BRUCE SPRINGSTEEN – CAPÍTULO 5 (2007-2014)


bruce_springsteen

Hola Graminoleños.

Estrenamos el mes de diciembre y por este motivo vamos con un nuevo capítulo dedicado a la figura del jefe del rock, de nuestro querido Bruce Springsteen. Dejábamos el último capítulo dedicado a su figura con aquel maravilloso disco con canciones de Pete Seeger y retomamos la historia con un Springsteen acompañado una vez más por la E Street Band. Un esperado reencuentro que parece que es ya definitivo, aunque con matices. Vamos al tajo.

En esta ocasión solamente habría que esperar cinco años para volver a disfrutar de esa mágica mezcla que formaban Springsteen y la E Street Band, ya que en el año 2007 publicarían juntos “Magic”, un disco marcado por unos tiempos esperanzadores en la política de los Estados Unidos como ahora veremos.

springsteen_magic_5x5_site-500x500

Una vez más la noticia pillaría a todos por sorpresa y más cuando como anticipo del disco, Springsteen anunciaría la disponibilidad de la que iba a convertirse en la canción de presentación del nuevo trabajo para poder ser descargada gratuitamente vía internet. El Boss seguía marcando las pautas.

La canción en cuestión llevaba el título de “Radio Nowhere”, saldría al mercado un par de meses antes que el disco al completo y no haría otra cosa más que poner los dientes larguísimos a todos sus seguidores.

Una vez más se pondría de manifiesto que la gente estaba ansiosa de la música que Springsteen ofrecía cuando se rodeaba con sus viejos camaradas de la E Street Band. La conexión era total y ni que decir tiene que el disco sería un éxito total llegando al número uno en todo el mundo nada más salir a la venta.

El disco tiene un sonido total a los tiempos de The River, recuperando la esencia que llevaría a Springsteen a convertirse en un fenómeno de masas. Todas las canciones tienen una calidad excelente y algunas de ellas son espectaculares como una de mis preferidas, cuyo título es “You’ll Be Comin’ Down”.

De cualquier forma, con la grabación de “Magic” sería evidente que algo había cambiado en la forma de trabajar de Springsteen con su banda de siempre. El disco sería grabado de una manera novedosa ya que los miembros del grupo irían grabando su parte por separado en el estudio y posteriormente se añadiría la voz del boss, coincidiendo como mucho dos o tres músicos en cada sesión. Eran muchos años de relación y el desgaste era evidente. Las cosas ya no eran como antes.

A pesar de esta manera de grabar el disco, la calidad de los músicos y su profesionalidad dejarían un trabajo excepcional repleto de grandes canciones, predominando sobre todo buen rock & roll aunque con alguna excepción en forma de balada como es la canción que da título al álbum.

Que los tiempos habían cambiado era evidente y lo podríamos comprobar en la manera de gestionar la publicación de singles del disco. Lejos quedaban aquellos años en los que prácticamente todas las canciones de sus discos eran editadas como singles, dejando paso al marketing actual de promocionar de lleno el disco al completo y publicar un par de sencillos nada más.

Springsteen sabía que con las descargas digitales cualquiera podía hacerse con la canción que quisiera y que la gente ya no compraba singles concretos, sino que compraba canciones, por lo que era mejor en volcarse en el álbum y en los conciertos, arrasando en ambos casos. De esta manera, únicamente aparecerían en el mercado dos singles de “Magic”, algo que se haría habitual a partir de entonces en sus siguientes trabajos.

El primer sencillo publicado como ya hemos comentado sería “Radio Nowhere” y el segundo y último llevaría el título de “Girls In Their Summer Clothes”, una canción desenfadada y sin pretensiones de un sonido muy “springstiniano”.

Con este disco volveríamos a ver a un Srpringsteen muy identificado con la actualidad política y con los problemas sociales de la época. De hecho, se volcaría totalmente en apoyar a Obama en la carrera presidencial de 2008, convirtiéndose su música en una especie de banda sonora de su campaña electoral y más concretamente las canciones de Magic como una especie de himnos que colaborarían a que por primera vez en la historia un hombre de color se convirtiera en presidente de los Estados Unidos.

