VAN HALEN


Van-halen-pic1

Hola Graminoleños.

En algunas de las entradas que lleva publicadas “La Graminola” os he hablado bastante de ese pesonaje que es más que mi amigo, mi hermano, y que atiende al nombre de “José El Maligno”. Pues bien, la entrada de hoy es una petición suya. A él le encanta Sammy Hagar y por este motivo hay que hablar de uno de los grupos punteros del hard rock americano de la década de los 80: Van Halen.

Hablar de Van Halen es hablar de uno de los mejores guitarristas de la historia del rock como es Eddie Van Halen. Hablar de Van Halen es hablar de uno de los cantantes más disparatados, provocadores y escéntricos del hard rock como es David Lee Roth. Hablar de Van Halen es hablar de una de las voces más descomunales de siempre como es Sammy Hagger. Hablar de Van Halen es hablar de genuino rock americano.

Corría el año 1972 y los hermanos Eddie & Alex Van Halen, junto con su amigo Mark Stone, formaron su propia banda, a la que inicialmente le pondrían el nombre de Mammoth. Poco podían imaginar que el chico que les alquilaba los equipos de sonido para sus actuaciones, un enloquecido llamado David Lee Roth se iba convertir en el cantante solista del grupo y una de las figuras más llamativas de la historia del heavy metal. Con la llegada de David y la incorporación de Michael Anthony, la semilla de Van Halen estaba sembrada.

David_Lee_Roth

Mientras tanto, por esas mismas fechas, otro joven, de ascendencia libanesa, llamado Samuel Roy Hagar, intentaba también abrirse camino en el mundo de la música. Con una espectacular voz formó su propia banda llamada “Montrose”, publicando entre los año 1973 y 1975 dos discos titulados “Montrose” y “Paper Money”.

hidi-2_26897

Estos discos no tuvieron demasiado éxito y más bien poca fue su repercusión, pese a lo cual el tema “Bad Motor Scooter” sonó en algunas emisoras de radio especializadas en heavy metal y similares.

Como el grupo no funcionaba com Sammy esperaba, decidió abandonarlo e iniciar su carrera en solitario. Por aquel entonces siempre vestía de rojo, una de sus auténticas señas de identidad, por lo que no es de extrañar que su primer tema exitoso llevase el título “Red”. Esta canción estaba incluida en su disco “Nine On A Ten Scale”, publicado en el año 1976.

Curiosamente, otro de los temas de este disco no tendría tanta repercusión en ese momento, eclipsado sobre todo por “Red”, pero algunos años después sería incluído en la banda sonora de la película “Regreso al Futuro II” y recuperó el terreno perdido. Esa canción en cuestión lleva el título de “I Can’t Drive 55” y es una protesta al límite de velocidad que imperaba en las carreteras estadounidenses por aquella época.

En el año 1977, Sammy Hagar publicaría “Musical Chairs”, un disco destinado a los más puristas del heavy-metal en el que hacía gala de su voz en el máximo esplendor. Curiosamente el tema más destacado de este disco, “You Make Me Crazy”, se alejaba totalmente de estos parámetros y era un puro rhythm and blues. Merece la pena escucharlo.

Mientras tanto, los chicos de Van Halen seguían intentando hacerse un hueco en el panorama musical. Como tantos y tantos grupos en sus principios, se patearon todos los locales que ofrecían música heavy en directo y cantaron bingo en una de sus actuaciones. Una noche, entre el público que estaba viendo su actuación, se encontraba el mísmisimo Gene Simmons de “Kiss” y quedó tan impresionado con ellos que les ofreció financiar su primer trabajo. La llama estaba prendida.

De esta manera, en 1978 se publicaría su primer disco, de título “Van Halen” y que se convertiría en un éxito de inmediato. Las críticas hacia la banda fueron inmejorables y con el paso de los años fue considerada como el grupo de rock americano más extraordinario de la historia.

