DEF LEPPARD


DEF LEPPARD

Hola Graminoleños.

“La Graminola” se nos vuelve rockera en el día de hoy gracias a una de las bandas más carismáticas y exitosas del hard rock de los años 80. Con todos vosotros, los grandísimos Def Leppard, un grupo con algunos altibajos, algunas tragedias y una historia espectacular en la persona de su batería Rick Allen.

Los británicos Def Leppard pasan por ser el grupo que acercaría el hard rock y el heavy metal a las emisoras de radio y, por consiguiente, lograr que llegara a más gente. Sus principios datan del año 1977 cunado Rick Savage, Pete Willis y Tony Kenning formarían un grupo al que le pondrían el nombre de Atomic Mass, uniéndose prácticamente de inmediato a ellos Joe Elliott, auténtico líder del grupo.

En el año 1978 publicarían un EP que contendría el que puede considerarse como su primer éxito “Getcha Rocks Off”. Para ese momento se habían producido los primeros cambios en su composición con la marcha de Tony Kenning, siendo sustituido por Steve Clark, habiendo tomado ya su nombre habitual, aunque en un principio eligieron el de Deaf Leopard, finalmente optarían por Def Leppard. Suena mejor claramente.

Este tema podría decirse que les pondría en órbita y en el camino de lo que iban a conseguir a lo largo de su carrera, convertirse en el grupo de rock duro británico más popular hasta la irrupción de Iron Maiden.

En este momento les llegaría la oportunidad de grabar su primer disco, para lo que unirían al grupo al batería Rick Allen. Como os comentaba al principio la historia de Allen es muy peculiar, sobre todo por dos circunstancias. La primera de ellas es que entraría a formar parte del grupo cuando contaba únicamente 15 años de edad, algo espectacular. La segunda … esa os la cuento más adelante porque es todavía más espectacular.

Ese primer disco llegaría en el año 1980 bajo el título de “On Trough The Nigt”, logrando muy buenas críticas y mostrando al público británico seguidor del heavy metal o el hard rock que se estaba fraguando una banda importante.

Sin embargo, el primer encontronazo con sus seguidores llegaría pronto. Ellos eran conscientes de que el mercado norteamericano era primoldial para convertirse en un gran grupo, por lo que con el primer single que se publicaría de este primer trabajo, titulado “Hello America”, quisieron hacerle un guiño a los angloparlantes del otro lado del Atlántico, algo que a sus fans británicos no les gusto demasiado, aunque la sangre no llegaría finalmente al río.

Como puede comprobarse, su sonido en los principios de su carrera es duro y potente hasta decir basta, como pude apreciarse también en otro de los temas destacados de su álbum de debut, titulado “Rock Brigade”. Posteriormente irían puliendo poco a poco su forma de hacer música hasta convertirse en una de las mejores bandas de rock de los años 80.

En el año 1981 llegaría su segundo trabajo, titulado “High ‘N’ Dry”, que contedría entre sus temas uno que marcaría un hito en la historia del heavy, ya que su videoclip sería el primero de una banda especialista en este género en ser emitido en la MTV, algo que por aquel entonces era como recibir el certificado de aptitud para triunfar en el mundo de la música. Su título “Bringin’ On The Heartbreak”.

Siempre se ha dicho que no hay nadie que interprete mejor una balada que un grupo de rock duro. Evidentemente este tema lo confirma. Además, esta canción puede considerarse como el auténtico pistoletazo de salida de Def Leppard hacia la cima del éxito.

Curiosamente, la canción de este disco que recibiría mejores críticas, concretamente “High ‘N’ Dry (Saturday Night)”, no sería publicada como single. Pese a ello, está considerada por los críticos como una de las mejores canciones de su carrera y una de las grandes creaciones del hard-rock.

Paso a paso se iban abriendo camino en el mundo de la música y cada vez llegaban a más público. Con su siguiente disco, que aparecería en el año 1983, darían el salto definitivo al estrellato.

