I LOVE MÚSICA-DISCO


ilovedisco-news

Hola Graminoleños.

Lo primero es daros las gracias a todos los que seguís este humilde blog. Las visitas cada vez son mayores y ciertamente no me puedo quejar. Lo dicho, muchísimas gracias y que se corra la voz, tenemos que ser cada vez más los Graminoleños.

Dicho esto, vamos con el tema de hoy, vamos con la buena música que llega a “La Graminola”, que no es otra que la que triunfó a lo grande a finales de la década de los 70 y comienzos de los 80. Estoy hablando de la música disco, pero de la auténtica de la genuina, de esa hecha simplemente para bailar y para llenar las pistas de las discotecas.

Por el artículo de hoy van a desfilar artistas que nos pusieron a bailar en algún momento a todos y canciones que se han convertido en auténticos clásicos de la música disco. Sin efectos especiales, sin DJ famosos, sin electrónica por medio, simple y llanamente música para bailar y bailar. No va más, comenzamos.

VIOLA WILLS

viola-wills

Para abrir boca empezamos con una de esas canciones que nos hicieron bailar una y otra vez en el año 1979. Se trata de “Gonna Get Along Without You Now” interpretada por Viola Wills, una cantante descubierta por Barry White pero que únicamente gozaría de este éxito.

Como tantas y tantas ocasiones, lo cierto es que esta canción no era ni muchísimo menos nueva, sino que se trataba de la versión de un tema del año 1951 interpretado por Teresa Brewer. A lo largo de los años muchas fueron las versiones que se fueron haciendo, por artistas tan diferentes como Chet Atkins o Trini López. Eso sí, el éxito que tuvo la versión disco de Viola Wills, que fallecería en el año 2009 víctima del cáncer, no lo alcanzaría ningún otro artista. Así que a bailar.

 

CHERRY LAINE

catch-te-cat

Con Cherry Laine y ese gato que se le escapaba continuamente tendríamos un caso muy parecido al del primer éxito que hemos escuchado en el día de hoy. La jamaicana era un artista bastante desconocida hasta que publicara “Catch The Cat”, con la que conseguiría un éxito rotundo, sobre todo en nuestro país, donde se convirtió en una de las canciones del año 1978.

La verdad es que la buena de Cherry Laine siguió haciendo música después de esta canción, que fue la que realmente la dió a conocer, pero aquí en nuestro país esta sería la única con éxito, aunque éste sería descomunal. Si os fijáis en la portada del disco que aparece un poco más arriba, aunque se trata de la edición alemana, pone bien claro que fue número uno y disco de oro en España. Ahí queda eso.

 

KC & THE SUNSHINE BAND

kcandthesunshineband001

Podría parecer que el terreno de la música disco estaba abonado única y exclusivamente para artistas de poco recorrido y de un sólo éxito. Aunque en muchísimas ocasiones así era, también existían artistas especializados en este tipo de música, convirtiéndose, como sucede con KC & The Sunshine Band, en auténticas referencias de la música para bailar.

Este grupo se convirtió en una máquina de fabricar éxitos, casi todos hechos para bailar, aunque hay una excepción, un auténtico baladón como era “Please Don’t Go”. Podríamos poner aquí muchos de esos hits, pero vamos a conformarnos con un par de ellos, los más representativos, los más conocidos, dos auténticos números uno. Vamos con ellos.

thats-thew-way

Un joven llamado Harry Wayne Casey que trabajaba en una tienda de discos no podía ni imaginar que su entrada en el mundo de la música iba a tenera la trascendencia que tuvo. Tras adaptar su nombre, que pasaría a ser KC (pronunicado “keisi” como su apellido), formaría su propia banda a la que llamaría KC & The Sunshine Band y que se convertiría en uno de los estandartes de la música para bailar.

En el año 1975 llegaría su pimer gran éxito, llegando al número uno en las listas de Estados Unidos y convirtiéndose en uno de los clásicos de la música disco. Se trata de “That’s The Way (I Like It)”, una canción que llegaría con cierta polémica ya que los más puritanos interpretaban que tenía una gran connotación sexual. Ya sabéis, esta es la forma y me gusta.