Gran parte de culpa de este tremendo éxito lo tendría Eddie Van Halen. Su espectacular manera de tocar la guitarra impresionó a todo el mundo. Era capaz de tocarla con las dos manos en el mástil. Cuentan que en los conciertos, cuando realizaba sus espectaculares solos, se daba la vuelta para que nadie copiara su método.

evh

De hecho, en su disco de debut hay una canción, titulada “Eruption”, totalmente instrumental, en la que la exhibición guitarrera de Eddie Van Halen está considerada como una de las mejores interpretaciones de la historia del rock. No podían haber empezado con mejor pié.

No es difícil imaginar lo que sucedía en los conciertos cuando Eddie realizaba su espectacular solo de guitarra de esta canción, pero yo os voy a dejar con la versión del disco, que dura apenas minuto y medio y que enlaza con el clásico de los Kinks “Your Really Got Me”. Para que os hagáis una idea de lo que era capaz de hacer, os contaré que de este solo que dura menos de ese minuto y medio, en los conciertos no duraba nunca menos de diez minutos. En dos palabras: im-presionante.

El éxito de este disco les llevaría a salir de gira de teloneros de los mismísimos Black Sabbath y en algunos momentos el público casi vibraba más con Van Halen que con los Sabbath. La complicidad en el escenario, las interpretaciones de guitarra de Eddie y las actuaciones estrafalarias de David Lee Roth levantaban pasiones, como cuando interpretaban “Runnin’ With The Devil”.

Como no podía ser de otra manera, Van Halen no esperaría mucho a publicar un nuevo disco. Tan sólo un año después aparecería en el mercado “Van Halen II”, un trabajo que seguiría la línea marcada en su disco de debut y que contó como su canción estrella la titulada “Dance The Night Away”.

Ese mismo año, Sammy Hagar también sacaría un nuevo disco. Su título sería “Street Machine”, y aunque su popularidad era cada vez mayor, todavía no era un superventas. Lo que si es cierto es que su forma de interpretar ya llamaba la atención y era cuestión de tiempo que el éxito total apareciese.

Como muestra de lo que era capaz de hacer, os dejo este “Plain Jane”.

Mientras tanto, Van Halen salía a disco por año, por lo que en 1980 publicaría el que quizás sea su trabajo menos interesante: “Women And Children First”. La banda en directo era una garantía y sus actuaciones eran espectaculares, pero este disco no hizo más que mostrar un poco que el camino que Eddie Van Halen quería llevar era un poco distinto al que habían seguido hasta ese momento.

Las ventas de este trabajo no fueron tampoco tan buenas como con los dos discos anteriores y solamente se publicaría un single, que no llegaría tampoco demasiado alto en las listas de éxito. Su título: “And The Cradle Will Rock”.

Por aquella época, el consumo de drogas de los miembros del grupo era habitual y surgieron los primeros “problemas de salud”, aunque no serían estos los únicos problemas que aparecerían. Eddie Van Halen había empezado a interesarse por el sonido de los teclados y sintetizadores y quería introducirlos en la música de la banda, algo a lo que David Lee Roth se oponía. Los hermanos Van Halen hicieron causa común y en su siguiente trabajo todavía no se introducirían los cambios en el nuevo sonido, pero era simpelemente cuestión de tiempo.

Al igual que los que no demasiado tarde iban a ser sus compañeros de batalla, la productividad de Sammy Hagar era total, lo que le llevaba a publicar también un disco al año, algo al alcance de muy pocos.

Así en el año 1980 aparecería “Danger Zone” en el que colaborarían en un par de temas los componentes de Journey Noel Schon y el mítico Steve Perry. Con semejante compañía la cosa no podía salir mejor. El baladón que se marcan Hagar y Perry es espectacular. Su título, “Run for Your Life”. Por cierto, en algún momento le dedicaré una entrada a los grandiosos Journey.