Una de las canciones con más carga política del disco sería “Last To Die”, una crítica feroz a la sociedad norteamericana tan amiga de las armas, las invasiones y las guerras en otros países. Si además le sumamos que la canción suena espectacular, qué más se puede pedir.

Muchas de las canciones del disco tiene un sabor a E Street Band por los cuatro costados, como en los viejos tiempos. Un sonido que nos llevá allá a principios de los años 80, una maravillosa época de Springsteen en la que seduciría a tantos y tantos de los que continuaban siendo sus seguidores.

Entre todas las canciones de “Magic”, destaca una que a mí personalmente me arrastra a los tiempos de “The River”. Una melodía en la que el saxo del gran Clarence Clemons se deja sentir desde el principio. Me estoy refiriendo a “Livin’ In The Future”.

La gira de presentación del disco fue larga, multitudinaria y un tremendo éxito. Cada concierto suponía un lleno absoluto, dejando bien a las claras que cuando el Boss y su grupo salían al escenario juntos, la atmósfera era inmejorable.

Sin embargo, cuando la gira llegaba a su fin se produciría una noticia bastante desagradable e inesperada. A Danny Federici, el eterno teclista de la E Street Band que tantos y tantos buenos momentos llevaba dando, se le diagnosticaba un melanoma del que fallecería a principios del año 2008. La E Street Band perdía a uno de sus miembros emblemáticos y Springsteen al hombre que mejor había combinado con su voz y su forma de entender la música les había dejado para siempre. Lamentablemente no tardarían en sufrir otra pérdida similar unos tres años depués como luego veremos.

No iban a tardar mucho tiempo el Boss y su grupo en volver a entrar en el estudio de grabación para fabricar su siguiente disco para regocijo de todos. De hecho, en el final de la campaña electoral de Obama en el año 2008, él y su esposa Patti Scialfa interpretarían un nuevo tema en un mitín, titulado “Working On A Dream”. Esta canción no era otra que la que iba a dar nombre a ese nuevo disco.

El disco sería compuesto por Bruce Springsteen como homenaje a su gran amigo y compañero de fatigas Danny Federici. Estaba claro que los dos habían trabajado toda la vida por un sueño que habían hecho realidad juntos.

Pero además, una de las canciones en concreto del disco tiene un significado especial, porque si el disco al completo es un homenaje a Federici, el tema “The Last Carnival” está dedicada en exclusiva a su persona. De bien nacidos es ser agradecidos y Springsteen no tenía más que palabras de elogio y agradecimiento para quien había puesto ese toque mágico a sus canciones con sus dedos en los teclados.

Sin duda alguna nos encontramos ante el disco más rockero desde hacía muchísimo tiempo de Bruce Springsteen. Un trabajo mucho más cercano a lo que siempre fue y alejado de minimalismos o intimismos como algunos de sus últimos álbumes. En definitiva, podría decirse que había vuelto el Springsteen en estado puro.

Las críticas hacia el disco fueron inmejorables y sus ventas también, pero donde rizaba el rizo era, como siempre, en los conciertos. Las entradas se agotaban apenas unas horas después de ponerse a la venta y aquéllos que podían asistir a sus actuaciones en directo podían considerarse unos priviliegiados, escuchando y disfrutando de canciones tan espectaculares como “My Lucky Day”.

Como habitualmente ha hecho en sus discos, siempre hay un momento para temas más lentos, para sus habituales baladas que en esta ocasión llegarían protagonizados por la guitarra acústica. Si el Springsteen rockero es capaz de poner un estadio boca abajo, cuando interpreta sus baladas puede hacer que disfruten todos nuestros sentidos.

En este sentido, “Life Itself” tiene ese toque acústico cercano a sus discos más personales como “Nebraska” o “The Ghost Of Tom Joad”, algo que siempre ha estado presente desde la publicación de ambos trabajos.