Tan sólo un año después, en 1976, repetirían paso por paso lo realizado con ese tema. Volverían a llegar a lo más alto de las listas de éxito, lograrían un nuevo hit munidal y también la polémica rodearía de algún modo a esa nueva canción.

shake-shake-shake

Estoy hablando de “(Shake Shake Shake) Shake Your Booty”, que de nuevo traería cierta polémica por esos falsos puritanismos de la sociedad norteamericana. Que una canción diga que muevas el culo parece un pecado tremendo, pero para bailar es ideal.

 

VILLAGE PEOPLE

village

Vamos con otro grupo histórico de la música de baile. Siempre han sido más los solistas que han logrado grandes éxitos para ser escuchados una y otra vez en las discotecas, pero como estamos comprobando también ha habido algunos grupos que pueden considerarse históricos. Sin lugar a dudas, Village People es otra de esas bandas míticas, tanto por su música discotequera como por su imagen y su contexto.

Un grupo formado por un policía, un indio americano, un obrero de la construcción, un motorista, un bombero, un militar y un vaquero, que tomaban su nombre de una de las zonas más conocidad del mundillo gay como era Greenwich Village, y que se conviertieron en el auténtico emblema de este movimiento, que tendría un recorrido lleno de éxitos discotequeros entre los que destacan dos auténticos bombazos, conocidos por todos, ambos del año 1979.

village-people-y-m-c-a-13

Muchas veces desconocemos la historia que traen detrás esas canciones que tanto nos gustan. Un tema tan sencillo como Y.M.C.A que nos puso a bailar a todos sin parar y que triunfó a lo grande en todo el mundo tuvo una polémica bastante grande detras en los Estados Unidos.

Y es que el titúlo de esta canción son las siglas de una asociación norteamericana que se dedicaba a dirigir el futuro de los jóvenes, motivo por el cual no les hizo ninguna gracia que un grupo icono del mundo homosexual las utilizara para una de sus canciones. A nosotros todo eso nos da lo mismo, porque lo importante es que nos pusieron a bailar a todos como posesos.

No se habían apagado todavía los ecos del tremendo éxito que supuso para Village People esta canción, cuando saldría al mercado un nuevo single que repetiría en el número uno de las listas y que, nuevamente se convertiría en un bombazo a nivel mundial, rodeado también de una gran polémica en Estados Unidos, desconocida en el resto del mundo. Estoy hablando, por supuesto, de “In The Navy”.

La Marina Estadounidense, viendo el tirón que tenía el grupo y la buena pinta que tenía la canción, les propuso a los chicos de Village People que la canción fuera utilizada en una campaña de reclutamiento, a cambio de lo cual les cedía sus instalaciones para rodar el correspondiente videoclip. El acuerdo fue inmediato y ese vídeo se grabaría en dichas instalaciones, pero de inmediato se levantaría muchas voces en señal de protesta por que se utilizaran medios públicos para financiar a un grupo musical. Lo que no decían es que ese grupo era el que era, ya me entendéis. La polémica fue tan grande que de inmediato se suspendería esa colaboración. Eso sí, “In The Navy” triunfaría a lo grande.

 

TINA CHARLES

tina-charles

Vamos ahora con otro de los auténticos clásicos de la música disco. Uno de esos temas que pase el tiempo que pase siempre que lo escuchamos nos invita a bailar. Se trata de “I Love To Love” de Tinar Charles, una jovencísima londinense que consiguió el éxito más grande de su carrera con esta canción, una auténtica llenapistas.

Nadie podía imaginarse que Tina pudiese lograr un éxito tan rotundo como el que logró con este tema. De joven su camino iba dirigido a ser cantante de coro, pero con tan sólo 15 años tendría la oportunidad de cantar con un por aquel entonces desconocido Elton John. Lo de Elton ya sabemos todos lo grande que sería, y lo de ella, más efímero pero igual de grande. No es de extrañar con esa espectacular voz.

 

ANITA WARD

anita

Como estamos comprobando, el final de la década de los 70 se convirtió en la auténtica “Edad de Oro” de la música disco. Así que seguimos por esas fechas, concretamente en el año 1979, para encontrarnos con otra canción de esas que fue creada para hacernos bailar y no solamente lo conseguería con creces sino que además se convertiría en un número uno mundial.

