GENESIS – PARTE II (ÉPOCA DE PHIL COLLINS)


GENESIS COLLINS

Hola Graminoleños.

El pasado lunes dejábamos la narración de la historia de Genesis justo en el momento en el que Peter Gabriel decidía abandonar el grupo. Hoy retomaremos el tema desde ese punto para contar la época más gloriosa de esta banda con el liderazgo de Phil Collins. Si con Gabriel lograrían el reconocimiento mundial y romperían múltiples barreras, con Collins le darían una patada a la puerta y arrasarían con todo. Vamos a ello.

Tras la marcha de Peter Gabriel en 1975, los otros cuatro miembros del grupo se pondrían manos a la obra en su intención de continuar con su carrera. Pese a los constantes rumores de separación definitiva, ellos no arrojarían la toalla. Mientras en los medios especializados se hablaba de Genesis en pasado y como un producto ya acabado, ellos probaban diariamente candidatos a suceder al cantante del grupo, un trabajo innecesario porque ese cantante lo tenían en casa.

No acababan de encontrar a nadie que les convenciera y estaban cerca de arrojar la toalla cuando Phil Collins decidió ponerle voz a un par de las canciones que deberían ser incluidas en su siguiente disco. Nada más escucharle, sus compañeros se darían cuenta de que la búsqueda de cantante solista había finalizado, Collins era el perfecto sucesor de Gabriel.

De esta manera en 1975 llegaría el primer disco de Genesis sin Peter Gabriel titulado “A Trick Of The Tail”, un trabajo que puede considerarse el disco del cambio y en el que romperían con bastantes de las costumbres de sus inicios.

Uno de los prinicipales cambios afectaría a la duración de sus canciones que se vería bastante reducida, lo que llevaría consigo que por primera vez en su carrera Genesis realizaría varios vídeos promocionales de sus temas. El primero de esos videoclips sería el correspondiente a su “A Trick Of The Tail”.

 

Este primer disco de la “Era Collins” pillaría con el pie cambiado a todos los críticos especializados que estaban convencidos de que sin Peter Gabriel el grupo tendría muy poco recorrido. Sin embargo lograrían un éxito rotundo, el habitual en Inglaterra y el resto de Europa y se convertiría en su trabajo más vendido hasta ese momento en Estados Unidos.

Sin duda alguna los videoclips promocionales ayudarían a que su música fuese más conocida y llegase a más gente, como sucedería con “Robbery, Assault And Battery”, otro de los temas destacados del disco.

 

Tras demostrar a los críticos que había Genesis tras la marcha de Peter Gabriel, en el año 1976 llegaría su siguiente trabajo titulado “Wind & Wuthering”, un disco que supondría un nuevo y definitivo movimiento en lo relativo a sus componentes.

Con las nuevas atribuciones vocalistas de Phil Collins dentro de la banda, no tuvieron más remedio que contratar a un nuevo batería, aunque solamente para los conciertos ya que a la hora de grabar los discos esa función seguiría ejerciéndola él mismo. El elegido no sería otro que el batería de “Weather Report” Chester Thompson.

Pero el cambio más notable llegaría con la marcha del grupo tras la gira de presentación de este trabajo de Steve Hackett, que consideraba que su protagonismo estaba siempre por debajo del de sus tres compañeros, aunque seguiría colaborando con ellos en distintos proyectos. Vamos que su salida sería de buen rollito.

A partir de ese momento, Collins, Banks y Rutherford serían los encargados de grabar los discos en el estudio ellos tres solos, procediendo a contratar los músicos necesarios para cada uno de sus conciertos. Genesis se convertía desde este momento en un trío.

En lo estríctamente musical, Genesis continuaría con su acercamiento a más público iniciado con su anterior trabajo. Por primera vez en su carrera, uno de sus temas iba a ser escuchado en las emisoras de radio tipo los cuarenta principales, con lo que ya todo el mundo los conocía. Y la espuma seguía subiendo. La canción en cuestión llevaba el título de “Your Own Special Way”.