Su nuevo trabajo llevaría el título de “Pyromania” y es considerado como un clásico del hard rock. Sus ventas serían tremendas, ocupando el número uno tanto en las listas europeas como norteamericanas, y contiene una de esas canciones que se termina convirtiendo en un auténtico himno de un grupo. Me estoy refiriendo a “Photograph”.

Este disco contaría con una novedad en la composición de la banda. Phil Collen se convertiría en nuevo guitarrista del grupo ya que Pete Willis, uno de sus fundadores sería prácticamente despedido por sus continuos problemas con el alcohol. Como comprobaremos más adelante no sería éste el único jugueteo de algún miembro del grupo con ciertas adicciones, alguna de las cuales terminaría de manera trágica.

Lo cierto es que aunque no habían perdido su esencia de rock duro, sí habían dulcificado un tanto el sonido de sus guitarras. Sonaban muy potentes pero cada vez llegaban a más público. Prueba de ello sería la gran aceptación que tendría otro de sus temas, “Rock Of Ages”, con el que encandilarían tanto a sus habituales seguidores como a otros que se iban subiendo al carro. Por cierto, este tema sería el primero que entraría en las listas de éxitos de nuestro país.

Otro de los temas destacados de este disco estaría dedicado a una de esas figuras emblemáticas del oeste americano, “Billy El Niño”. Es curioso como muchos grupos de rock han cantado las gestas de este y otros bandidos de esa época. Sin ir más lejos, el mismísmo Jon Bon Jovi sería el responsable de la banda sonora de la segunda entrega de “Arma Joven” que narraba sus andanzas. El tributo de Deff Leppard hacia su figura llevaría el título de “Billy’s Got A Gun”.

Como no podía ser de otra manera no podía faltar tampoco la balada rompedora típica de las grandes bandas de hard rock. En este caso vendría de la mano de un tema lento en su inicio pero que cuenta con una parte central verdaderamente potente. Su título: “Foolin'”.

Con este disco podría decirse que la semilla del éxito estaba sembrada. Ahora había que hacerla crecer y ellos eran conscientes de ello. Por ese motivo pondrían muchísimo esmero en la grabación de ese nuevo disco que tenía que ser el que les encumbrara. Sin embargo el destino les jugaría una mala pasada y ese salto a la cima tendría que esperar unos cuantos años.

Ya os he comentado que el batería del grupo, Rick Allen, es uno de los casos más peculiares de la historia del rock. En primer lugar por su precocidad, ya que ingresaría en el grupo cuando únicamente contaba con quince años, aunque lo más extraordinario estaba por venir.

Nada más terminar la gira de “Pyromania”, Allen sufriría un accidente de tráfico en el que perdería un brazo. Evidentemente para alguien que toca la batería esa lesión debería haber sido definitiva. Pues bien, no sería así, ya que aunque tardaría cuatro años en recuperarse definitivamente, no abandonaría su carrera y se convertiría en el primer batería de una banda de primer nivel que tocaría con un sólo brazo. Impresionante.

Igual de impresionante sería que sus compañeros decidieran esperar a su retorno para grabar su nuevo disco. Cualquier otra banda habría decidido introducir a un sustituto y cuando llegara la recuperación ya se vería. Ellos no se precipitaron y esperaron hasta el año 1987 para publicar “Hysteria”. La espera merecería, y mucho, la pena.

El primer sencillo que publicarían de este disco ya mostraría el potencial que tenía su nuevo trabajo, aunque solamente era el principio porque lo mejor estaba por llegar. Su título, “Animal”.

El disco sería número uno absoluto y arrasaría en cuanto a ventas. Batirían todos los récords en lo relativo a éxito, semanas en el número uno y discos vendidos por una banda de hard-rock, aunque muchos de sus habituales seguidores se sentirían un tanto descorazonados porque pensaban que se habían dulcificado en exceso.

Dulcificados o no, el disco está repleto de buenísimas canciones y de un tema que para mí es auténtico caviar iraní. Es la canción de toda su trayectoria que a mí particularmente más me gusta y creo que es una de las mayores genialidades de la historia del rock. “Hysteria”, con ese riff de guitarra inicial que lo envuelve todo, lo atrapa todo, lo es todo.

