THE BANGLES


bangles

Hola Graminoleños.

La edición de hoy de “La Graminola” está dedicada a un grupo formado íntegramente por chicas, uno de los primeros y más dignos “sucesores” the “The Go-Go’s” (Ver “La Graminola” dedicada a Belinda Carlisle del 10 de agosto de 2016), con un recorrido no demasiado grande pero con un par de discos que fueron un éxito total y un buen puñado de canciones imprescindibles.

El grupo se formaría en Los Ángeles en el año 1981 bajo el nombre de “The Supersonic Bangs” y posteriormente “The Bangs”. Sin embargo debieron volver a cambiarlo dado que ya existía otro grupo llamado así que amenazó con emprender acciones legales contra ellas, por lo que inmediatamente adoptaría el definitivo nombre de “The Bangles”.

La formación incial del grupo correría a cargo de su maravillosa vocalista Susanna Hoffs y las hermanas Debbi y Vicki Peterson, a las que se uniría poco después Annette Zilinskas, publicando su primer sencillo en el año 1982, titulado “Getting Out Of Hand”, todavía bajo el nombre de “The Bangs”.

Casi de manera inmediata, Annette sería sustituida por Michael Steele, procedente de las recién disueltas “The Runaways”, grupo del que si se habla de bandas femeninas podríamos considerar como las auténticas fundadoras de este tipo de grupos y del que ya os hablaré en otro momento, convirtiéndose esta formación en la defintiva a partir de ese instante.

Así las cosas, en el año 1984 saldría al mercado su primer trabajo, titulado “All Over The Place”, en el que el grupo se acercaría más a las ráices del pop abandonando de algún modo su sonido “rock garaje” de sus inicios, buscando acercarse a un mayor número de fans, aunque el resultado no sería el esperado en cuanto a ventas.

A pesar de ello, el disco incluiría un par de canciones destacables que les darían a conocer al público en general, como por ejemplo este “Hero Takes A Fall”.

Aunque el reconocimiento no les llegaría con este primer disco, lo cierto es que les serviría para darse a conocer y, como suele decirse, a ponerse en circulación, lo que les llevaría a actuar como teloneras de artistas como Cyndi Lauper o Huey Lewis & The News que por aquel entonces gozaban de un espectacular éxito.

Estas actuaciones en directo como grupo secundario haría que su popularidad empezara a ser cada vez mayor y sus canciones fueran más conocidas. De esta forma, otro de los temas del disco, “Going Down To Liverpool” lograría hacerse un hueco en las radio-fórmulas norteamericanas y de esta manera The Bangles empezarían a abrise camino en el panorama musical. Era el principio de su camino hacia el éxito.

Sería ése el momento en el que un artista consagrado, de los grandes, se fijaría en ellas y les propondría escribirles una canción. Por supuesto que la respuesta fue afirmativa y The Bangles se encontrarían con su primer éxito, encaramándose al número uno de las listas norteamericanas y adentrándose en el mercado internacional. Ya habían llegado y lo hacían para quedarse.

El artista del que hablo es, nada más y nada menos, que el mismísimo Prince, que escribiría la que puede considerarse como canción estandarte de The Bangles, titualda “Manic Mondays” y que sería el primer single de su segundo disco, de título “Different Light” y que sería publicado en el año 1986.

Este nuevo disco sería un auténtico éxito y está considerado como el mejor de su carrera. Mucho más elaborado, con un sonido mucho más personal y una total compenetración entre todas las componentes de la banda que ofrecían unas espectaculares actuaciones en directo.

El segundo sencillo que se publicaría de este disco seguiría la misma línea tanto en cuanto a sonido como en cuanto a éxito. En “If She Knews What She Wants”, podemos disfrutar de la voz de Susanna Hoffs y los coros armónicos del resto de las chicas. Por cierto, momento “rosa”. Siempre se especuló con un romance entre Susanna y Prince que los protagonistas siempre desmintieron. Ahí lo dejo, pero el tema “Manic Mondays” en un principio iba destinado a Apollonia Kotero, la actriz y cantante protagonista de “Purple Rain” que se quedaría compuesta y sin éxito. Simplemente un dato, vosotrois lo analizáis.

No todos los sencillos que se publicaron de este disco alcanzaron el mismo éxito. Tras los dos primeros bombazos que supusieron las dos canciones que acabamos de escuchar llegaría otro tema que estaría un poco por debajo de ellas, aunque se trata de una buena canción. Eso sí, era un pequeño descanso para tomar carrerilla con lo que iba a suponer el siguiente sencillo que se convertiría en el mayor éxito de su carrera.

Mientras llega el momento de deleitarnos con ese temazo, quedémonos con “Walking Down Your Street” para ir abriendo boca.

Pero lo mejor llegaría al final, como suele decirse. A buen seguro que ni ellas mismas podían imaginarse que “Walk Like An Egyptian” iba a convertirse en uno de los temas del año. Con una melodía sencillísima, pero apoyadas en una coreografía que se haría muy popular, este tema sería la confirmación definitiva del grupo.

Por cierto, el videoclip ayudaría muchísimo a llevar esta canción al top uno en medio mundo. La música, el baile y las personas anónimas que aparecen en él caminando como egipcios sería definitivo. Hasta los perros caminarían así.

Tras cosechar este enorme éxito, había bastante espectación por saber si iban a ser capaces de mantener el nivel y si su nuevo disco iba a continuar la senda de “Different Light”. La respuesta sería afirmativa, aunque desafortunadamente traería una sorpresa final no demasiado agradable.

De esta manera, en el año 1988 publicarían “Everything”, un disco que continuaría la senda marcada por su predecesor logrando unas ventas espectaculares y conteniendo algunos de los temas más emblemáticos del grupo. La cosa funcionaba … o al menos desde fuera es lo que parecía.