 

La impresión que daba es que estaban siguiendo una estrategia de acercamiento a un público mayoritario y que su objetico era en convertirse en uno de los grupos de referencia en poco tiempo. A pesar de que los que añoraban los tiempos de Peter Gabriel siempre dejaban correr rumores de separación, lo cierto es que esa estrategia iba a surtir efecto en poco tiempo.

El siguiente paso lo darían con la publicación en 1978 de “And Then There Were Three”, un título que hacía alusión a la composición actual del grupo. Con este disco daría un giro en su manera de hacer música, alejándose un tanto del rock progresivo y sinfónico y acercándose mucho más a un sonido pop-rock. No se equivocarían con este cambio.

Hasta ese momento, su mercado preferente había sido Europa porque tradicionalmente Estados Unidos se le había resistido. Las cosas cambiarían a partir de ahora, ya que con este disco entrarían bien colocados en la listas norteamericanas, logrando incluso que una de sus canciones consiguiera por primera vez ser número uno en USA. Esta canción llevaba el título de “Follow You, Follow Me”.

 

Con estos cambios a la hora de crear sus discos, con canciones más cortas y un sonido menos grandioso pero que llegaba a más “paladares” iba a llegar la época de mayor gloria del grupo. Los años 80 se acercaban irremisiblemente y en ellos, Genesis iban a cobrar un protagonismo absoluto.

Pero antes, en el año 1979, iba a llegar el que iba a ser su primer éxito multitudinario y mundial: “Duke”. Un disco en el que se alternaban canciones de la antigua escuela con un sonido sinfónico total y en el que los instrumentos destacaban sobre las voces, junto con temas más cortos, menos grandilocuentes pero que se convertirían en éxitos indiscutibles.

“Duke” sería número uno en todo el mundo y puede considerarse como el salto de categoría que les faltaba. A partir de ese instante su éxito sería total y sus críticas inmejorables. No era de extrañar con temas como este “Turn It On Again”, una canción que mezcla el sonido de su primera época con los arreglos y variaciones introducidos en sus últimos trabajos. Sin duda alguna, uno de sus temas estandarte.

 

Muchos pensarán que tras la marcha de Peter Gabriel, y a pesar de la evolución que se había producido en el grupo, sus actuaciones en directo deberían ser más aburridas. Nada más allá de la realidad. Cierto es que desaparecieron los disfraces, el maquillaje y la teatralidad, pero la figura de Phil Collins llenaba el escenario y de que manera. Sus solos de batería eran espectaculares y entre canción y canción charlaba con el público e incluso gastaba bromas o contaba chistes. Era otro estilo pero nadie salía insatisfecho de sus conciertos.

Además, ahora no solamente vendían bien sus larga duración, sino que los singles que se iban publicando también tenían una gran aceptación entre el público, como sucedería con otro de los temas de este trabajo de título “Misunderstanding”. Ya eran un grupo a la usanza habitual.

 

El engranaje de su maquinaria funcionaba a estas alturas a la perfección, llegando en 1981 la publicación de un nuevo disco que les encumbraría definitivamente. He de reconoceros que yo descubrí a Genesis con la publicación de este disco. Tenia tan sólo quince años y cuando escuché “Abacab” por primera vez, noté una sensación de quedar envuelto en un sonido mágico. Aún ahora, cada vez que lo escucho tengo sensaciones similares. Escuchad el tema principal y me contáis vuestra opinión.

 

Una de las claves de su éxito radicaría en que sabían ir evolucionando con el paso de los años. En este disco introducirían por primera vez sintetizadores y la caja de ritmos se alternaría con la batería. Estas innovaciones junto a su sonido habitual llevarían a “Abacab” a un triunfo total en todo el mundo.

Otro de esos temas mágicos que contiene este disco, como os habréis dado cuenta es uno de mis favoritos, sería “No Replay It All”, una delicia para los sentidos.

