse de buenos músicos para sus giras les llevan a colocar el “no hay billetes” en la mayoría de sus actuaciones.

Aprovechando el tirón, publicarían un nuevo disco titulado “Nuevas Mezclas” que recogería los temas más conocidos de sus primeros dos discos debidamente remasterizados y con una mayor calidad de sonido. Asimismo, reeditaría el disco de Los Burros “Rebuznos de Amor”. El éxito de estas dos publicaciones fue rotundo. “Nuevas Mezclas” se convertiría rápidamente en su disco más vendido y “Rebuznos de Amor” alcanzaría más ventas y más éxito que cuando salió al mercado en su momento.

Llegaría entonces el momento de la publicación de un nuevo disco. Como siempre tendría un título de esos llamativos, en este caso “Como la Cabeza al Sombrero” y darío un pequeño giro al estilo musical que tan popular les había hecho. Un disco grabado en Francia y que presentaba un sonido más tranquilo e intimista, que decepcionaría en un primer momento a sus seguidores, aunque con el paso del tiempo sería considerado como el mejor disco de su carrera. El primer single de este trabajo sería “A Veces se Enciende”.

“Estaremos juntos, mientras cada minuto, que pasemos separados, sea para sufrir”.

“Me besabas con el ansia con que se besan unos novios nuevos”

El disco esta repleto de canciones llenas de gran sensibilidad y unas grandes letras. El romanticismo marca este disco con canciones como “Sara”.

Y no falta algún guiño con música con toques latinos, como podemos escuchar en mi canción preferida de este disco: “Llanto de Pasión”. Os puedo asegurar que la versión en directo que escuché en el año 1990 fue sencillamente magistral.

Habría que esperar a ese año precisamente  para poder disfrutar de su nuevo trabajo. La publicación de “Nuevo Pequeño Catálogo de Seres y Estares” fue la consagración definitiva del dúo. Con una pequeña variación en su sonido, con la introducción de más teclados, El Último de la Fila eran ya un grupo de masas. Sus giras eran larguísimas y exitosas. La voz, personalidad y capacidad para meterse al público en el bolsillo de Manolo García llenaban el escenario cada vez que se subían a él.

Su éxito trascendía ya más allá de nuestras fronteras. En Latinoamérica ya eran también un grupo de éxito y en Europa, sobre todo Italia, también eran conocidos. Todo esto llevaría que fueran como teloneros nada más y nada menos que de la mismísima Tina Turner en su gira por Europa. Todo provocado por canciones como el primer single de este disco titulado “Canta por Mí”.

El grupo, además, había empezado a identificarse con distingas ONGs y en sus conciertos siempre mostraban su apoyo a organizaciones como Greenpeace, Amnistía Internacional y algunas otras de corte ecologista.

La verdad es que el disco es una auténtica joya y cualquiera de las canciones que lo integran es digna de destacar. He de reconocer que es, en mi opinión, su mejor disco y me cuesta elegir entre unas canciones y otras. Una de mis preferidas es, sin duda alguna, “Del Templo a la Taberna”.

Además, tuve la oportunidad de verles en directo en su gira española de promoción de este disco en Leganés. Una velada inolvidable, una vez más con la compañía de mi amigo-hermano Jose “El Maligno”. Disfrutamos como locos tanto de su espectacular actuación como de una ración de oreja que nos tomamos antes de entrar al concierto, que siempre permanecerá en nuestra memoria como la mejor que hemos paladeado en la vida. Entre las canciones que sonaron ese día no faltaría, por supuesto, “Cuando el Mar te Tenga”.

“Si lo que vas a decir, no es más bello que el silencio, no lo vayas a decir”.

Y no puedo dejar de poneros una de las canciones más relajadas y bonitas que hayan escrito en su trayectoria. Para sentarse, cerrar los ojos y disfrutar de una preciosa canción de amor: “En mi Pecho”.

Dos años después llegaría la esperada publicación de su nuevo disco, y lo cierto es que se pudo apreciar un cambio, una evolución en su sonido que podría comprobarse también en su siguiente trabajo. “Astronomía Razonable” volvió a las guitarras y estaba compuesto por más baladas de lo habitual. El Último de la Fila había madurado sin lugar a dudas pero …. ¿Era esto lo que el público quería? ¿Era el principio del fin?

El primer single de este disco sería “El que Canta su Mal Espanta”.

Pude asistir al concierto que dieron como presentación del disco en la Sala Conde Duque y prensenciar un hecho bastante significativo. Cierto es que el disco acababa de salir al mercado, pero las canciones clásicas de El Último de la Fila fueron aclamadas una tras otras y, sin embargo, las del nuevo disco pasaban como de puntillas. El disco tuvo un gran éxito al igual que la gira, pero la impresión que daba es que era aprovechando el tirón de sus anteriores trabajos y de que el grupo se había convertido en una referencia de la música pop española.

