WHAM


wham_15338

Hola Graminoleños.

El año 2016 ha sido bastante trágico en el mundo de la música con la desaparición de gente tan importante como Prince, David Bowie, Leonard Cohen, Glenn Frey, Maurice White o Manolo Tena, entre otros. Desgraciadamente, el día de Navidad nos tenía guardado otra triste desaparición, la de George Michael.

Sin duda alguna estamos hablando en uno de los grandes, poseedor de una espectaculara voz, pero embarbado desde hace tiempo en un camino de autodestrucción que ha terminado trágicamente. La edición de “La Graminola” de hoy vamos a dedicarla a su época en el dúo “Wham” y en el siguiente artículo abordaremos su carrera en solitario. Dos entradas con música de lujo. Abrochémonos los cinturones y despeguemos.

George Michael y Andrew Ridgeley se conocerían en el colegio y pronto descubrirían que su sitio estaba en el mundo de la música. Tras entrar a formar parte de una banda de ska llamada The Executive, decidirían emprender juntos su propio proyecto. De esta manera nacería en el año 1981 Wham.

Pero sería en el año 1982 cuando se darían a conocer al público, con la aparición en el mercado de su primer sencillo, titulado “Wham Rap (Enjoy What You Do?” y que significaría el inicio de una carrera que iba a convertirlos en auténticos ídolos en muy poco tiempo.

Como iriemos viendo tanto en el artículo de hoy como en el dedicado a la carrera en solitario de George Michael, su trayectoria está llena de polémicas y escándalos. La primera de esas polémicas llegaría precisamente con esta canción, que llegaría a estar vetada por la BBC dado el contenido de crítica política que tenía su letra. Y es que en sus primeros tiempos, Wham se convirtieron en un grupo muy influido por estos temas.

Ni que decir tiene que, como suele suceder en estos casos, ese veto y esa polémica no harían más que alimentar el interés por este nuevo dúo, compuesto por dos jovencísimos muchachos que estaban dispuestos a hacerse un hueco en la música de los 80, por lo que casi de inmediato aparecería un nuevo sencillo en el mercado.

Ese nuevo single llevaría el título de “Young Guns (Go for It)” y lograría entrar en las listas de éxito del Reino Unido. Wham, pasito a pasito, se estaban forjando su exitosa carrera.

Con estos mimbres, llegaría el momento de hacer el primer cesto, es decir, el de publicar su primer álbum, que saldría al mercado en el año 1983 bajo el título de “Fantastic”. La maquinaria Wham se había puesto en funcionamiento y ya no había quien la parara.

fantastic

El disco incluía los dos sencillos publicados con anterioridad y nuevas canciones que auparían a este primer larga duración al número uno en las listas de éxito del Reino Unido. Todas sus canciones estaban hechas para bailar y divertirse, llenas de letras satíricas y un aire totalmente desenfadado que calaría entre los aficionados al pop, sobre todo europeos.

El primer sencillo que aparecería en el mercado tras la publicación de “Fantastic” sería “Bad Boys” y se convertirían en el primer “pelotazo” del grupo, aunque el privilegio de ser la canción más exitosa lo perdería rápidamente como veremos a continuación.

Y es que el segundo sencillo del disco iba a convertirse en uno de los primeros temas que triunfaría no solamente en el Reino Unido, sino en toda Europa y que les daría a conocer en los Estados Unidos, convirtiéndose en el primer sencillo de su carrera en alcanzar el número uno.

Me estoy refiriendo a “Club Tropicana”, una canción para bailar, con ciertos aires latinos y tropicales que sería el espaldarazo definitivo a lo que estaba por venir.

No haría falta más que la publicación de este primer disco para que todo el mundo se diera cuenta de que la presencia de George Michael eclipsababa en gran medida la figura de Andrew Ridgeley, hasta el punto de que muchos empezaron a hacerse la eterna pregunta de cuál era el verdadero papel de éste último en el grupo.