Van Halen movería ficha y con el rock de siempre aparecería en el mercado en el año 1981 “Fair Warning”, que está considerado como el mejor disco de Van Halen de la época de David Lee Roth como vocalista, con canciones con el habitual y duro sonido de siempre y con los espectaculares solos de guitarra de Eddie, como por ejemplo en “Hear About It Later”.

De este disco se publicarían cuatro singles. El último, titulado “Unchained”, puede considerarse como el último sencillo con el sonido más duro de Van Halen. A partir de ese momento cambiarían las cosas y su estilo se vería considerablemente dulcificado aunque con unos muy buenos resultados como veremos más adelante.

Hagar no iba a quedarse atrás, por lo que ese mismo año publicaría un nuevo trabajo de título “Standing Hampton”. Para aquel entonces su popularidad ya había subido como la espuma y empezaba a entrar en las listas de ventas, lo que le llevaría a participar en la banda sonora de una mítica película de dibujos animados, una película de culto para los amantes del rock duro, titulada “Heavy Metal”.

La canción más destacada de este disco sería “Surrender”.

El duelo a la hora de sacar discos no paraba, y en el año 1982 llegaría el que se puede considerar como “la extravagancia” de Van Halen. Ese año saldría al mercado “Diver Down”, un disco con versiones de clásicos de la música adaptados al estilo Halen, aderezadas con algún tema propio, principalmente instrumental para lucimiento de Eddie. Hasta cuando tocaban música de otros sonaban bien y tenían éxito.

La canción franquicia de este disco sería la versión que harían del clásico de Roy Orbison “Pretty Woman”. El vídeo de esta canción no tiene desperdicio, con David Lee Roth en plan medieval rescatando a un peaso rubia de las garras de dos enanos entre otras cosas. Y lo mejor de todo es que suena de vicio.

Además, en ese año 1982 se produciría una curiosa anécdota. Michael Jackson publicaría a finales de ese año su afamado “Thriller”, el cual incluia la archiconocida “Beat It”. Los que conocéis bien la cancío recordaréis que hay un espectacular solo de guitarra casi al final. Pues bien, ese maravilloso solo de guitarra lo protagonizó el mismísimo Eddie Van Halen.

Lo cierto es que cuando los productores del disco de Jackson se pusieron en contacto con Eddie, éste pensó que era una broma y les dijo que sí solamente por continuar con la gracia. Su sorpresa sería monumental cuando pocos días después se vió en el estudio de grabación haciendo sonar su guitarra para una de las canciones del ídolo del pop del momento.

La inesperada mezcla quedó perfecta. Aquí os dejo un vídeo con el sonido exclusivamente del solo de guitarra de Eddie Van Halen para que apreciéis al mínimo detalle lo que era capaz de hacer con sus manos.

El año 1983 sería exclusivo de Sammy Hagar, ya que solamente él publicaría un nuevo trabajo. Su título: “The Lock Box”. El disco resultó ser algo más comercial de lo que había hecho hasta ese momento, y significó un pequeño parón en su trayectoria. Únicamente el tema “Your Love is Driving Me Crazy” tuvo alguna relevancia.

Como puede comprobarse su sonido y el de Van Halen parecía que se acercaban inevitablemente.

Tras este disco tan especial, Van Halen publicaría dos años después su trabajo más conocido y con un cambió sustancial en su sonido. Muy a pesar de lo que David Lee Roth pensaba, los sintetizadores pasaron a formar parte sustancial en la manera de hacer música del grupo. El resultado sería “1984”, un disco que sería un auténtico éxito, principalmente gracias a una de las canciones míticas y, posiblemente, la más conocida de la banda. Supongo que a estas alturas ya sabréis que me refiero a “Jump”, así que todo el mundo a saltar.

Este gran cambio ciertamente pilló a sus fans un poco con el pié cambiado, pero el éxito fue total, aunque los más puristas criticaron esta evolución en su sonido. Las ventas de “1984” se dispararon y su “dulcificación” les acercó a un público más amplio. La verdad es que el disco contiene auténticos himnos, como en el caso de “Panamá”.