El disco fue grabado con una tremenda minuciosidad y una espectacular producción. Se habían propuesto que se conviertiera en el “Thriller” del rock y que cada uno de los temas que lo formaban fuera un potencial éxito. Lo conseguirían con creces ya que se publicarían hasta siete sencillos de los cuales seis llegarían al top 20 y uno de ellos, “Love Bites” sería número uno en Estados Unidos. Como suele decirse, se salieron de la tabla. Una vez más una balada encumbaría a un grupo de rock.

A estas alturas de la película, Def Leppard ya se habían convertido en uno de los grupos de referencia de la música rock. Cierto es que ya no eran tan duros como al principio, pero mantenían su contundencia aún en algunas de sus canciones. Además sus conciertos eran espectaculares, nadie quedaba insatisfecho tras presenciar uno de ellos.

Prueba de que no se les había olvidado componer e interpretar canciones contundentes sería otro de los temas destacados de este disco, concretamente el titulado “Armageddon It”.

Como puede comprobarse, cada canción era mejor que la anterior e inmediatamente se disparaba a los primeros puestos de las listas de éxito. Para gustos, colores, está claro, pero a mí personalmente me encanta otro de los temas que sería publicado como sencillo. Después de “Hysteria” me parece el mejor del disco.

Me estoy refiriendo a “Pour Some Sugar On Me”, un tema con un sonido de rock más cadencioso y pesado y en el que el estribillo parece cantado a menor velocidad. Como ya os digo a mí me encanta.

Sus conciertos eran espectaculares, pero más espectacular todavía era comprobar como Rick Allen, a pesar de haber perdido un brazo, era capaz de seguir tocando la batería como un virtuoso. Con una batería adaptada a la que se le incorporaba una caja de ritmos, Rick era capaz de tocar igual que siempre.

RIK ALLEN

Podía decirse que en esos instantes Def Leppard estaba en la Cumbre. Con “Hysteria” habían batido todos los records y se esperaba con muchísima atención su siguiente trabajo. Pese a que prometieron que no tardarían mucho en publicarlo, el destino una vez más les jugaría una mala pasada y volvería a demorar la aparición de un nuevo disco.

La gira de “Hysteria” se alargó más de lo habitual lo que sumado a que querían repetir la minuciosidad a la hora de componer, grabar y producir el nuevo disco ya retrasaría de por sí su publicación, que estaba prevista para el año 1991. Sin embargo a principios de ese año, el guitarrista y líder del grupo Steve Clark fallecería víctima de su adicción al alcohol y las drogas.

La historia fue bastante trágica. Clark había llegado a un estado en el que no se sostenía en pie en los conciertos. El resto de los miembros del grupo intentaron ayudarle por todos los medios obligándole a ingresar en una clínica de desintoxicación y con continuas amenazas de echarle del grupo, algo que realmente ni se les pasaba por la cabeza. Finalmente la terapia no surtiría efecto y en enero de 1991 Steve Clar sería hallado muerto tras consumir drogas y alcohol. Una historia muy vinculada al mundo de la música, desafortunadamente.

El shock de la pérdida del alma máter del grupo dejaría bastante tocados al resto de sus integrantes, por lo que la salida del siguiente disco se demoraría todavía un año más. Por fin, en 1992 saldría al mercado “Adrenalize”, un disco continuista de “Hysteria” en cuanto a estilo, con un sinfin de sencillos publicados, con un grandísimo éxito llegando al número uno otra vez aunque con unas ventas un poco inferiores a su predecesor.

Con el primer sencillo, titulado “Let’s Get Rocked” volverían a conseguir un éxito total y la entrada en el grupo de Vivian Campbell, ex-guitarrista de Dio y Whitesnake, en sustitución de Allen sería triunfal. A mí me encanta.