Pero como en todos los casos, siempre hay una excepción. Una de esas canciones que se convierten en un auténtico himno y que son una de sus señas más claras de identidad. Eso sí, con un sonido muy distinto al resto de las canciones de “Astronomía Razonable” y más en concordancia con los discos anteriores. Hablo, claro está, de “Como un Burro Amarrado en la Puerta del Baile”.

Lo que se venía barruntando de algún modo, iba a confirmarse con su siguiente trabajo. Para empezar el periodo de silencio entre el anterior y éste fue más grande. Y para continuar el sonido del nuevo disco, titulado “La Rebelión de los Hombres Rana”, no sería más que el continuismo de “Astronomía Razonable”, con un sonido más oscuro y más medios tiempos.

El disco tendría menos aceptación entre sus fans y las ventas no fueron tan grandes como en trabajos precedentes. Pude verles en el concierto que dieron en el Palacio de los Deportes y, aunque no decepcionaron, si que en el ambiente podía percibirse que no todo funcionaba como antes. El público no vibraba tanto y las canciones de los dos últimos discos no encajaban tanto como las anteriores. En definitiva, algo no funcionaba como antes.

Las canciones de el que iba a ser el último disco de El Último de la Fila pasaron bastante desapercibidas y no hay ninguna que podamos decir que se recuerde especialmente. Si acaso el primer single del mismo: “Sin Llaves”.

Así que poco a poco se fueron diluyendo. Tres años después, año 1998, anunciarían su separación. Los caminos de Manolo García y Quimi Portet tomarían caminos distintos con sus respectivas carreras en solitario. Sin más explicación, sin dar las verdaderas razones de su disolución. Algo que daría lugar a especulaciones sobre un enfrentamiento entre ambos que nunca ha podido confirmarse … aunque tampoco ha sido desmentido nunca tajantemente.

Hace unos años, Manolo García, en una entrevista, hablo de que Quimi no se sentía cómodo con el tema de cantar siempre en castellano y que era más partidario de hacerlo en catalán, como ha hecho en los trabajos que ha ido publicando en solitario desde entonces. Quizás esa sea la clave.

Sobre sus carreras en solitario … La de Quimi muy normalita. El publicar sus discos en catalán han hecho que fuera de Cataluña no hayan tenido repercusión, además de que su talento tampoco llega al de Manolo García. La carrera en solitario de Manolo … de esa ya hablaremos en su momento.

Y como siempre, vamos con nuestras artistas de cabecera. Con las chicas de Esencia de Trementina.

Estas últimas fechas hemos tenido días grises que son perfectos para quedarse en casa calentito y aprovechar para leer un libro, ver una película o hacer un maratón de series si no se tiene que salir a ningún lado. Eso o deleitarse con una nueva técnica de “Esencia de Trementina”: un bodegón realizado a carboncillo.

El carboncillo es una barra de carbón vegetal y seca ideal para dar a los dibujos profundidad y marcar las sombras de figuras y objetos. Como el trazo que se realiza queda a veces muy marcado, se suele difuminar con los dedos, un trapo o con un difumino las zonas donde se quiere dar más luz o más volumen lo que hace que los objetos no queden planos.
La única pega de esta técnica es que mancha bastante y es mejor no tocarse la cara o rozar la ropa cuando se pinta con ella aunque no hay nada que no se pueda quitar con agua y un poco de música.

12694763_1700771623500313_3368364765603398605_o

https://esenciadetrementina.wordpress.com/

https://www.facebook.com/esenciadetrementina/

Hasta pronto Graminoleños.

JUAN JOSÉ GOMARIZ

Anuncios

2 pensamientos en “EL ÚLTIMO DE LA FILA

    1. graminola Autor de la entrada

      Gracias preciosidad. Y además con anécdota.
      Cuando llegamos al lugar del concierto nos encontramos con que lo habían cambiado de sitio. En ese momento pasó por allí y joven y en lugar de preguntarle si sabía donde era la nueva ubicación del espectáculo, el maligno dijo que le siguiésemos que fijo que iba al concierto. Fuimos detrás de él durante un cuarto de hora más o menos y cuando yo ya estaba harto de escuchar a mi acompañante que tranquilo que este va al concierto … bingo, nos encontramos con el escenario que buscábamos.
      Hambrientos y sedientos nos tomamos unas cervecitas, la ración de oreja, otra de sepia y un bocata de tortilla que estaban de vicio. El concierto una pasada. Final feliz.
      Por cierto, el tipo al que seguimos pasó de largo, no iba al concierto.

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s