Las diferencias entre David Lee Roth y el resto del grupo se fueron haciendo cada vez más evidentes. Él no estaba conforme con suavizar su sonido y quería que sonara con la potencia de siempre. Los hermanos Van Halen, que eran los que partían el bacalao, poco más o menos que vinieron a decirle que eran lentejas, lo que provocaría que en mitad de la gira mundial que estaban realizando, el cantante de toda la vida de Van Halen decidía abandonar el grupo. David Lee Roth ya era pasado en Van Halen.

Mientras tanto, el bueno de Sammy Hagar publicaba el que iba a ser su último disco antes de su incorporación a su nuevo grupo, titulado “Voice Of America”. Un disco en el que Hagar remodela su manera de cantar y se dulcifica un poco buscando llegar a más público.

Con este disco llegaría por primera vez a entrar en el top 10 de ventas, gracias en gran parte a un tema como “Two Sides Of Love”, una canción con auténtico y genuino sonido a rock americano.

En ese mismo año en el que David Lee Roth abandonaba Van Halen, Hagar creaba un grupo llamado H.S.A.S, en el que se integraba también Neal Schon de Journey, pero lo cierto es que tuvo muy poco recorrido y ninguna transcendencia.

Lo que no sabía Hagar es que su gran oportunidad le esperaba al otro lado de la esquina. Eddie Van Halen estaba buscando con urgencia un nuevo solista para el grupo y le hablaron del potencial de Sammy. Le ofrecieron una prueba y con una sola canción les convenció plenamente. Esa canción sería “Summer Nights”, que se incluiría en su siguiente trabajo, titulado “5150” y que es el primero de la era Sammy Hagar. Que las relaciones con Lee Roth no quedaron en demasiado buen estado queda demostrado con la afirmación que Eddie Van Halen hizo al fichar a Hagar: “Hemos perdido un showman, pero hemos ganado un cantante”.

1988

Lo cierto es que con la llegada de Hagar al grupo, éste alcanzaría la madurez. Su voz le dió ese salto de calidad que les faltaba y además contribuyó con unas letras de sus canciones bastante más maduras. A partir de ese momento Van Halen no solamente era un grupo admirado por los fans del heavy metal, sino que su público era mucho más amplio

Estos cambios se pueden apreciar claramente con el primer single del grupo con Hagar en sus filas, titulado “Why Can’t This Be Love?, el primer número uno de esta nueva época. Si tengo que seros sincero, esta canción es mi preferida.

La voz de Hagar era ideal para interpretar las baladas y los medios tiempos, pero cuando había que darlo todo, cuando había que ponerse al nivel y a la altura de lo que sus compañeros ofrecían no se quedaba a la zaga. Lo podemos comprobar en este tema, “Dreams”, muy en la línea de “Jump”.

A partir de ese momento las comparaciones entre Lee Roth y Hagar fueron continuas. La sombra del primero era muy alargada y los fans de la banda de toda la vida se sentían un tanto traicionados. Por contra, los menos puristas estaban encantados con el nuevo estilo y nuevo público iba incorporándose a su lista de admiradores. Menos duros, seguro, pero nadie podía decir que fueran peores. Y mucho menos después de escuchar “Love Walks In”.

A partir de ahí, la publicación de nuevos discos se dilataría más en el tiempo, ya que su elaboración era mucho más minuciosa. Mejores arreglos, letras más cuidadas, giras más largas. Está claro que para gustos, colores, pero con la llegada de Hagar al grupo, todos los discos que irían publicando llegarían de inmediato al número uno, algo que con Lee Roth no había pasado. Poco a poco, paso a paso, su sombra fue siendo menos alargada.

El siguiente disco no se publicaría hasta el año 1988 y llevaría el título de “OU812”, convirtiéndose en un gran éxito de forma inmediata. De hecho, el primer single “Black And Blue”, sería número uno en Estados Unidos durante varias semanas.