Algo de culpa de que este disco disminuyera algo sus ventas con respecto a “Hysteria” lo tendría la irrupción en el mundo de la música del “grunge”, algo que como ya hemos visto en otros artículos de “La Graminola” marcaria a muchos de los grupos y artistas que triunfaban por aquella época. Como veremos un poco más adelante, esta circunstancia terminaría por obsesionarles.

De cualquier forma, por mucho grunge que triunfara, canciones como este “Heaven Is” siempre tendrían un hueco en las listas de éxito y en cualquier emisora de radio. Otra grandísima canción.

Una vez más, los puristas del hard-rock y sus seguidores de los primeros tiempos acusaron a la banda de dulcificarse cada vez más. Si a eso le sumamos que nuevamente serían siete los sencillos publicados de este disco entre los que tres de ellos serían baladas, esas acusaciones se harían más notables.

De cualquier modo, con canciones como “Have You Ever Needed Someone So Bad?”, bendita sea la dulcificación.

Su “repentino” gusto por los medios tiempos y las baladas, a pesar de las críticas de sus seguidores más puristas, tendría una acogida bastante buena en general. Ante todo hacían buena música y con estos temas más lentos lograban acercarse a un mayor público, lo que les generaba mejores ventas. Hacían lo que hacía cualquier artista, simplemente, y además lo hacían muy bien como podemos comprobar en “Stand Up (Kick Love Into Motion)”.

Como dicen  en las ferias, no os ofrezco ni una ni dos sino tres baladas por el mismo precio. Así que disfrutemos también de “Tonight”.

A la hora de analizar la composición de este disco hay que tener en cuenta que el mismo se publica poco después del fallecimiento de Steve Clark, por lo que su aire más meláncolico en muchos de sus temas es de entender, aunque no faltan, por supuesto, canciones con el sonido más puro y duro de Def Leppard.

Ese sonido más contundente podemos apreciarlo en otro de los sencillos del disco, concretamente en “I Wanna Touch U”.

Lo que está claro es que la gira tras la publicación de “Adrenalize” sería un rotundo éxito y no tendría nada que envidiarle a la realizada cuantro años atrás con la aparición en el mercado de “Hysteria”. Def Leppard se había convertido ya en una de las bandas de referencia del rock mundial y vendiesen más o menos, sus actuaciones en directo les reportaban grandísimos beneficios.

Prueba de esa espectacularidad que ofrecían en sus actuaciones en directo quedaba palpable en los videoclips de sus temás más rotundos. Casi todos ellos contenían imágenes de la banda en plena actuación, como podemos comprobar en otra de las canciones más potentes del disco, titulada “Make Love Like A Man”.

De lo que no cabía ninguna duda es de que habían vuelto a hacerlo. Habían buelto a lograr un éxito rotundo con un disco, habían vuelto a obtener unas ventas espectaculares, habían vuelto a publicar un sinfín de sencillos del mismo y habían vuelto a ser un fenómeno de masas en su gira. Ahora cabía la duda de si serían capaces de mantener el listón tan alto, y como tantas veces a ocurrido en estos casos, lo cierto es que la respuesta sería que no.

Conscientes de ello, su siguiente disco con material nuevo tardaría cinco años en aparecer. Entre medias publicarían dos recopilatorios y continuarían sus giras de éxito.

El primero de estos recopilatorios aparecería en el año 1993 bajo el título de “Retro Active” y en el se incuirían todas sus caras B remezcladas y dos temas inéditos, uno de los cuales formaría parte de la banda sonora de la película protagonizada por Arnold Schwarzeneger “El Último Gran Héroe” y llevaría el título de “Two Steps Behind”, de nuevo una balada y en esta ocasión con la inédita inclusión de alguna guitarra acústica. Otra vuelta de tuerca.

Por si fuera poco, el otro téma inédito no solamente sería también una balada sino que sería todavía más edulcorada si cabe. Con arreglos orquestales y sonido de violoncello y piano como acompañamiento, “Miss You In A Heartbeat” abriría aún más la caja de los truenos de sus críticos. Evidentemente esto no era hard-rock, ya era otra cosa bastante distinta.

