REVÓLVER – PARTE I (LOS COMIENZOS)


Hola Graminoleños.

Hoy vamos a iniciar una serie de cuatro artículos dedicadas a uno de esos artistas cuyo nombre habría que escribirlo con letras mayúsculas. Me estoy refiriendo a Carlos Goñi, conocido artísticamente por el nombre del grupo que le lanzó a la fama, Revólver, y que se ha convertido en una de las bandas de referencie del rock español de los últimos años. Un talento descomunal, una música grandísima y carisma por todos sus poros.

He de reconoceros que Revólver es una de mis bandas favoritas y, posiblemente, el grupo que más me gusta del panorama musical español actualmente. Así que os podéis imaginar que no sería suficiente una sola entrada de “La Graminola” para cantar y contar toda su historia, por lo que lo haré en cuatro capítulos bajo el siguiente guión:

  • Capítulo 1: Los comienzos
  • Capítulo 2: El éxito
  • Capítulo 3: La Evolución
  • Capítulo 4: Conciertos Básicos

Como podéis comprobar, habrá una entrada dedicada en exclusiva a los tres conciertos básicos que se convertirían en tres discos de referencia para la música en directo en acústico. Podría decirse que en esto, también, Carlos Goñi es un pionero. Pero sin más preámbulos … comencemos.

Carlos Goñi nació en Madrid y sus primeros años de infancia los pasaría viviendo en el madrileño barrio de Ventas. Cuando apenas contaba con siete años se tasladaría con toda su familia a vivir a Alicante donde empezaría a interesarse con el paso del tiempo por la música, compaginando estos menesteres con la práctica del balonmano, conviriténdose en un prometedor jugador.

Sin embargo, una inoportuna lesión le apartaría del mundo del deporte, por lo que se centraría únicamente en el de la música, algo que nunca podremos agradecer suficientemente. De esta manera, en el año 1980, junto a sus amigos Manolo “Tronko” y Basilio Montes, quien años después se convertiría en el bajista de cabecera de Ramoncín, crearía su propio grupo al que le pondrían el nombre de “Garage”.

garage

El trío tendría un recorrido bastante corto pero daría para publicar en el año 1982 un EP del que se extraería como single el tema “Quiero Ser Un Bogart”, un tema muy cercano al rock urbano que triunfaba por aquella época.

Carlos Goñi quería más, por lo que en ese instante decidiría iniciar una nueva etapa al amparo de un nuevo grupo. Por aquel entonces, José Luis Macías, teclista hasta ese momento del Grupo Glamour, acababa de abandonar su banda y buscaba con quien inciar una nueva etapa con un sonido un tanto más cercano al rock, ya que con Glamour el sonido que hacían era bastante más cercano al tecno.

La verdad es que el grupo de Macías no había tenido demasiado éxito, pero una de sus canciones, publicada en el año 1981, titulada “Imágenes” tuvo cierto éxito y se hizo bastante popular, convirtiéndose en un de esos himnos de los fans del tecno español.

La unión de las fuerzas de Macías y Goñi daría a luz una nueva banda en el año 1984 que tomaría el nombre de “Comité Cisne” y que puede considerarse como la antesala de la formación de Revólver. Cierto es que no permanecerían juntos demasiado tiempo y que el éxito no les llegaría de manera evidente, pero esos cuatro años de carretera y escenario curtirían a Carlos Goñi para lograr lo que luego lograría.

En el año 1985 publicarían su primer maxi, con “Dulces Horas” como tema estrella, que serviría para ponerles en circulación.

La repercusión de este sencillo no fue demasiado grande pero en Valencia y alrededores Comité Cisne adquiría popularidad suficiente como para que su discográfica en el año 1986 les diera la oportunidad de publicar su primer trabajo, de título “Comité Cisne”.

Aunque el disco no tendría demasiada transcendencia, lo cierto es que podría comprobarse que había madera para construir un buen puente. A mi manera de ver, éste es el mejor disco de los cuatro que publicarían y en él se incluirían dos de los temas que con el paso del tiempo se convertirían en canciones de culto para los rockeros de pro.

Una de ellas llevaría el título de “Morir En El Asfalto” y en ella podemos apreciar ciertas semejanzas con los primeros tiempos de Revólver. Algo normal, claro está.