Cierto es que Ridgeley no cantaba y su protagonismo en los videoclips también era secundario, pero era el encargado de las labores de portavoz del grupo y, sobre todo, de su estilo y su imagen. Andrew convencería a George de que había que cambiar en cada disco tanto de estilismo como en la música que ofrecer, algo que sería fundamental para la supervivencia y éxito del grupo y, de alguna manera, para que George Michael llegase a ser lo que fue cuando inició su trayectoria en solitario.

Con el grupo instalado en una posición de privilegio, llegaría un momento decisivo para ellos con el enfrentamiento brutal con su discográfica, algo que años después repetiría George Michael, pagando el coste de estar nada más y nada menos que seis años sin poder publicar un disco. La historia tiene su miga.

Aprovechando el éxito de “Fantastic”, Innovision Records, que así es como se llamaba la discográfica, publicó un disco de remezclas titulado “Club Fantastic Megamix” sin contar con el permiso del dúo, hasta el extremo de que George y Andrew pedirían a sus fans que no compraran el disco.

Tras la correspondiente batalla legal, la discográfica se vería obligada a indemnizar a los dos artistas, lo que supondría su bancarrota y desaparición y la firma de Wham con una multinacional buscando adentrarse también en el mercado discográfico norteamericano, algo que iban a conseguir de manera inmediata.

A modo de “sondeo” con el público estadounidense, a principios de 1984 se publicaría un nuevo sencillo con el que iban a conseguir el número uno a nivel mundial y convertirse ya de facto en uno de los grupos destacados del momento. Ese sencillo no es otro que “Wake Me Up Before You Go-Go”, posiblemente su canción mas conocida y reconocida.

Como puede apreciarse en el videoclip de esta última canción, Ridgeley cumplía con creces con su cometido. Ambos con nueva imagen, nuevos peinados y nuevos tintes, así como un sonido que abandona el toque funk y disco de su primer disco para sumergirse claramente en el pop. Y lo mejor de todo es que estas “evoluciones” funcionarían a la perfección.

Tras el tremendo éxito de “Wake Me Up Before You Go-Go” y su triunfal entrada en el mercado norteamericano, estaba claro que su segundo disco estaba al caer. De esta manera, en el año 1984 publicarían “Make It Big”, sin lugar a dudas su mejor trabajo y el disco que les llevaría al estrellato, con unas cuantas canciones de esas que se han convertido en auténticos himnos del pop de la década de los 80.

make-it-big

El disco incluía, por supuesto, su reciente hit y se colocaría de inmediato en lo más alto de las listas de éxitos a ambos lados del atlántico. Podía decirse que Wham ya eran uno de los dúos más de moda y de mayor éxito del momento. Se habían consolidado con apenas dos discos en el mercado y su juventud les auguraba un gran futuro, aunque la realidad sería bien distinta.

Otra de las canciones que conseguiría un éxito rotundo a nivel mundial sería “Freedom”, un tema que, como veremos en la próxima edición de “La Graminola”, tendría cierta continuación cuando George Michael iniciara su carrera en solitario.

Pero el momento mágico del dúo llegaría con las Navidades de ese año 1984. Dos canciones de ambiente navideño, que con el paso del tiempo se han convertido en auténticos clásicos de la música pop dedicada a la Navidad, les colocarían como los máximos protagonistas, musicalmente hablando, de esas señaladas fechas. Vayamos por partes.

Una de las canciones incluídas en “Make It Big”, aunque no se trataba de un villancico pop ni nada por el estilo ya que se trataba de una canción de desamor, sería el éxito de moda de aquellas fechas, gracias a su título y a su videoclip que, éste sí, era navideño hasta la médula. Como todos os habréis imaginado me estoy refiriendo a “Last Christmas”.

Pero no sería ésta la única incursión en el ambiente navideño del año 1984 que protagonizaría el dúo, ya que se embarcarían junto a otros muchos artistas británicos punteros en un maravilloso proyecto dirigido a luchar contra el hambre que asolaba el sur de África en aquella época y que, lamentablemente, aún continúa en nuestros días.