 

Pero el año 1981 nos depararía otro acontecimiento relacionado con el grupo. Éste sería el año en el que Phil Collins comenzaría a alternar su carrera en solitario con la de su grupo de siempre. De su carrera como solista ya os hablaré la semana que viene, pero lo cierto es que desde este momento fue irremediable que en algunos momentos el sonido de algunos temas de Genesis sonaban mucho a lo que Collins componía como solista, sobre todo con los temas más tranquilos.

Esto que os cuenteo puede apreciarse perfectamente en la balada incluída en “Abacab” titulada “Man On The Corner”.

 

El fenómeno Genesis no paraba de crecer. Sus discos se vendían como rosquillas, su fama iba a más y sus conciertos colgaban el no hay billetes, teniendo que ampliar algunos días en algunas de las ciudades por las que pasaban sus giras. Y el globo se inflaba cada vez más.

De esta manera llegaría en el año 1983 la publicación de su album titulado “Genesis”, un disco al que sus más fieles seguidores llaman “Shapes” para diferenciarlo del nombre del grupo. Como rera de esperar iba a logar un éxito grandioso, llegando al número uno tanto en Europa como en Estados Unidos.

Además, en esos momentos se atrevían con todo y eran capaces de incluir en sus discos temas que no sonaban a Genesis pero los convertían en éxitos de igual manera. Podría decirse que este disco sería el que acabaría de camelar y convencer a los que no les gustaban. No hay más que escuchar el primer single publicado: “That’s All”.

 

Otra de las costumbres que se repetiría desde estos momentos y hasta el final de su carrera sería la publicación como single de al menos una balada. Como os comentaba antes en el caso de “Man On The Corner” de “Abacab”, estos temas más melódicos y tranquilos llevaban un sello inconfundible con el sonido made in Collins. Con “Mama” se repetía la historia. Esa caja de ritmos me suena al tema más emblemático del batería en solitario … No adelantemos acontecimientos, esto os lo contaré cuando hable de su carrera post-Genesis, pero la mayoría ya sabéis a que canción me refiero ¿verdad?

 

Cuirosamente, el disco que lleva precisamente el título de “Genesis” es el que más se aleja del sonido puramente “Genesis”, pero aún así su éxito sería total y, como ya os he dicho, uniría a su causa a un público que hasta ese momento había sido un poco reacio a considerarlos como uno de sus grupos favoritos. Podría decirse que desde ese instante el grupo de Collins, Banks y Rutherford pasaría a ser el favorito de muchísimos aficionados a la música.

Todo esto se confirma en otro de los singles publicados de este trabajo. Se trata de “Illegal Alien”, una canción cuanto menos … distinta.

 

Desde este instante empezarían a distanciar las publicaciones de sus nuevos trabajos. Por un lado porque el éxito les hacía emprender giras larguísimas y la publicación de numerosos singles estiraban mucho el tiempo en el que el correspondiente disco seguía triunfando y por otro por la simultaneidad de los discos tanto de Phil Collins en solitario como de Mike Rutherford con sus Mechanics. Las cosas habían cambiado radicalmente en este aspecto.

Habría que esperar pues hasta el año 1986 para la publicación de un nuevo disco que, a la postre se convertiría en el más éxitoso de su carrera y que les encumbraría definitivamente. Cuando publicaron sus primeros trabajos con Peter Gabriel todavía en el grupo no podrían ni imaginar la trascendencia que tendrían el futuro y las cifras de ventas que manejarían con la aparición de este disco.

Por supuesto me estoy refiriendo a “Invisible Touch” y sirva como carta de presentación la canción que dan nombre a este álbum.

 

El disco fue un éxito espectacular. Batieron todos los records de ventas, se publicaron hasta cinco singles del mismo, todos ellos top 5 en las listas europeas y norteamericana y su gira se alargaría hasta los dos años. Musicalmente hablando, este trabajo de Genesis se convirtió en el acontecimiento del año 1986.