Con críticas o sin ellas, el disco sería un éxito, sobre todo en Estados Unidos donde habían subido en aceptación como la espuma con ese sonido un tanto menos duro, como lo sería “Vault”, recopilatorio de todos los éxitos cosechados hasta la fecha, que aparecería en el año 1995. En esta ocasión no habría ningún tema inédito porque, como podría comprobarse solamente un año después, el grupo iba a dar un nuevo e importante giro a su música.

Como ya os he contado en otros artículos de “La Graminola”, la aparición del grunge a principios de los 90, con Kurt Cobain y sus Nirvana como máximo exponente, causarían algunos daños colaterales en bandas que intentarían acercarse a ese sonido emergente y triunfante, cambiando su estilo musical. Def Leppard no sería una excepción y caerían en esas redes con el sonido de su siguiente disco.

Este disco sería publicado en el año 1996 bajo el título de “Slang” y su giro hacia el sonido de moda es evidente, como podemos comprobar en este “Work It Out”. Claro está también que sus seguidores se sentirían cuanto menos desconcertados.

Pese a que las críticas sobre este disco fueron bastante buenas, lo cierto es que sus ventas fueron discretísimas. Tras una época dorada en la que batieron todos los records habidos y por haber de ventas con sus dos últimos discos de estudio y sus dos recopilatorios, estaba claro que ese acercamiento a un estilo que no era el suyo les pasaba factura.

Si os doy mi opinión, os diré que a mí el disco en general no me hace demasiada gracia. Creo que con él perdíeron la esencia de su música que era la que les llevó a la cima del éxito. A parte de eso, hay alguna canción que podría pasar la criba, como por ejemplo la titulada “”All I Want Is Everything”, una balada que salva de alguna manera los muebles.

Tras esta decepción, estaba claro que en su siguiente disco tendrían que intentar reconquistar a su público. Para ello, dejarían a un lado, de manera momentánea como veremos más adelante, ese guiño al grunge para retomar al sonido rockero de siempre. Pese a ello, éxitos pasados no retornarían.

De esta manera, en el año 1999 aparecería en el mercado “Euphoria”, un nuevo disco con sonido más sólido y rockero que su anterior trabajo pero que tampoco repuntaría demasiado en cuanto a ventas. El tema más destacado de este disco sería “Promises”, que funcionaría bastante bien en los Estados Unidos.

Por supuesto no podía faltar la habitual cita con la balada de turno. En cada disco, de un estilo o de otro, Def Lepaprd siempre ofrecía un par de canciones más tranquilas y lentas, una de las cuales, al menos, acababa publicándose como single. En esta ocasión la elegida llevaría el título de “Goodbye”, aunque, sin ser mala, no tendría la calidad de las publicadas con anterioridad.

El grupo se tomaría entonces un periodo de reflexión, por lo que hasta el año 2002, tres años después, no publicarían un nuevo disco. Su título sería “X”, al tratarse de su décimo larga duración, y lo cierto es que volverían a experimentar con un sonido más comercial y una mezcla entre rock, grunge y otros menesteres que alumbrarían uno de sus trabajos más flojos.

Daba la impresión de que en esos instantes el grupo no encontraba su sitio y su casa discográfica perdería la fe en ellos, por lo que la promoción del disco fue prácticamente inexistente y sus ventas bastante pobres. Aún así daría para publicar algunos sencillos, entre los que podría destacarse este “Now”.

Lejos quedaban los años dorados del grupo, aunque el tirón de sus conciertos no había decrecido ni un ápice, por lo que cualquiera de sus giras era un rotundo éxito. Yo siempre he pensado que cuando un grupo de rock triunfa también con sus baladas, es que está en un gran momento. Si lo que mejor le funcionan son las baladas, ojo que hay peligro. Si lo único que funciona son las baladas, Houston tenemos un problema. En esa situación de emergencia se encontraban en aquellos momentos.

Hacía años que no publicaban un sencillo de los contundentes que se conviertiese en un éxito de inmediato, lo cual era significativo. Algo no funcionaba cuando los temas más destacados de sus últimos discos eran baladas.