Pero el tema más conocido de este primer disco, el que se convertiría con el tiempo en el más emblemático de esta etapa de la carrera de Carlos Goñi en Comité Cisne, es este “Balas de Tranquilidad”, una canción en la que puede apreciarse que atrás quedaba el sonido cañero del principio para dar paso a un rock más limpio y puro. Una gran canción.

No tardarían mucho en volver a meterse en el estudio de grabación, con lo que al año siguiente, en 1987, aparecería en el mercado su segundo trabajo, titulado “El Final del Mar”, con el que intentarían despegar definitivamente.

Este disco incluiría otra de las canciones que cuando se habla de Comité Cisne viene de inmediato a la memoria. De hecho, ellos siempre la han considerado como su canción más representativa. Su título: Ana Frank.

Una vez que Goñi iniciara su andadura al frente de Revólver, hemos podido ir comprobando como se desenvuelve con una tremenda comodidad en los medios tiempos y las baladas. En Comité Cisne ya era así, no hay más que escuchar otra de las canciones destacadas de su segundo álbum, de título “Sigue Durmiendo” para comprobarlo.

Su actividad era frenética en ese momento. Estaban convencidos de que estaban muy cerca de empezar a calar entre el público, pero que les faltaba pulir un poco más su estilo, así que no esperarían demasiado tiempo para lanzar al mercado un nuevo disco. Sin embargo, las diferencias entre Macías y Goñi empezarían a surgir y a subir de tono.

El nuevo disco aparecería en el año 1988 y llevaría el título de “Beber el Viento”. Se suponía que tenía que ser el trabajo que les lanzara a la fama definitivamente pero las diferencias a la hora de entender el camino que llevar entre Goñi y Macías no ayudarían demasiado. De cualquier modo, con discusiones o sin ellas, eran capaces de componer e interpretar temas como “María”.

La situación era insostenible en ese momento dentro del grupo, hasta el punto de que Carlos Goñi convocaría una reunión en la que poco más o menos que vino a decir que había que escoger entre él y Macias. Los demás miembros de la banda decidieron no tomar parte por ninguno de los dos y finalmente Carlos Goñi tomaría la decisión de abandonar a los que hasta ese momento habían sido sus compañeros de batalla.

Goñi quería evolucionar hacia un sonido más cercano al rock americano, influenciado por gente como Lou Reed o Bruce Springsteen, mientras que Macías quería acercarse más hacia el sonido de la New Wave británica. Así las cosas estaba claro que debían de separar sus caminos y aunque en el año 1991 Comité Cisne publicarían un nuevo disco, ya sin Goñi, titulado “Instinto”, poco después desaparecerían de la circulación.

Unos meses antes, en 1990, Goñi pondría en funcionamiento su nuevo proyecto, concebido en un primer momento como grupo, pero que con el paso del tiempo se convertiría en “su” proyecto. Señoras y señores, acababa de nacer, por fín, Revólver.

revolver

Junto con Rafael Pico, Sergio Roger y Jorge Lario crearía la que iba a convertirse en una de las bandas más importantes del panorama musical español durante los siguientes años. En ese año 1990 publicarían su primer disco, de título “Revólver”, cuya carta de presentación sería esta magnífica “País del Sur”.

La promoción del disco no fue demasiado buena, por lo que sus resultados de ventas y popularidad no alcanzaron los propósitos de Goñi y los suyos. Pese a ello, por fin había conseguido publicar un disco con la música que él realmente quería hacer.

Aunque Goñi no acabaría demasiado satisfecho con la producción del disco, las críticas de los entendidos fueron bastante buenas, comentando que había que estar atentos a su evolución porque los mimbres de rock & roll que habían creado podrían formar un buen cesto.

El disco contiene también dos temas que en un principio pasaron desapercibidos, pero con la aparición de los “Básicos” se convertirían en grandes éxitos. Uno de ellos sería este “Fuera de Lugar”.

El otro tema es una de esas baladas compuestas al estilo “revólver”, con una letra preciosa y una melodía espectacular. Su título es “Como Único Equipaje”, y su estribillo decía “como único equipaje, quiero que traigas tus labios …”. Así da gusto viajar.

