ELECTRIC LIGHT ORCHESTRA


electric-light-orchestra34166

Hola Graminoleños.

Hoy vamos a darle todo el protagonismo de “La Graminola” a un grupo de esos que salen muy de vez en cuando que le dan un tratamiento muy especial a su música y que “fabrican” rock pero de una manera propia, única e original. Me estory refiriendo a la banda británica Electric Light Orchestra, la popular ELO.

Hablar de la Electric Light Orchestra es hablar de Jeff Lynne, su auténtico líder, pero curiosamente el creador del grupo, el que puso la primera semilla para que la ELO naciera fue Roy Wood, un músico obsesionado con introducir en el rock música de cuerda con violines, chelos y similares y hacer música moderna pero con ciertos tintes clásicos.

Jeff Lynne entraría en el grupo sustituyendo al vocalista que no acababa de enganchar con el tipo de música que querían hacer y con el tiempo, la historia se repite, se convertería en el alma matter de la banda. Su primer trabajo llevaría el nombre de “The Electric Light Orchestra” y su canción más destacada, repleta de instrumentos clásicos de cuerda, sería “10538 Overture”.

Este disco de debut tuvo bastante buena acogida y la mezcla de lo moderno con lo clásico parecía que atraía a los jóvenes. Curiosamente, al contrario que sucediera como explicábamos en días pasados con QUEEN, el éxito de la ELO siempre fue bastante mayor en Estados Unidos que en el Reino Unido. Caprichos de las masas.

Tras este primer trabajo llegarían los primeros problemas y un suceso que se convertiría en fundamental para el futuro de la banda. Con la potencia con la que sonaban las guitarras, el bajo y la batería en las actuaciones en directo, el sonido de violines y demás quedaba bastante diluido, lo que desesperaba profundamente a Roy Wood, por lo que tras varias disputas con Jeff Lynne decidió abandonar el grupo.

De esta forma, Lynne tendría el camino libre para convertirse en el auténtico líder del grupo y lo cierto es que la jugada saldría bien. Un par de años después se publicaría su segundo disco que llevaría el título de “ELO 2” y en el que se incluía uno de los clásicos del grupo, su versión del tema de Chuck Berry “Roll Over Beethoven”, una canción inconfundible con ese inicio con los acordes de la maravillosa quinta sinfonía del compositor alemán.

Con este segundo disco, la ELO ya comenzó a abrirse camino en el mundo musical del momento. Además, sus problemas de audio en los conciertos fueron solucionados con la colocación de amplificadores especiales para aquella época, los populares pick-ups, en las cajas de los instrumentos de cuerda, de tal manera que el sonido en directo del grupo pasó a ser excepcional.

Aprovechando el tirón del momento, publicarían de inmedianto su tercer trabajo: “On The Third Day”. Aunque lo cierto es que al salir a la calle con apenas unos meses de diferencia de alguna manera se solaparían el uno al otro, la evolución del grupo hacía los primeros puestos de las listas de ventas fue creciendo poco a poco. De este disco es el éxito “Showdown”.

Su popularidad empezó a subir con la espuma y por ello llegaría un nuevo trabajo de título “Eldorado, A Symphony”, su primer disco conceptual para cuya grabación Jeff Lynne decidió contratar una orquesta entera y darle así un sonido más cercano todavía a su manera de entender la música. El resultado fue espectacular  en algunas canciones como por ejemplo en “Can’t Get It Out Of My Head”, una preciosa balada sin alaracas orquestales que curiosamente sería su primer éxito comercial de ventas.

Para aquel momento el sonido sinfónico de la banda, la voz de Jeff Lynne y los inconfundibles coros en falsete del resto de miembros del grupo se habían hecho muy populares. Sería en el año 1975 cuando la ELO daría el salto definitivo que le instalaría en los primeros puestos de las preferencias musicales de la época. Ese año se publicaría “Face The Music”, su primer trabajo superventas en prácticamente todo el mundo.

El disco incluía la canción “Evil Woman”, un tema compuesto como casi todos por Jeff Lynne y que en algunas partes de sus letras sirvió para rendir tributo a una de sus bandas de referencia: The Beatles.