Aunque era evidente que se habían suavizado bastante, Van Halen no se apartaban del rock duro y potente de siempre y se codeaban con las grandes bandas del heavy metal del momento. Para promocionar este último disco saldrían de gira junto a Metallica, Dokken y Scorpions y el éxito fue total.

Otro de los éxitos de ese trabajo fue “Feels So Good”, en el que Hagar hace alarde de su poderío vocal y una de esas canciones que el público esperaban con impaciencia en sus conciertos. Si lo pensamos bien, sonaban mas a grupos del tipo Foreigner, Europe y similares, pero es que sonaban de miedo.

Además, desde la llegada de Hagar, una de las señas de identidad de sus discos sería la aparición de varias baladas y medios tiempos de los que generalmente se sacaba una de ellas como single. Como muestra, otro de sus éxitos, “When It’s Love”.

Los comentarios de que se habían vuelto un poco “blanditos” no les gustaban en absoluto, y lo demostrarían en el siguiente trabajo. En la época de David Lee Roth, sus provocaciones tanto dentro como fuera del escenario eran continuas, mientras que Sammy Hagar mostraba más profesionalidad en este sentido, pero su mente no paraba y simplemente con la elección del título del siguiente disco lograría escandalizar a mucha gente.

El disco sería publicado en 1991 y su título sería “For Unlawful Carnal Knowledge”. Traducido viene a decir más o menos “Por Conocimiento Carnal Ilícito”, que no es lo más bonito del mundo pero tampoco es para rasgarse las vestiduras. Lo provocador es que el disco era también conocido por sus siglas, es decir, F. U. C. K. que traducido … no me hagáis decir lo que significa porque todos lo sabéis perfectamente. La polémica estaba servida.

Además, volvieron al sonido de los viejos tiempos. Desaparecieron las baladas, apenas hubo teclados y regresaron las canciones a todo ritmo con un Hagar demostrando que si había que ser duro también sabía serlo, como por ejemplo con el primer single: “Poundcake”, en cuyo videoclip aparece Eddie Van Halen tocando la guitarra … con una taladradora.

A pesar de la vuelta a sus raíces y el abandono casi total al sonido más comercial de sus dos anteriores trabajos, el disco fue un éxito y llegaría también al número uno. Eso sí, el lucimiento de Eddie Van Halen con la guitarra fue algo mejor y se dispararon los rumores. Además el ambiente parecía no ser el mismo, pero pese a ello dejaban canciones como “Runaround”.

Eso sí, no faltó un pequeño guiño a los discos precedentes, con el sonido de piano, en otro de los singles triunfadores de este trabajo: “Right Now”. Por cierto, en las ocasiones en que introducían teclados en sus temas solía ser el propio Eddie el que tocaba. De hecho, se hizo bastante habitual el que en las actuaciones en directo no solamente interpretara sus espectaculares solos de guitarra sino que introduciría también solos “teclísticos”.

Y entonces llegarían los problemas. Eddie Van Halen tuvo que ponerse manos a la obra para intentar desintoxicarse de su adicción a las drogas y el grupo tuvo un parón de casi cuatro años. Las relaciones entre sus componentes comenzaron a deteriorarse formándose dos frentes bien diferenciados. Por un lado los hermanos Van Halen, por el otro Hagar y Anthony. La cosa no pintaba demasiado bien.

Pese a ello, en el año 1995 llegaría “Balance”, un nuevo disco que iba a ser además el último que publicarían con Hagar como cantante. El disco en sí tuvo éxito pero en menor medida que los anteriores y volvió a juguetear con los teclados, alternando canciones de puro hard rock con otras algo más comerciales.

El mejor tema de este disco, en mi humilde opinión, es “Can’t Stop Lovin’ You”. Me encanta.

Y en la línea del sonido más potente, cabe destacar “Don’t Tell Me (What love can do)”.