Lo curioso del caso es que este “Ring My Bell” interpretado por Anita Ward estuvo a punto de no ver la luz. La historia es que la cantante norteamericana, cuando publicó su primer disco, quería moverse en un estilo más cercano al pop y al soul. Sin embargo, su casa discográfica le impuso que el primer sencillo de ese disco fuera una típica canción para bailar como tantas que triunfaban en aquella época. Cuando Anita escuchó por primera vez ese “Ring My Bell” no le gustó lo más mínimo, pero finalmente la obligaron a introducirla en el disco y convertirse en su carta de presentación. Nunca una orden tan tajante salió tan bien.

Tras este exitazo se esperaba mucho de la carrera musical de Anita Ward. Sin embargo una serie de condicionantes, básicamente las continuas diferencias con su discográfica y un grave accidente de coche del que tardó mucho en recuperarse truncarían esa progresión, convirtiéndose en una de esas artistas de un solo éxito.

 

MIQUEL BROWN

miquel_brown-so_many_men__so_little_time-front

El tremendo éxito que la música disco tuvo durante la última mitad de la década de los 70 se hizo extensible a los primeros años de la década de los 80. Allí nos vamos ahora para escuchar a una artista canadiense que nos dejaría otro de esos temas recordados como ideales para bailar.

Se trata de Miquel Brown que empezaría como actriz, pero tras participar en un musical redigiría sus pasos hacia la música, logrando en el año 1983 un grandísimo éxito con otra de las canciones clásicas de la música disco: “So Many Man, So Little Time”.

La verdad es que esta chica mostró precocidad en todos los aspectos de su vida, no solamente en el de la música. Cuando contaba únicamente 14 años fue madre de gemelos. Casi nada.

 

OTTAWAN

ottawan

Como habréis comprobado, prácticamente todos los artistas que han desfilado hasta ahora por “La Graminola” proceden de Norteamérica. Eso sí, no tienen la exclusiva absoluta ya que también existieron “reyes de la música disco” en Europa. Ottawan eran una de esas excepciones ya que eran franceses.

Su recorrido fue corto, muy corto, apenas duraría tres años, pero dejarían unas cuantas canciones que llegaron al número uno en medio mundo y que nos pusieron a bailar una y otra vez. Vamos con las dos más destacadas.

ottawan-disco_s_4

En el año 1979 llegaría su primer éxito, consiguiendo ser número uno a nivel mundial. Si estamos hablando de música disco, pues eso, el mejor título que se puede poner a una canción hecha para bailar es “D.I.S.C.O.”. Eso sí, separado por puntos porque se utilizan las letras como iniciales de las características que debe tener una canción llenapistas:

Con este sonido tan peculiar, que se convertiría algo así como una especie de música disco a la francesa, este dúo tendría dos años de auténtico estrellato en el que iría encadenando éxito tras éxito publicando siempre canciones a todo ritmo.

ottawan-hands_up_give_me_your_heart_s_8

De esta manera, en el año 1981 lograría el mayor de todos esos éxitos con su canción más conocida y reconocida. Estoy hablando de “Hands Up (Gimme Your Heart)”.

Su recorrido no daría para mucho más, ya que la parte masculina del dúo decidiría tomar más protagonismo e iniciar su carrera en solitario. Ni que decir tiene que no se comió ni una rosca.

 

GIBSON BROTHERS

gibson-brothers

Desde Martinica, por aquellas mismas fechas, los hermanos Chris, Patric y Alex Gibson nos pusieron a menear el esqueleto con una música en la que mezclaban lo mejor del sonido disco con algún que otro ritmo latino. Esa mezcla les haría muy populares y les llevaría a conseguir algunos sonados éxitos. Nos quedamos hoy con dos de ellos.

cuba

Era habitual en las canciones de los Gibson Brothers que sus estribillos incluyeran frases en español. Sus dos mayores éxitos cumplieron con esa premisa y su popularidad fue tremenda, llegando a los primeros puestos de las listas de éxito ya con la publicación de su primer sencillo en el año 1979. Estoy hablando de “Cuba”, ya sabéis “quiero bailar la salsa”.

Siguiendo la misma línea y aprovechando el tirón, los hermanos Gibson cosecharían un nuevo éxito discotequero en el año 1980. De nuevo ciertos arreglos latinos y de nuevo estribillo y, en esta ocasión también título, en español. ¿Para qué cambiar si así les iba bien?