En él se van alternando canciones más “potentes” con baladas románticas ideales para esos momentos en pareja. Entre estas últimas se encontraría el tema “Tonight , Tonight, Tonight”, otro de sus clásicos, otro de sus grandes éxitos.

 

Esa especie de solapamiente entre la música que en aquel momento hacía Phil Collins en solitario con la que realizaba con sus dos amigos en Genesis de la que ya os he venido hablando en el día de hoy, se haría bastante evidente una vez más en otra de las baladas del disco, que también sería publicada como single y que también sería un grandísimo éxito en todo el mundo.

El tema del que os hablo es “In Too Deep”, a mí me encanta y suena así de bien.

 

He querido dejar para el final la canción que a mi modesto entender es la más espectacular de este trabajo, tanto musicalmente hablando como por el videoclip que sirvió para promocionarla. Me estoy refiriendo a “Land Of Confusion”.

Es sin duda alguna el tema más rockero y potente y viene adornado con un espectacular videoclip en el que aparecen los mandatarios políticos de la época y los propios miembros de Genesis interpretados por los giñoles de “Spitting Image” que alcanzarían una grandísima popularidad televisiva en los años ochenta. Además, la canción tiene su crítica social a esos mandamases y las confusiones que organizan, ya me entendéis. Disfrutad del oído y echaros algunas risas.

 

Habría que esperar hasta el año 1991 para poder saborera un nuevo disco de Genesis. El listón había quedado bastante alto con “Invisible Touch”, pero no iban a defraudar. “We Can’t Dance” se convertiría en todo un éxito mundial y uno de los discos más vendidos del año. Habían vuelto a dar en la tecla.

El primer single de este disco sería su estelar “No Son Of Mine”.

 

En este disco podría comprobarse como el protagonismo de Phil Collins era cada vez mayor. A estas alturas de su carrera todo el mundo pensaba que Genesis era el grupo de Phil Collins, pasando Rutherford y Banks a un segundo plano. Parecía que la historia volvía a repetirse tras la experiencia de los inicios con Peter Gabriel.

Otro de los temas destacados de este disco se haría bastante popular gracias al videoclip que lo acompañaba. Se trata de “I Can’t Dance”, en el que los tres miembros del grupo salen muy trajeados realizando un baile un tanto extraño y mecánico y un espectacular sonido eléctrico de guitarras. Seguro que lo recordaréis.

 

No podía faltar tampoco el baladón de turno. Este era sin duda otro de los síntomas del gran protagonismo adquirido por Phil Collins en los últimos años. Casi todas las grandes baladas que incluían sus discos estaban compuestas por él. En esta ocasión nos dejaría este “Hold On My Heart”.

 

Pero no sólo el protagonismo de Collins era en el tema de componer e interpretar sino que iba más allá. El sonido de su batería cada vez era más poderoso, el estilo de música cada vez más cercano al que desarrollaba en solitario y en los videoclips de promoción de las canciones sus dos compañeros aparecían casi como figurantes. A pesar de su baja estatura, su sombra era bastante alargada.

Todo lo que cuento podemos comprobarlo en otro de los singles de este trabajo, el titulado “Jesus He Knows Me”.

 

Una cosa empezaba a ser bastante evidente, las cosas ya no eran como antes. Phil Collins empezaría volcarse con mayor intensidad en su carrera en solitario, que no le iba nada mal, y empezaron a pasar los años sin noticias de que Genesis tuvieran intención de encerrarse de nuevo en el estudio de grabación.

Muy sintómatico sería que tras “We Can’t Dance” en el año 1991 solamente aparecieran en el mercado dos discos suyos grabados en directo, nada de material nuevo. Finalmente, en el año 1996, Phil Collins anunciaría su marcha del grupo de una manera muy parecida a la utilizada años atrás por Peter Gabriel. Ni un reproche, ni una mala palabra hacia sus excompañeros y con una cordialidad total permitiéndoles que ellos continuaran su camino con el nombre de Genesis. Peter y Phil, dos auténticos caballeros.