Sería entonces cuando se sucederían los acontecimientos. En el año 1996 se estrena una película titulada “Twister” protagonizada por Helen Hunt, Bill Paxton y Philip Seymour Hoffman, ofreciéndoles a la banda que dos de sus canciones formen parte de su banda sonora. La “dictadura” de los hermanos Van Halen era evidente y ellos acceden a participar en el proyecto, algo a lo que se opone Hagar. El encontronazo sería tan fuerte que finalmente los Van Halen echarían a su solista del grupo.

Aún así, las dos canciones de marras serían grabadas. Por un lado un tema instrumental interpretado por los dos hermanos titulado “Respect The Wind”, y por otro el que sería el último single de Van Halen con Sammy Hagar como vocalista: “Humans being”.

Así las cosas, sería el momento de tomarse un pequeño respiro y publicar un recopilatorio que llevaría el título de “Best Of Van Halen, vol. I” y que incluiría un par de temás inéditos, pero con la voz de David Lee Roth. Uno de ellos, “Me Wise Magic”, llegaría al número uno de las listas.

Mientras tanto, Sammy Hagar no perdería el tiempo y pondría en marcha de inmediato su nuevo proyecto. Acompañado del eterno bajista de Van Halen, Michael Anthony, el ex-miembro de Journey Neal Schon, Dean Castronovo de Extreme y el espectacular guitarrista (pero espectacular hasta decir basta) Joe Satriani, formaría la banda denominada “Planet US”. A pesar de la buena pinta que tenía, apenas sacarían un par de canciones intrascendentes y unas pocas actuaciones en directo, antes de disolverse. En el primer intento, agua.

Después de esto, los hermanos Van Halen intentaría retomar la actividad del grupo, pero todo eran impedimentos. Al marcharse Hagar, el eterno bajista del grupo, Michael Anthony decidiría acompañarle en su nuevo proyecto. Por otra parte, los intentos de acercamiento con David Lee Roth para su vuelta fueron un fracaso y finalmente tuvieron que decantarse por buscar un nuevo solista.

400full-gary-cherone

Por aquel entonces compartían manager con la banda “Extreme”, que también andaban a la gresca, y finalmente llegaron a un acuerdo con su vocalista, Gary Cherone, para que se convirtiera en el solista del grupo. Con él a las voces publicarían en 1998 “Van Halen III”, un disco que no tendría demasiadas ventas y al que su público daría la espalda. Aún así, el primer single de este trabajo, “Without You”, llegaría al número uno.

Si soportar la alargada sombra de David Lee Roth era difícil, añadirle el peso de la de Sammy Haggar ya era demasiado, por lo que el paso de Chicone por Van Halen fue efímero e inmediatamente olvidado. De hecho, en los recopilatorios que el grupo iría publicando desde ese momento hasta nuestros días solamente aparecerían temas interpretados en las épocas de los dos primeros y ninguno del ex-componente de Extreme. Queda todo dicho.

Los problemas se sucederían uno tras otro y el grupo entraría en un largo silencio que se prolongaría hasta el año 2004. Eddie tuvo que superar un cáncer de lengua que le afectaría también a la garganta y tuvieron que afrontar enfrentamientos en los tribunales con David Lee Roth que les había demandado judicialmente en varias ocasiones. Un auténtico calvario.

De todas maneras, con Van Halen lo de “amores reñidos son los más queridos” funciona a la perfección. En el año 2004 llegaría un nuevo recopilatorio, titulado “Best Of Both Worlds”, en el que aparecerían otros tres temas inéditos a cargo de la garganta de Sammy Hagar, anunciando su regreso y el de Michael Anthony a bombo y platillo e iniciando una nueva gira.

Sinceramente, los tres temas nuevos de este recopilatorio no son nada del otro mundo, a mi modesto entender, y quedan bastante lejos de lo que se podía esperar de ellos. Quizás la balada “Learning To See”, sea el más destacable.