Como comentaba antes, lo único que le faltaba a la ELO era ser profeta en su tierra, ya que en el Reino Unido no acaban de calar como lo hacían en Estados Unidos. La cosa cambiaría radicalmente con la publicación de su siguiente disco: “A New World Record”

La canción más importante de este disco introduciría algún detalle hasta ahora no visto ni escuchado. Me refiero concretamente a la inclusión de voces femeninas en los coros. La verdad es que el resultado fue bastante satisfactorio y dieron como resultado una canción que me encanta: “Livin’ Thing”.

La curiosidad del disco viene de la mano de la canción “Rockaria”. Un tema muy en la línea del “Roll Over Beethoven”, con un inicio con la cantante de ópera Mary Thomas haciendo la introducción para dar paso a continuación a las guitarras. La curiosidad reside en que en la grabación, Mary Thomas entró antes de tiempo, antes de que empezara a sonar la música y ese efecto le gustó a Jeff Lynne y decidió mantenerlo así, con lo que el disco salió a la venta con ese pequeño “defecto”. Posteriormente, la casa discográfica impuso su criterio de corregir el error y las siguientes ediciones del disco fuere remasterizadas convenientemente.

En el año 1977 llegaría un nuevo disco que seguiría las líneas marcadas hasta ese momento y la gira de presentación de este trabajo se convertiría en la que más había recaudado hasta ese momento. Su título: “Out Of The Blue”. Estaba claro que la ELO estaba en la cresta de la ola y prueba de ello fue que tocaron ocho noches seguidas en Londres, llenando en todas sus actuaciones ante no menos de 80.000 espectadores en cada una de ellas. El éxito era rotundo gracias a canciones como este “Sweet Talkin’ Woman”. Sonido puro y genuinamente ELO.

En ese momento llegaría el cambio profundo de estilo. Hay un dicho que señala que si algo funciona bien no lo toques. Pues ese dicho no va para nada con la ELO porque las cosas no iban bien, sino que muy bien y decidieron cambiarlo casi todo con su siguiente trabajo, dejando atrás la característica más marcada que habían mostrado hasta entonces. Los instrumentos de cuerda perdieron protagonismo así como el toque orquestal y sinfónico de sus canciones.

El experimento llegaría en el año 1979 y se titularía “Discovery”, convirtiéndose de inmediato en su disco más popular y conocido y de mayor éxito tanto de público como de ventas. Dejaron en segundo plano los violines y similares y le dieron a sus nuevas canciones un cierto toque de música disco, sin perder la esencia del sonido ELO. Lo cierto es que la cosa salió muy bien como prueba el primer single que se publicó, “Shine A Little Love”.

Como ya digo el éxito fue rotundo. Si le preguntas a la gente por títulos de los trabajos de la ELO seguramente que no recordaran los de los anteriores y posiblemente tampoco de los posteriores, pero todos seguro que citaran “Discovery”, un auténtico clásico de la música de finales de los 70 y principios de los 80.

Ahora bien, la canción más conocida de este disco, la que es otro de sus clásicos y una muestra evidente del cambio de sonido de la banda, es sin duda alguna ese último tren a Londres, una canción obligada en cualquier recopilatorio que se precie de tantos que hay en el mercado. Vamos todos con “Last Train To London”.

Pero sería imperdonable por mi parte hablar de “Discovery” y no hablar de la canción más cañera del disco y que se disparó de inmediato a los primeros puestos de las listas de éxitos. Un tema con un inconfundible comienzo con la batería y a partir de ahí un soniquete rotundo y cañero. ¿Quién no ha tarareado alguna vez ese estribillo en falsete que decía “brrrrrrrrrrrruce”? Por supuesto me refiero a “Don’t Bring Me Down”.

Lo cierto es que este nuevo sonido de la ELO, con ese pequeño toque disco que hacía que sus canciones fueran perfectas para bailar continuaría en su siguiente trabajo. Como toda buena banda de la época que se precie, llegaría su pequeña contribución al mundo del cine, de la mano de Olivia Newton John.