El cantante de The Boomtown Rats, Bob Geldoff y el de Ultravox, Midge Ure, serían los creadores de dicho proyecto, denominado Ban Aid y que, entre otras actividades, publicarían una maravillosa canción titulada “Do They Know It’s Christmas”, que se convertiría en uno de los acontecimientos del año, contando con la colaboración de artistas como Phil Collins, Spandau Ballet, Adam Ant, Freddie Mercury, Jimmy Somerville, Robert Palmer, Duran Duran, Paul Young, Heaven 17, Marilyn, Bananarama, Shalamar, U2, Paul Weller, Sting, Status Quo, Kool & The Gang, Culture Club, David Bowie, Holly Johnson, Big Country, Paul McCartney y, por supuesto, los chicos de Wham.

Sin lugar a dudas estamos ante uno de los momentos culminantes de la carrera de Wham con estos dos temas eminentemente navideños. Además, a la labor de ayuda humanitaria del tema de Band Aid había que sumarle que la recaudación de las ventas del tema “Last Christmas” sería donada íntegramente a la lucha contra la hambruna en Etiopía. Eran jóvenes, eran guapos, eran ídolos, tenían éxito y, además, eran solidarios.

Antes os comentaba que la labor de Andrew Ridgeley, aunque oculta, era fundamental para el grupo. Sus ideas y ser él quien realmente dirigía la actitud y el comportamiento del dúo sumaban, y de que manera, a la hora de lograr el éxito que estaban cosechando. Veamos un ejemplo.

Ridgeley sabía que “Last Christmas” era una canción que iba a tener tirón en la época navideña, tras lo que iría diluyéndose, teniendo, por así decirlo, una andadura corta y una fecha de caducidad bien clara. Por ese motivo, junto a este tema, en el mismo disco, tambén como cara A, iba otra canción cuyo objetivo era que se convirtiera en otra canción destacada del grupo cuando finalizara la andadura de su “villancico”.

La jugada es una auténtica genialidad y además les saldría redonda, ya que el tema en cuestión no es otro que “Everything She Wants”, otra de sus canciones más representativas y con la que cosecharían un nuevo gran éxito.

Lo que era evidente es que la figura de George Michael había ido creciendo hasta eclipsar la de su compañero de grupo. Mucha gente empezaba a dudar que Wham fuese un dúo y todo el mundo identificaba sus canciones con su vocalista que, por cierto, estaba empezando a demostrar a todo el mundo que tenía unas cualidades bastante considerables.

Por todas estas circunstancias eran cada vez más frecuentes los comentarios sobre la separación del dúo, algo que se vería acrecentado con la publicación de otro de los sencillos de “Make It Big”, otra de sus canciones emblemáticas y una de las baladas más preciosas jamás escritas.

“Careless Whisper” es una de esas canciones que ponen los pelos de punta nada más escucharlas y crearía cierto alboroto sobre la continuidad del grupo habida cuenta de que siempre se consideró una canción exclusiva de George Michael ya que en el videoclip, por primera vez en su carrera, solamente aparecía él sin existir ningún rastro de su compañero. Lo cierto es que esta canción estaba compuesta a dúo por los dos miembros de Wham. Muy curioso.

Aunque habría que esperar dos años para disfrutar de un nuevo disco de Wham, como veremos más adelante no sería uno sino que serían dos, en el año 1985 publicarían un nuevo sencillo que serviría, de algún modo, para intentar aclarar dos aspectos de su trayectoria tanto musical como personal, me explico.

La canción a la que me estoy refiriendo no es otra que “I’m Your Man”, que se convertiría en un nuevo éxito rotundo, y que serviría por un lado para acallar los rumores de separación y, por otro, convertirse en una especie de declaración de intenciones. George Michael se había convertido en uno de los hombres más deseados por el público femenino y eran muchos los romances que se le atribuían, aunque como se vería más adelante su orientación sexual era bien distinta y todo se trataba de una especie de tapadera para que esa información no saliera a la luz.