De cualquier modo, su público no se había olvidado de ellos y la gira fue un tremendo éxito. Sin embargo la relación de Hagar con los Van Halen seguía muy deteriorada y tras terminar la misma volverían a separar sus caminos.

En 2007 lo intentarían de nuevo, pero esta vez con la compañía de David Lee Roth. Nueva gira y en esta ocasión el bajo correría a cargo del hijo de Eddie Van Halen, Wolfgan. Todo quedaba en familia. Tras constantes anuncios de un nuevo disco que no acababa de llegar, habría que esperar hasta el año 2012 en el que saldría al mercado “A Different Kind Of Truth”, anunciándose una nueva gira que quedaría suspendida finalmente y con David Lee Roth nuevamente fuera de la banda.

La canción más destacada del que sería el último trabajo de la banda (hasta el momento) es “Tattoo”, con un videoclip en blanco y negro en el que se hace evidente el estrago que el tiempo hace con los cuerpos, la robustez del Wolfgang Van Halen y como la larga melena de David Lee Roth era ya historia.

Con Van Halen ya prácticamente fuera del mercado, Sammy Hagar continuaría en escena con algunos proyectos nuevos. Primero, y acompañado de su siempre fiel Michael Anthony formaría The Waboritas, un grupo con el que saldría de gira e interpretaría sus temas de siempre.

Entre los años 2009 y 2011, formaría una superbanda con el propio Anthony, su gran amigo Joe Satriani y el batería de los Red Hot Chili Peppers Chad Smith. El grupo lleva el nombre de “Chickenfoot” y ha publicado tres discos: “Chickenfoot”, “Chickenfoot III” y “Chickenfoot LV”.

El grupo no está demasiado bien promocionado pero os podéis imaginar que con semejantes “bichos” entre sus componentes su calidad es evidente. Os dejo, uno de sus temas, “Sexy Little Thing”.

Está claro que en el caso de Van Halen hay quienes son del equipo de Roth y quienes lo son del equipo de Hagar, pero lo que queda claro es que ambos son equipos ganadores y que se trata de una de las bandas de hard-rock americanas de mayor trascendencia en el mundo de la música. Solamente espero que a mi amigo “Maligno”, le haya gustado la entrada de hoy. Espero con ansias sus opiniones.

Y el postre, como simpre, llega de la mano de “Esencia de Trementina”. Nuestras chicas no paran y cada vez son más famosas, recibiendo encargos de cuadros para adornar las paredes de las casas de sus seguidores.

Hoy nos traen un nueva técnica. Un bodegón realizado a carboncillo, una barra de carbón vegetal seca ideal para dar a los dibujos profundidad y marcar las sombras de figuras y objetos.
Como el trazo que se realiza queda a veces muy marcado, se suele difuminar con los dedos, un trapo o con un difumino las zonas donde quiere darse más luz o más volumen lo que hace que los objetos no queden planos.

12694763_1700771623500313_3368364765603398605_o

https://esenciadetrementina.wordpress.com/

https://www.facebook.com/esenciadetrementina/

Esto es todo por hoy. Hasta la próxima Graminoleños.

JUAN JOSÉ GOMARIZ

Anuncios

2 pensamientos en “VAN HALEN

  1. maligno65

    Genial una entrada genial. Y si encima nombras a Steve Perry, ya no hay mucho más que decir. Yo siempre elegiría a David como componente de un grupo y a Sammy como vocalista individual, aunque siendo tan buenos funcionarían igualmente. Tienes toda mi admiración y confirmación, una entrada Genial, por eso te sigo………….porque molas………..jajajajaja

    Me gusta

    Responder
    1. graminola Autor de la entrada

      Gracias campeón. La verdad es que cada uno de ellos tiene su punto. David el punto gamberro y Sammy un poco más profesional, pero con ambos y con lo que les rodeaba era fácil triunfar. Y al filo de lo que comentas, fíjate que incluso los dos llegaron a salir juntos de gira durante unos meses. Me alegro que te haya gustado.

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s