Corría el año 1980 y las películas musicales por aquellos tiempos eran sinónimo de éxito. Títulos como “Greasse”, “Saturday Night Fever”, “Thanks God It’s Friday”, “Can’t Stop The Music” y otros tantos, con bandas sonoras realizadas por intérpretes de éxito e incluso muchas de ellas protagonizadas por éstos, inundaban la cartelera. La Electric Light Orchestra se unió a esa moda con su participación en la banda sonora de la película “Xanadu” protagonizada por la mismísima Olivia Newton John y el mítico Gene Kelly.

La película narra la llegada a la tierra de una musa llamada Kira e interpretada por Olivia Newton John, dispuesta a inspirar a un joven dibujante de portadas de discos. La primera escena muestra a Kira y el resto de sus hermanas musas cobrando vida al ritmo del tema de la ELO titulado “I’m Alive”.

Como se puede comprobar el sonido de la ELO era muy parecido al que mostraron en “Discovery”, mucho más comercial, más bailable, menos rockero y menos sinfónico, pero el éxito fue total, sobre todo con el tema central de la película al que ellos pusieron la música y los coros y Olivia Newton John la voz. Esto es “Xanadu”, paradojicamente el primer y único número uno que la banda consiguió tanto en Estados Unidos como en Europa.

Aprovechando el éxito de esta colaboración cinematográfica, la ELO se volvió a encerrar en el estudio de grabación para publicar un nuevo disco. La pregunta que se hacía todo el mundo en aquel momento es que tipo de sonido iba a mostrar ese nuevo trabajo, porque los rumores de discrepancias entre los miembros del grupo eran cada vez más insistentes.

Así las cosas, en el año 1981 publicarían Time, un disco en el que abandonaron ese sonido más bailable intentando retornar al sonido de siempre utilizando el acompañamiento orquestal en algunas de sus canciones, aunque lo cierto es que se quedaron a medio camino, como puede comprobarse en el primer single, “Twilight”.

Pero no sería este tema el más exitoso del disco. Sin duda “Twilight” se acercaba un poco al clásico sonido ELO, pero su público parecía haberse acostumbrado de alguna manera a la evolución experimentada en los últimos años. Por este motivo la canción más popular de “Time” y la que más subió en las listas de éxitos fue, sin duda alguna, “Hold On Tight”, atreviéndose a cantar incluso una pequeña estrofa en francés.

El tercer single que aparecería de este trabajo he de reconocer que es la canción que más me gusta del mismo. Un tema en el que los sintetizadores cobran protagonismo desde el primer minuto y con una introducción genuina e inconfundible. Estoy hablando de “Here Is The News”.

De hecho, la cadena radiofónica estatal de Holanda lleva más de treinta años utilizando el inicio de esta canción en sus emisiones, habiéndose convertido en un sonido de referencia para dicha cadena. Todos atentos porque “aquí están las noticias”.

Lo que está claro es que estos giros en su forma de hacer música no satisfacían a todos los integrantes de la banda por igual, ya que algunos de ellos no estaban de acuerdo con haber perdido de alguna forma sus principales señas de identidad.

A pesar de todo, en el año 1982 llegaría un nuevo trabajo, aunque algunos detalles evidenciarían que podría tratarse del último. El disco llevaría el título de “Secret Messages” y tendría bastante menos éxito que cualquiera de los trabajos anteriores. Además, las disputas internas entre los miembros del grupo darían lugar a que no se hiciese gira de promoción y a que se produjera la deserción de uno de los miembros fundadores de la ELO. El batería Bev Bevan, que había estado colaborando en ocasiones puntuales con Black Sabbath, decidió bajarse del carro de Jeff Lynne e integrase definitivamente en la mítica banda de heavy metal. La cuenta atrás para el final había empezado.

El disco fue bastante discreto, aunque se puede destacar algún tema. El primer single intentó ser una especie de tributo a todos los que han defendido desde siempre el papel del rock and roll en el mundo de la música, titulado “Rock And Roll Is King”.

Del resto de las canciones del disco poco más, a excepción de una de ellas que a mí me gusta particularmente bastante. Su título es “Bluebird”, posiblemente la última de cierto reconocimiento que saliera al mercado.