Una de las canciones de este disco tendría protagonismo en la banda sonora de una película e incluso pugnaría por ganar el Oscar a la mejor canción, aunque finalmente no lo conseguiría. Estos escarceos con el mundo del cine ya hemos visto que no eran la primera vez que se producían, teniendo su momento culminante con la consecución de la estatuilla con “Streets Of Philadelphia” como ya os he contado en un capítulo previo de “La Graminola”.

La canción en cuestión es “The Wrestler” y se convirtió en el tema central de la película del mismo título protagonizada por el “mítico” Micky Rourke.

Pero si tengo que quedarme con una canción de este trabajo, ya sabéis que siempre me gusta descubrir esos temas ocultos de los discos que son muy buenos pero que no tienen la repercusión que deberían tener, el elegido sería “This Life”. A mí me encanta, no sé que pensaréis vosotros.

Lo que nadie podía sospechar es que nuevamente se iba a repetir la historia y la tragedia iba a cebarse una vez más con Springsteen y su grupo. Durante la gira de “Workig On a Dream”, Clarence Clemon sufriría un derrame cerebral que le dejaría bastante tocado. Aunque en un principio se recuperaría, sus subidas al escenario junto al resto del grupo empezaron a ser menos habituales y en las últimas semanas de la gira necesitaba de un vehículo motorizado para desplazarse entre bastidores.

clarence

Lamentablemente, las secuelas de ese derrame irían poco a poco mermando sus energías hasta que en junio de 2011, Clarence fallecería dejando a Bruce Springsteen sin uno de sus mejores amigos y una de las personas en las que más había confiado a lo largo de su vida. Se dice que siempre se van los mejores, pero en este caso era una auténtica realidad.

Como no podía ser de otra manera, su siguiente disco iba a estar dedicado a su querídisimo amigo, motivo por el cual no tardaría mucho en ponerse manos a la obra, publicando en el año 2012 el que iba a convertirse en el disco dedicado a Clarence Clemons: “Wreckling Ball”.

bruce-springsteen-wrecking-ball-columbia-records

En esta ocasión, el Boss mezclaría en su nuevo disco el sonido habitual de sus trabajos publicados con la E Street Band, muy cercano a sus dos últimos álbumes, con el sonido que tan buen resultado le reportaría al versionar canciones de Pete Seeger. Esta especie de “fusión” daría muy buenos resultados llevando a “Wrecking Ball” al número uno nada más salir al mercado.

El primer sencillo en publicarse, y para mí la mejor canción del disco, nos muestra al Springsteen más rockero, con su guitarra llevando el mando y su voz interpretando como en los viejos tiempos. Posiblemente, “We Take Care Of Our Own” se una de las mejores canciones del Boss de los últimos tiempos.

Las críticas que obtendría el disco serían francamente buenas y los expertos en la materia, a los que me uno en sus opiniones, hablaron de que “Wreckling Ball” es el mejor disco de Springsteen de su última época con la E Street Band. Su música suena como siempre e interpretada como siempre ¿qué más se puede pedir?

Si este disco hubiese sido publicado en los 80 o los 90, de él se extraído no menos de cinco o seis sencillos, pero la nueva manera de promocionar y publicar los discos en el siglo XXI llevaría consigo que fueran únicamente dos las canciones publicadas como tales.

De uno de esos sencillos acabamos de disfrutar y el otro es para disfrutarlo todavía más. Una canción en la que Springsteen se hace acompañar de un espectacular coro de gosdpell cuyo título es “Rocky Ground”.

Con las desapariciones de Federici y Clemons, estaba claro que la E. Street Band había sufrido bastantes cambios y había evolucionado. Además, Springsteen había “reclutado” a otros músicos de sus experiencias sin su banda de siempre, convirtiéndose en asiduos en sus grabaciones y giras. En esta ocasión iba a recurrir a algunos de ellos dándole al disco un toque muy especial.

Esos músicos “añadidos” no serían otros que los que participaron en la grabación de su disco “We Shall Overcome” con canciones tradicionales de Pete Seeger, siendo el tema en el que más se advierte su presencia el titulado “American Land”.