Para abrir boca no estaba nada mal, pero Carlos Goñi quería más, mucho más. Por este motivo se pondría manos a la obra con el objetivo de publicar un segundo disco que le acercara más a ese éxito que parecía estar ahí, muy cerca, pero que siempre terminaba escapándose.

De esta manera, en el año 1992 llegaría el segundo trabajo de Revólver, que llevaría el título de “Si No Hubiera Que Correr”, cuyo primer single sería el tema que le da título y que mostraría que, pasito a pasito, estaban haciendo las cosas muy bien y empezando a ser más populares entre el público.

Las ventas de este segundo disco fueron más que aceptables y su popularidad empezaría a crecer, convirtiéndose en asiduos en radiofórmulas y algún que otro programa televisivo. La producción correría a cargo de Keith Bessey & Nacho Mañó, miembros de Presuntos Implicados, y su mano se dejaría notar en plan muy positivo.

Goñi empezaría a dejar muy claro cual era su música. En este disco podemos disfrutar de alguna de esas baladas tan mágicas que él ha sabido crear durante toda su trayectoria. Una de ellas, la titulada “Esclavo de Tu Amor”, me parece una de las canciones más preciosas de toda su carrera, con una letra maravillosa y una magnífica interpretación.

Pero la canción más destacada de este disco sería otra, aunque ella no lo sabía. Suena muy raro, pero yo os lo explico. Es una canción que sería publicada como single dos veces en el periodo de un año, en distintas versiones y con un gran éxito en ambas ocasiones.

Se trata de “Si Es Tan Sólo Amor”, que es la canción que daría a conocer a Revólver de una vez por todas y que en su versión acústica, incluida en el primero de sus “básicos”, repetiría el éxito, hasta convertirse en uno de sus temas de referencias de sus primeros años de carrera musical.

Además, este disco contiene un tema bastante significativo. Es una canción que no fue publicada como sencillo, pero que podría considerarse como la declaración de intenciones de Carlos Goñi: hacer que su música se convirtiera en nuestra, que sus canciones fueran nuestras canciones.

Yo conocí la música de Revólver precisamente con la publicación de este disco y recuerdo que pude verle en directo en un concierto organizado por Green Peace, junto a otros artistas como Loquillo, Rosendo, Los Secretos, Amistades Peligrosas, Ciudad Jardín y algunos más, en el antiguo Pabellón Deportivo del Real Madrid. Pues bien, en ese concierto, una de las canciones que iterpretaría es de la que os estoy hablando y su título es “Tu Canción”. Por cierto, ese día Carlos Goñi actuó en solitario, sin acompañamiento alguno, toda una premonición.

Gracias a estas canciones, Revólver inciarían su primera gira propiamente dicha, en la que alternaban actuaciones al aire libre a la vieja usanza, con otras en locales de menos aforo y en plan más acústico e intimista. Entonces llegaría la sorpresa.

Mientras que en sus actuaciones en recintos al aire libre tenían buena acogida, aunque sin llegar a ser triunfales, sus conciertos acústicos en recintos pequeños lograban un tremendo éxito que les pillaría por sorpresa. Era curioso ver como las entradas para estos últimos se agotaban inmediatamente y como el público vibraba y se identificaba más con la música de Goñi y los suyos.

Sería de esta manera como surgiría la idea de grabar uno de esos conciertos, acompañados de las voces de algunos de los mejores artistas del momento, y publicarlo como su siguiente disco. Sin saberlo, Revólver iban a conseguir el disco del año y el primer acústico de un artista español en la historia de la música que les lanzaría al estrellato más absoluto.

Pero esa es otra historia que os contaré en las siguientes ediciones de “La Graminola”. Por hoy aquí lo dejamos y ya sabéis que tenéis una cita dentro de unos días con la segunda entrega de los artículos dedicados a Revólver, en el que podremos deleitarnos con la época dorada en la que aparecerían sus canciones más emblemáticas.

Eso sí, mientras esperáis ese momento no olvidéis escuchar buena música y echarle un vistazo a las creaciones de nuestras amigas de “Esencia de Trementina”, que ya están preparando sus pinceles para ofrecernos en breve sus nuevas creaciones tras disfrutar de unas merecedídismas vacaciones.

https://esenciadetrementina.wordpress.com/

Hasta la próxima, Graminoleños.

JUAN JOSÉ GOMARIZ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s