Después de este disco la ELO estaba tocada de muerte. Las diferencias entre sus integrantes eran bastante grandes y Jeff Lynne tenía ya en memente un nuevo proyecto con una macrobanda de la que hablaré a continuación. Podía decirse que la Electric Light Orchestra ya era historia, pero el contrato que tenían firmado con la casa discográfica les obligaba a publicar otro disco más, por lo que no tuvieron más remedio que estirar un poco más la goma.

Ante esta situación, en el año 1986 aparecería el que sería su último disco: “Balance Of Power”, un disco grabado con prisas y con el conocimiento de que ya no habría más. Si a eso le sumamos la poca conexión que en aquel momento existía entre los miembros del grupo, se comprende que el resultado no fuera demasiado espectacular. Lamentablemente el epílogo de la ELO no fue un grandísimo disco.

Solamente se publicarían dos singles. El primero, el más conocido, es este “Calling America”.

El sonido de este tema y del que os voy a poner a continuación era el que a Jeff Lynne le venía comiendo la cabeza desde hace tiempo y que daría lugar a una macrobanda compuesta de intérpretes de auténtica Champions League. Eso a continuación os lo cuento, pero antes os dejo el que se ha convertiría en el último single publicado en la historia de la Electric Light Orchestra: “So Serious”.

Habían transcurrido solamente dos años desde la desaparición de la ELO y Jeff Lynne se puso manos a la obra para iniciar un gran proyecto, animado por George Harrison que también llevaba tiempo pensando en publicar un disco con algunos de sus amigos. Así nacería el proyecto “Travelin Wilburys”, un grupo integrado por George Harrison (Nelson Wilbury), Roy Orbison (Lefty Wilbury), Tom Petty (Charlie T. Wilbury), Bob Dylan (Lucky Wilbury) y el propio Jeff Lynne (Otis Wilbury), que publicarían un par de muy buenos discos.

El primer single de esta nueva espectacular banda lleva el título de “Handle With Care”. La verdad es que es una pasada de disfrutar de las voces de cinco gigantes de la historia de la música y del de sus guitarras.

Otro de los temas destacados de los Traveling Wilburis sería este “Last Night”, algún día os hablaré más detenidamente de ellos, pero lo cierto es que con el fallecimiento de Roy Orbison el proyecto quedaría en el olvido. Una lástima.

Y esto es todo por hoy en lo relativo a esa gran banda que fue la Electric Light Orchestra. Un grupo que evolucionó con el tiempo desde un sonido original, genuino e inconfundible a otro más comercial, pero en ambos casos dejándonos grandes canciones por el camino. Una gozada para los oídos.

Y ya que hemos regalado a nuestros odios bonitos sonidos, vamos a cerrar regalando a nuestra vista bonitas imágenes, como siempre desde las chicas de “Esencia de Trementina”.

En esta ocasión nos ofrecen un cuadro lleno de colorido animándonos a todos a cuidar el medio ambiente y defender la naturaleza. Debemos concienciarnos todos de lo importante que es defender a todas esas maravillas que tenemos a nuestro alrededor, empezando por esos grandes damnificados que son los animales.

12493549_1692646560979486_3153651921836141519_o

https://esenciadetrementina.wordpress.com/

https://www.facebook.com/esenciadetrementina/

Hasta pronto Graminoleños.

JUAN JOSÉ GOMARIZ

Anuncios

2 pensamientos en “ELECTRIC LIGHT ORCHESTRA

  1. maligno65

    Muy buena entrada, aunque yo no soy, especialmente, muy fan de la ELO, tengo que reconocer su mérito. Ahora eso si, de Traveling Wilburys, no hay color, y si me tengo que quedar con una canción sería End of the line. Esperaré ansioso y excitado, las próximas entregas……

    Le gusta a 1 persona

    Responder
    1. graminola Autor de la entrada

      Hombreeeeeee¡¡¡¡¡¡¡ Por fin mi querido, mi viejo, mi hermano. Ya era hora de que te manifestaras. Encantado de tenerte por aquí y ya me extenderé más con los Traveling Wilburys. La pena es que solamente publicaron dos discos, pero con semejante repóquer de artistas merece la pena hacerles una entrada. Y no te preocupes que en breve prepararé la petición que me hiciste el otro día.
      Yo esperaré ansioso y excitado tus próximos comentarios.

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s