Como sucediera por aquel entonces, nadie apostaría por la continuidad del grupo y todo el mundo, incluidos sus fans más acérrimos, pensarían que Genesis ya eran historia. Sin embargo, unos meses más adelante, ya en 1997, llegarían los últimos coletazos. Rutherford y Banks no estaban dispuestos a arrojar la toalla y se pondrían una vez más manos a la obra con el fin de encontrar un nuevo vocalista.

El elegido sería Ray Wilson y con él ya integrado en la banda publicarían “Calling All Stations”, el que iba a convertirse en el último disco de Genesis y, entonces sí, la disolución definitiva del grupo. Sobrevivieron a la marcha de Gabriel, pero la de Collins sería definitiva.

Ray-Wilson-Net-Worth

La carta de presentación de este nuevo proyecto sería la canción “Congo”, un tema que suena totalmente distinto a cualquier cosa hecha con anterioridad y que tendría una acogida bastante discreta. Como veremos a continuación, todo el disco en sí fue bastante discreto.

 

El disco estaba plagado de medios tiempos y poca música poprock. Si en los últimos tiempos muchas de las canciones de Genesis sonaban muy parecidas a las de Phil Collins en solitario, con éste fuera del grupo, ahora se parecían bastante a las de “Mike & The Mechanics”, por lo que el regustillo que quedaba era el de que Genesis se había quedado sin sonido propio. Como era de esperar, el fracaso llegaría.

Otro de los temas “destacados” del disco sería “No About Us” y como os digo si cerráis los ojos, escucháis la canción y os imagináis la voz de Paul Carrack en lugar de la de Ray Wilson, pensarías que os habéis comprado un disco de Mike & The Mechanics”.

 

Lo cierto es que mientras Phil Collins llenaba estadios en sus giras, vendía discos como rosquillas y sus temas copaban las listas de ventas de medio mundo, sus compañeros de Genesis, con su nuevo vocalista, tuvieron que cancelar la gira que tenían prevista por Estados Unidos por el bajísimo ritmo de venta de entradas. Estaba claro que la fórmula no funcionaba y tras la publicación de este último disco, esta vez sí, Genesis ya eran historia.

Y hasta aquí llega la historia de Genesis propiamente dicha. En las próximas dos entregas de “La Graminola” abordaré las carreras en solitario tanto de Peter Gabriel como de Phil Collins. Está claro que para gustos colores y que las etapas del grupo con cada uno de ellos a la cabeza son bastante diferentes la una de la otra. La época de Gabriel más grandilocuente y teatral, hecha para paladares más selectos y la de Collins más comercial y exitosa. Si me preguntáis por mis preferencias os diré que es como cuando a un niño se le pregunta si quiere más a papá o a mamá, tengo sentimientos encontrados, pero si he de mojarme me quedaría con la época de Genesis con Phil Collins a la cabeza y con la carrera en solitario de Peter Gabriel. ¿Y vosotros?

En lo que no es necesario escoger es en el caso de admirar buenos cuadros, nos quedamos con los de las chicas de “Esencia de Trementina”. En su último artículo nos cuentan como en los últimos cinco meses están perfeccionando su técnica de pintar con acuarela, una técnica extremadamente rápida que deja margen para muy pocos errores y que en la mayoría de los casos son incorregibles. Además hay que medir cuidadosamente el volumen de agua que se echa ya que se corre el riesgo de que se abombe el papel si te excedes o se quede cortado en el caso de no llegar.

Mientras siguen practicando esta técnica nos dejan otro maravilloso cuadro al óleo, su técnica preferida.

OLEOHIHI

https://esenciadetrementina.wordpress.com/

https://www.facebook.com/esenciadetrementina/?fref=ts

Esto es todo por hoy, Graminoleños. Ya sabéis nos vemos el próximo lunes deleitándonos con la música de Peter Gabriel en solitario. El que falte necesitará justificante.

JUAN JOSÉ GOMARIZ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s