Lo cierto es que con “Qué Será Mi Vida” volverían a los primeros puestos de las listas y se convertiría en otra de las canciones preferidas para bailar de la época.

A pesar de que han continuado en activo hasta la actualidad, su carrera se ha centrado exclusivamente en actuaciones esporádicas en festivales y programas televisivos y algunas giras por Centroamérica pero siempre explotando los éxitos logrados en aquella época, sin nuevas canciones.

 

CHIC

chic

Vamos ahora con los más grandes. De ellos se dice que son los auténticos artífices de esa especie de Edad de Oro de la Música Disco que se inició a finales de los años 70. Lo que está claro es que entender este tipo de música sin Chic es totalmente imposible.

Chic se merecen un artículo en exclusiva para ellos solos, que lo tendrán, pero hablar de la música disco sin mencionarlos sería un auténtico escándalo, así que vamos a deleitarnos con un par de sus grandísimos éxitos, uno de sus primeros tiempos y el otro de los últimos.

chiclefreak81006

Encontrar tanto talento junto en las personas de Nile Rodgers, Tony Thomson y Bernard Edwards, que no solamente se convirtieron en los creadores de un grandísimo grupo como Chic y ser la referencia de la música disco del momento, sino que también producían y colaboraban con la mayoría de los grandes artistas del aquella época, es tarea prácticamente imposible.

Junto a ellos, siempre dos vocalistas femeninas, que fueron cambiando a lo largo de su carrera, siendo las más reconocidas las de los primeros tiempos, Alfa Anderson y Luci Martin que en el año 1978 nos dejaría todo un clásico: “Le Freak”.

Es curioso, y posiblemente sea una casualidad aunque muy significativa, que justamente con la aparición en la escena musical de Chic a finales de los 70 llegase el auténtico boom de la música disco a nivel mundial y que justo en el momento en el que el grupo terminó por separarse a mediados de los 80, ese tipo de música evolucionara hacia otros derroteros, dejando atrás su etapa más gloriosa. Casual … o a lo mejor no tanto.

Sea como fuere, la calidad de la música que realizaban era tremenda. No hay más que escuchar uno de los que sería uno de sus últimos éxitos, este incomparable “Hangin’ Out”.

 

SUGARHILL GANG

sugarhill

Como suele suceder en cualquier “edad de oro” musical, el surgimiento de algún nuevo estilo, de algún fenómeno, es habitual. Pues en esa época dorada de la música disco iba a surgir un estilo que, al margen de gustos, al margen de opiniones, iba a convertirse en una auténtica revolución. Estoy hablando del hip-hop.

En el año 1979 tres raperos que respondían al nombre de Sugarhill Gang publicaban el que iba a ser el pistoletazo de salida del hip-hop. Una canción que duraba más de 14 minutos y que contenía más de 3000 palabras que se convertiría en el acontecimiento musical de ese año y el tema discotequero por excelencia del momento. Estoy hablando de “Rapper’s Delight”.

Los “entendidos” de aquella época vaticinaron que el hip-hop sería una moda pasajera y que en un par de años desaparecería. Que Dios les conserve la vista. Lo que está claro es que esta canción es la auténtica madre de todo lo que vendría después y un descomunal éxito.

El hip-hop siempre ha estado rodeado de polémica y, en ocasiones, de violencia. Pues la canción que daría lugar a este estilo de hacer música no sería una excepción. Fueron grandes y larguísimos los problemas legales que tuvieron los chicos de Sugarhill Gang que fueron acusados de utilizar sin permiso un sampler del tema de Chic “Good Times”. Como podemos ver, la sombra de estos últimos es muy pero que muy alargada.

Además, en el año 2002, las Ketchup basarían la que se convertiría en la canción del verano de ese año (!!!!!!Cielos que horror¡¡¡¡¡) en este tema, cambiando el “I said a hip hop, the hippie the hippie to the hip hip hop” original por su “Aserejé ja de je de jebe tu de jebere …”. Sin comentarios.