Con todos estos condicionantes, estaba claro que podría decirse que estaban “de retirada”, algo que se haría bastante evidente con la publicación de sus dos siguientes discos, una rutina habitual cuando la inspiración no llega y el éxito desaparece.

El primero de esos discos sería un recopilatorio titulado “The Best Of Def Leppard” que se publicaría en el año 2004 y el segundo el típico disco de versiones de otros artistas (Bowie, Roxy Music, THe Kinks, Badfinger, David Essex …) que llevaría el título de “Yeah” y que aparecería en el mercado en el año 2006. Como vemos soluciones muy recurrentes en el mundo de la música cuando la cosa no funciona.

El disco en sí no es nada del otro mundo. Por destacar alguna de estas versiones yo me quedaría con la que harían del clásico de Marc Bolan & T. Rex titulado “20th Century Boy”. La manera de entender la música, por lo menos en sus comienzos, era bastante parecida. Eso sí, yo me quedo con la original.

No arrojarían la toalla y lo seguirían intentando. Sería en el año 2008 cuando llegaría su siguiente disco, titulado “Songs From The Sparkle Lounge” en el que podría decirse que volverían a sus raíces volviendo a abrazar el rock que tantas satisfacciones les había dado en sus primeros años.

Aunque lograrían más éxito que con sus trabajos más inmediatos, seguían estando muy lejos de sus mejores tiempos. De cualquier forma se marcarían una originalidad al interpretar un tema de los más cañeros de los últimos tiempos, con la colaboración del ilustre cantante de country Tim McCraw. El título de este capricho es “Nine Lives” y no está nada mal.

En esta ocasión la promoción del disco por parte de su compañía discográfica sería cuanto menos más lógica, lo que influiría a la hora de obtener unas ventas aceptables aunque no exageradas. Por lo menos no sucedería como con su anterior disco del que mucha gente ni tan siquiera conocía su existencia.

Prueba de este mayor interés a la hora de dar a conocer el disco sería que uno de sus temas serviría de promoción de la NHL, la liga de hockey sobre hielo estadounidense, con lo cual sonaría bastante durante esa temporada. Su título, “C’mon C’mon”.

Tras este disco, los años irían pasando uno tras otro hasta que en el año 2015, como aquel que dice hace dos días, llegaría una doble sorpresa. Por un lado la sorprendente aparicicón en el mercado de un nuevo disco. Por otro la grata sorpresa de su contenido y del resultado final del mismo.

El título del hasta ahora último larga duración es “Def Leppard”, y éste parece ser una declaración de intenciones ya que el disco está repleto de buenas canciones de puro hard-rock recordando la esencia inicial de la banda. Podría decirse que es su trabajo con el sonido más contundente en muchísimos años. No hay más que escuchar uno de sus temas destacados: “Let’s Go”.

Lo cierto es que la contundencia de los temas que conforman el disco no pasaría desapercibida para los amantes del rock más duro y potente, por lo que se convertiría en uno de los discos de hard-rock más vendidos del año y uno de los más destacados por la crítica. Sin llegar al éxito multitudinario de antaño si que es cierto que habían vuelto, cuanto menos, a saborear las mieles del éxito, aunque algo más mesurado.

De esta manera, podría decirse que el tema “Dangerous” es el último sencillo, hasta el momento publicado por Def Leppard, dejándonos un mejor sabor de boca que con sus últimos trabajos y haciéndonos disfrutar a los que siempre nos ha gustado más su étapa más rockera. Así pues deleitémonos con el potente rock del siglo XXI de “Dangerous”.

Y hasta aquí llegamos en el día de hoy. “La Graminola” se ha vestido con sus mejores galas rockeras gracias a la música de una de las bandas más importantes de la historia del rock.

Eso sí no olvidéis que nuestras chicas de “Esencia de Trementina” y sus creaciones también son puro rock & roll.

https://esenciadetrementina.wordpress.com/

Hasta la próxima, Graminoleños.

JUAN JOSÉ GOMARIZ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s