La canción más destacada del disco sería una balada de esas que se convierten en un clásico de la música. Un tema precioso, con una melodía dulce, una letra preciosa y, una vez más, la voz de Susanna Hoffs arropada por las del resto de las chicas. “Eternal Flame”, una auténtica maravilla.

“Close your eyes, gimme your hand, darling, do you feel my heart beeting …”

Esta canción llegó al número uno y demostraría que sabían moverse a la perfección con las baladas, convirtiéndose junto a “Manic Mondays” y “Walk Like An Egypcian” en una de las preferidas por el público.

Otro de los temas destacados de este trabajo llevaría un sonido más cercano al habitual y con su ritmo tan característico. Una canción con un pegadizo inicio de guitarra que también llegaría bastante arriba en las listas de ventas. Su título: “In Your Room”.

Lo normal es que la voz cantante en los temas del grupo la llevase Susanna Hoffs, pero en algunas ocasiones Debbi Peterson también tenía su protagonismo. Haciéndole los coros a Hoffs la mezcla era espectacular, pero tampoco quedaba nada mal cuando las tornas cambiaban, como podemos apreciar en otro de los sencillos de este disco: “Be With You”.

Todo parecía indicar que había grupo para rato. Ya eran una banda consagrada, sus discos se vendían como rosquillas y su música sonaba a todas horas en las emisoras de radio. Sin embargo, la realidad era bastante distinta. Las relaciones entre las integrantes de la banda no eran las mejores y se deterioraban cada vez más. De esta manera, la desgraciada noticia no tardaría en llegar y tras finalizar la gira de “Everything” anunciarían su disolución.

Pero antes de continuar cada una por separado sus carreras discográficas, The Bangles publicarían un último single gracias, una vez más, al mágico mundo del cine. Además lo haría versionando a uno de los dúos más grandes de la historia de la música.

La canción en cuestión sería el clásico de Simon & Garfunkel titulado “Hazy Shade Of Winter”, que sería incluido en la película “Less Than Zero”, protagonizada por Andrew McCarthy y un jovencísimo y prácticamente desconocido Robert Downey Jr que años después se convertiría en el mismísimo “Iron Man”. La versión llegaría a los primeros puestos de las listas norteamericanas emulando a Paul y Art.

A partir de ese momento cada una de las integrantes del grupo tomaría caminos distintos, demostrándose que no siempre que un conjunto funciona, sus individualidades lo hacen también. Lo cierto es que ninguna de ellas, en sus distintos proyectos, alcanzaría ni de lejos el éxito que lograron juntas.

Debbi Peterson formaría junto a Siobhan Maher el dúo Kindred Spirit que tendría un cortísimo recorrido. Vicki Peterson se integraría en The Go-Go’s con Belinda Carlisle a la cabeza y la única que tendría alguna importancia musicalmente sería Susanna Hoffs, aunque de manera bastante discreta.

Como única canción destacable de la carrera en solitario de Hoffs podría citarse la extraída de su álbum “My Side Of The Bed”, titulada “When You’re A Boy”.

A partir de ese momento aparecerían en el mercado varios disco recopilatorios recogiendo todos sus éxitos hasta que en el año 1999 volveríamos a saber de ellas. Sería el mundo del séptimo arte el que obraría el milagro de una reunión del grupo al completo para formar parte de la banda sonora de una película.

Ese año se estrenaría “Austín Powers: La Espía Que Me Achuchó” y dentro de su banda sonora se incluiría el tema “Get The Girl”, interpretado al más puro estilo Bangles.

Este reencuentro les sabría a poco y daría lugar al inicio de una gira que tendría muy buena aceptación. Como suele suceder en estos casos, una cosa lleva a la otra, y el éxito de la gira y el buen ambiente que reinó entre las chicas provocaría que en el año 2003 saliera al mercado un nuevo disco de The Bangles. Seguro que os suena a los que seguís habitualmente “La Graminola”.

El resultado sería “Doll Revolution”, un disco bastante irregular y que no tenía nada que ver con lo realizado por el grupo anteriormente, no hay más que escuchar el único sencillo que se publicaría de este disco, titulado “Something That You Said”. En resumen, un regreso bastante flojito.

Ni que decir tiene que el disco pasaría con más pena que gloria, con una escasa promoción y unas ventas bastante discretas. De esta manera, dado que el retorno al estudio de grabación no resultó demasiado productivo, pasarían ocho largos años hasta que volvieran a entrar en uno. Mientras tanto continuarían realizando distintas giras con resultados desiguales.

Así pues, en el año 2001 se publicaría el que es su hasta ahora último disco, titulado “Sweetheart Of The Sun”, en el que se repitiría la historia de un resultado bastante discreto y sin apenas repercusión. En este disco nos econtramos con unas Bangles sin Michael Steele y con un sonido más guitarrero de lo habitual cercano al sonido “garaje” de sus comienzos.

Si bien es cierto que su carrera fue bastante corta y que los dos últimos discos publicados después de su reagrupación eran perfectamente prescindibles, “The Bangles” dejaron su granito de arena en la década de los 80 con un sonido fresco y armónico, regalándonos algunas canciones imprescindibles.

Como despedida, escuchemos el que es el último sencillo publicado hasta ahora titulado “Anna Lee (Sweetheart Of The Sun)”.

Esto ha sido todo por hoy. Hasta la próxima, Graminoleños.

JUAN JOSÉ GOMARIZ

Anuncios

Un pensamiento en “THE BANGLES

  1. Pingback: CYNDI LAUPER – CAPÍTULO 1 (LA HEREDERA DEL TRONO) | LA GRAMINOLA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s