En “Wrekcking Ball” nos encontramos a un Springsteen nuevamente preocupado por los problemas sociales. Cuando estaba grabando el disco estallaría la crisis económica que todos hemos tenido que soportar, y de la que áun “disfrutamos”, por lo que la letra de varias de sus canciones abordaría estos temas de manera muy crítica. Era evidente que la involucración política del Boss era cada vez más acentuada.

Una de las canciones más críticas con el sistema económico y monetario sería “Death To My Hometown”, una crítica feroz a los expertos de Wall Street que además tiene el atractivo de mezclar el sonido de la E Street Band con los violines del resto de los músicos. Una fusión que suena así de espectacular.

Por supuesto no podría faltar una balada entre las canciones más destacadas de este disco. En esta ocasión nos quedaremos con “You’ve Got It” y poco hay que decir sobre ella. Simplemente relajarnos y disfrutar de ella.

Afortunadamente, la gira y la promoción de “Wrecking Ball” acabaría sin sobresaltos y sin noticias luctuosas, por lo que después de algun tiempo el Boss iba a poder preparar el siguiente disco con más calma y menos sensaciones tristes. Ese nuevo trabajo no tardaría demasiado en llegar.

Sería en el año 2014 cuando aparecería “High Hopes” un disco algo especial en cuanto a su estructura ya que por primera vez en su carrera, Springsteen iba a publicar un trabajo nuevo con canciones inéditas pero incluyendo también algunas versiones de otros artistas. Daba la impresión de que quería tomarse un pequeño descanso después de sus intensos tres discos anteriores.

high-hopes

Para empezar vamos con la canción que da título al disco, uno de los temas nuevos incluidos en el mismo y que “convive” con descartes y versiones. Una canción que engancha con un peculiar toque “swing” y un coro espectacular.

Este disco tendría una acogida un tanto más frío que la de sus últimos trabajos. La música era buena, pero carecía del tirón necesario para igualar sus ventas. La crítica hablaría bastante bien del disco, pero la circunstancia de que algunas de las canciones fuesen versiones de otros artistas no tendrían tanta aceptación como de costumbre.

Aún así, hay canciones que merece la pena rescatar. Una de ellas es, precisamente, uno de los temas versionados. Y es que el Boss es capaz de mejorar el original y de que manera. En el año 1986, el grupo The Sands conseguiría cierto éxito con una canción titulada “Just Like Fire Would”. Pues bien, la versión incluida en “High Hopes” de este tema mejora con creces el original. Para disfrutarla.

Otro de los temas versionados sería una balada del grupo Sucide titulada “Dream Baby Dream”. Sin querer ser demasiado crítico y sin ser una mala canción, yo me quedo con las baladas propias que Springsteen nos ofrece habitualmente en sus discos.

Springsteen quiso que esta canción fuese una especie de homenaje a su público, que protagoniza claramente el videoclip, ya que todos juntos hacían realidad algunos de sus sueños.

Podría decirse que éste es realmente el último disco publicado por Springsteen y, como podemos ver, se trata de un disco menos trabajado y como una especie de paréntesis hasta el próximo trabajo con temas totalmente nuevos. Tras los momentos tan complicados que llegaron con los fallecimientos de Federici y Clemons, el Boss necesitaba un periodo de tranquilidad hasta recobrar la energía de siempre.

Así pués, hasta aquí llega el artículo de hoy de “La Graminola”, aunque no es el último que va dedicado a la figura del grandísimo Bruce Springsteen. la próxima publicación la dedicaremos a dos discos bastante especiales. Dos recopilatorios, uno de ellos con canciones que finalmente no fueron incluidas en sus discos pero que todas juntas muestran una auténtica obra maestra, y el recientemente publicado como acompañamiento de su autobiografía “Born To Run”.

Así que ya lo sabéis, no faltéis y mientras llega el momento seguid escuchando mucha música.

Hasta la próxima, Graminoleños.

JUAN JOSÉ GOMARIZ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s