Lo curioso es que lo de la continuidad del grupo tampoco era cierto, ya que tanto Andrew como George tenían bien claro que había llegado el momento de continuar cada uno por su lado. De esta manera, en el año 1986 se publicarían al unísono dos discos con prácticamente el mismo contenido, uno destinado al público americano y japonés y otro al europeo y del resto del mundo, ambos con un título muy orientativo de lo que estaba por venir.

El primero de ellos llevaría el título de “Music From The Edge Of Heaven”, vamos que el final del cielo, de los buenos momentos había llegado.

wham_-music_from_the_edge_of_heaven-frontal

El otro disco, con un título todavía más significativo, sería el que se publicaría en Europa con la denominación de “The Final”.

the-final-wham

Ambos discos no dejan de ser dos recopilatorios de despedida con todos los éxitos de sus anteriores discos y algunos temas inéditos. Lo que queda claro es que su viaje juntos había llegado a su fin, con un George Michael cada vez más convencido de continuar su carrera musical en solitario.

De hecho, una de las canciones inéditas de estos dos discos, concretamente la que aparecería como sencillo de presentación, es “The Edge Of Heaven”, un tema que habla de la frustración que se siente cuando una relación llega a su fin.

Otra de las canciones inéditas incluídas en estos discos es más indicativa aún si cabe de ese final de recorrido juntos. Se trata de una preciosa balada titulada “A Different Corner”.

Y es que este tema puede considerarse como el primero de la carrera en solitario de George Michael, ya que es la primera vez que componía e interpretaba una canción él solo, sin ningún tipo de participación de su amigo Andrew. Como una especie de puente entre Wham y su nueva etapa, “A Different Corner” irrumpía en los primeros puestos de las listas de éxito de todo el mundo.

Ni que decir tiene que ambos “ultimos” discos obrendrían un éxito rotundo, más si cabe cuando sus seguidores y el público en general conocieron la noticia de que su colaboración se había acabado.

Por este motivo, otro de los temas novedosos de este disco, concretamente “Where Did Your Heart Go?”, una balada melancólica y con un espectacular sonido de saxo, iba a convertirse en el último sencillo publicado en la carrera de Wham.

A partir de este momento, Andrew y George seguirían sus caminos por separado. El primero de ellos llegaría a publicar un disco que pasaría con más pena que gloria y que pondría punto y final a su recorrido como artista, apartándose poco a poco de ese mundillo hasta caer en el más absoluto anonimato.

Por su parte, de todos es sabido, que George Michael iniciaría de inmediato su carrera en solitario, prolongando su éxito cosechado con Wham y convirtiéndose en uno de los artistas más destacados de la música pop de los 80 y los 90.

Wham ha sido considerada por los críticos especializados como la mejor “Boy Band” de la historia, aunque yo no estoy de acuerdo con que fueran una “Boy Band” al uso, eran muchísimo más que eso. Ellos sabían componer, tocar y la voz de George Michael era espectacular. La calidad de su música era muy superior a la de grupos al estilo de New Kids On The Block o Backstreet Boys, por ejemplo, por lo que esta comparación a mí me parece muy “odiosa”.

Y aquí lo dejamos en el día de hoy. La próxima edición de “La Graminola” tratará en profundidad la carrera en solitario de George Michael, llena de altibajos, escándalos y dramas pero, sobre todo, repleta de buena música.

Hasta la próxima, Graminoleños.

JUAN JOSÉ GOMARIZ

Anuncios

2 pensamientos en “WHAM

  1. Julián Dimanuel Jiménez

    La verdad es que el título del tema Last Christmas no pudo ser más premonitorio en relación con la muerte de George Michael. Son de esas coincidencias que ponen los pelos como escarpias.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s