 

LIPPS INC

29495055lipps-inc-funkytown-1-jpg

Otro de los auténticos himnos de la música disco es este “Funkytown” que nos haría bailar una y otra vez allá por el año 1980. El grupo Lipps Inc lograría un éxito sin precedentes para la música disco con esta canción, siendo su único pelotazo, por lo que nos encontramos ante uno de esos casos de artistas de un único éxito, aunque en esta ocasión desbordante.

Ni que decir tiene que llegaría al número uno en prácticamente todo el mundo y ese sonido de sintetizador del principio acompañado de una voz metálica del principio lo hacen único e inconfundible.

 

JOHN PAUL YOUNG

love_is_in_the_air_john_paul_young

Otro de los hitos de la música disco nos llega de la mano de John Paul Young, un cantante nacido en Escocia pero afincado en Australia desde muy niño, al que le llegaría el éxito a nivel mundial con “Love Is In The Air” cuando ya era un artista bastante curtido en mil batallas.

Su espaldarazo le llegaría en el año 1972 cuando sería elegido para formar parte de los artistas que interpretarían la versión teatral en Australia de “Jesucristo Superstar”. A partir de ahí iniciaría su carrera musical en solitario, logrando un buen puñado de éxitos en Australia, pero con casi ninguna trascendencia en el resto del mundo.

Hasta que en el año 1978 publicó “Love Is In The Air”, logrando un tremendo éxito tanto en su país como en el resto del mundo. Desgraciadamente para él no sería capaz de repetir la historia.

 

Como siempre digo en los casos en los que por un artículo de “La Graminola” pasan distintos artistas, “son todos los que están, aunque no estén todos los que son”. Muchos echaréis en falta tal o cual canción y a éste o aquél intérprete pero algunos tendrán entrada propia en las próximas fechas y otros irán apareciendo por aquí en alguna ocasión en la que retomemos el tema.

Sin duda alguna artistas como Boney M o Kool & The Gang, entre otros, serán “analizados” detalladamente en su momento, pero no podemos despedirnos de un artículo dedicado a la música disco sin que aparezca por aquí, ella, la genuina, la auténtica, la reina de la música para bailar. Vaya como aperitivo uno de sus temas. En muy poco tiempo hablaré de ella detalladamente.

 

DONNA SUMMER

i-feel-love

Lo tenía todo: belleza, sensualidad, una voz prodigiosa, carisma y personalidad … Sin duda alguna Donna Summer pasa por ser la auténtica diva de la música disco, con un sinfín de éxitos dentro de este estilo, aunque era más, mucho más.

Lamentablemente, en el año 2012 nos dejaría víctima de un cáncer, pero su legado es imprescindible para entender la música para bailar de finales de los 70 y principios de los 80. Sirva como broche final este espectacular “I Feel Love”.

Esto es todo por hoy. Espero que os hay puesto a bailar a todos o, cuanto menos, a mover los pies como posesos. Pronto nos volvemos a ver con más música.

Hasta la próxima, Graminoleños.

JUAN JOSÉ GOMARIZ

Anuncios

4 pensamientos en “I LOVE MÚSICA-DISCO

    1. graminola Autor de la entrada

      Como siempre digo son todos los que están pero no están todos los que son. Además, te invito a que veas artículos anteriores de La Graminola y podrás comprobar que Earth Wind & Fire tuvieron una entrada propia y Bee Gees hasta tres artículos dedicados a ellos solitos.

      Gracias por leerme y por participar y un abrazo muy fuerte.

      Me gusta

      Responder
  1. Julián Dimanuel Jiménez

    He de reconocer que la mayoría de estas canciones las he bailado una y otra vez en aquellos años. Todas eran grandes éxitos en las listas mundiales. Desde la perspectiva actual, parece una época hortera y ridícula. Pero fue algo que pasó y yo lo recuerdo a veces con mucha melancolía, pensando en los muchos amigos que tuve y las juergas que nos corrimos de discoteca en discoteca, de pueblo en pueblo…

    Le gusta a 1 persona

    Responder
    1. graminola Autor de la entrada

      A mí me pasa lo mismo. Cada vez que vuelvo a escuchar esas canciones me vienen recuerdos de diversión y buenos momentos y he de reconocerte que instintivamente empiezo a bailar. Además, sinceramente, donde este esa música que se quite el bakalao o el reggeton, dicho desde el cariño, claro está.

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s