AUTÉNTICOS TROVADORES


Hola Graminoleños.

El artículo de hoy de “La Graminola” se tiñe de sensibilidad para hablar brevemente de algunos de esos cantantes, en ocasiones más bien poetas o trovadores, que gracias a sus composiciones o a ser capaces de ponerle música a grandes poemas de nuestra literatura ocupan un lugar destacado dentro del panorama musical de nuestro país.

Como siempre pasa en estos casos, seguro que vosotros echaréis en falta a alguno, porque son muchos, pero os garantizo que los que aparecen en el artículo de hoy son bastante representativos de nuestros propios trovadores. Así que vamos ya con estos auténticos maestros.

ANTONIO FLORES

Comienzo de lujo, con un malogrado cantante del que podía decirse que de casta le viene al galgo, ya que estamos hablando del hijo de Lola Flores y Antonio González “El Pescaílla”, y hermano de Lolita y Rosario Flores, casi nada al aparato.

En cierta ocasión leí en algún sitio que lo que él hacía era auténtica “poesía urbana” y pienso que es una definición que encaja a la perfección con su manera de entender la música. Sus inicios no fueron demasiado espectaculares ya que pertenecer a la familia Flores le lacró de alguna manera porque muchos pensaban que su único mérito era ser hijo de quien era. Cuán engañados estaban todos.

Por ese motivo, en el año 1980 pasaría con más pena que gloria una canción que con el paso del tiempo se ha convertido en un clásico de nuestra música. Con tan sólo 19 años fue capaz de componer este maravilloso alegato contra la violencia que es “No Dudaría”.

Casi diez años después sería cuando recibiría por fin el reconocimiento que merecía y con la aparición en el mercado en el año 1994 de su disco “Cosas Mías” se consagraría definitivamente. Después de componer las canciones de los exitosos álbumes de su hermana Rosario “De Ley” y “Siento”, desaparecería trágicamente por su mala cabeza como consecuencia de una sobredosis de barbitúricos.

Hacía tiempo que había emprendido un camino que no era el más adecuado, pero la gota que colmaría el vaso sería el fallecimiento de su madre apenas quince días atrás. Daba la impresión de que su recorrido iba a ser espectacular, pero su inesperada muerte pondría fin a todo, no sin antes dejarnos canciones tan mágicas como este “Cuerpo de Mujer”.

 

HILARIO CAMACHO

Otro de nuestros trovadores que acabaría con un final trágico, pero que hasta ese momento nos dejaría grandes canciones surgidas de su talento.

Su incursión en el mundo de la música le llegaría muy pronto, en sus tiempos universitarios en Madrid, cuando en el año 1967 entraría formar parte de un grupo denominado “Canción del Pueblo”, un grupo de artistas paralelo al surgido en Cataluña con la “Nova Canço Catalana”.

Podría decirse que Hilario Camacho fue un currante de la música y sus letras siempre mostraron una gran sensibilidad y un amplio contenido social, siendo uno de sus trabajos de mayor reconocimiento el publicado en el año 1981 bajo el título de La Mirada del Espejo”, en el que se incluye una de sus canciones de más sensibilidad y mayor reconocimiento: “Madrid Amanece”.

Su carrera nunca sería multitudinaria ni sus discos poblarían los lugares de privilegio en las listas de éxito, aunque siempre contó con el reconocimiento de la crítica, gozando de cierto prestigio, algo que cambiaría radicalmente en el año 1985 cuando lograría el mayor éxito de toda su carrera gracias a una canción que fue utilizada como tema central de una exitosa serie de televisión.

Se trata de “Tristeza de Amor”, una canción que daría cuerpo a la serie del mismo nombre protagonizada por Alfredo Landa y Concha Cuetos, que le lanzaría definitivamente a la fama y se convertiría en su canción más famosa. Una maravillosa balada.

Lamentablemente, Hilario Camacho se convertiría en el año 2006 en otro de los muchos juguetes rotos de la historia de la música, al ser encontrado muerto en su domicilio tras suicidarse.

 

JOAN BAPTISTA HUMET

Vamos ahora con un artista que en sus primeros tiempos se impregnaría de lo que fue la “Nova Canço Catalana” pero que muy pronto se daría cuenta de que lo que él quería era centrarse en cantar y contar cosas dejando al margen la política. Estoy hablando del entrañable Joan Baptista Humet.

Muchas son las canciones que habría que incluir en el artículo de hoy compuestas por Humet, pero vamos con dos de las más emblemáticas. La primera de ellas data del año 1975 y estaría incluida en su disco “Diálogos”. Como casi todas sus composiciones, se trata de una canción llena de sensibilidad de principio a fin. Su título “Que No Soy Yo”.

Pero sin duda alguna su mejor momento llegaría en el año 1981 con la publicación del disco con el que más éxito lograría, considerado como uno de los mejores de su carrera, y comprensivo de su canción más popular y emblemática. El título de ese disco es “Hay Que Vivir”.

Esa canción no es otra que “Clara”, un tema dedicado al dramático mundo de los que caen en las garras de las drogas, y sería la que le llevaría poco menos que a alcanzar el estrellato, convirtiéndose en uno de los éxitos más destacados de ese año 1981.

La evolución de la música que se produjo en los años 80 poco menos que se lo llevó por delante y lo que en un principio iba a ser un pequeño descanso se convirtió prácticamente en un abandono musical definitivo, dejándonos esos sí su gran legado hasta su fallecimiento víctima del cáncer en el año 2008.

 

PATXI ANDION

Vamos ahora con uno de los trovadores españoles más carismáticos, involucrados y polifacéticos, muy volcado en los últimos años de la dictadura franquista y los principios de la democracia con temas políticos que le acarrearían más de un problema. Vamos pues, con el peculiarísimo y polifacético Patxi Andión.

Sus ideas políticas, su matrimonio con Amparo Muñoz, su carrera como actor y, por supuesto su música, harían que no resultara indiferente a nadie, siendo uno de los artistas españoles más populares en las décadas de los 70 y los 80.

Su peculiar voz, rasgada, rota, enérgica, única, convertía cada una de sus canciones en momentos para deleitarse como con la que posiblemente pase por ser la más emblemática de toda su carrera, el famoso “Una, Dos y Tres”, ya sabéis: “lo que usted no quiera pa mi calle es…”

Pero hay una canción que a mí personalmente me encanta. Creo que tiene una sensibilidad especial, una gran melodía, una preciosidad de letra y una colaboración estelar con un grupo del que hablaré más adelante en este artículo.

Se trata de una canción del año 1983 que habla del amor más grande que podemos manifestar en nuestras vidas, del primer amor, de ese que experimentamos cuando todavía somos unos niños. En ella contaría con el acompañamiento de las magníficas voces de Mocedades. Por supuesto que estoy hablando de “Amor Primero”.

Entre tantos y tantos momentos especiales que Patxi Andion nos dejó habría que destacar su papel en la obra teatral “Evita”, en la que junto a Paloma San Basilio, nos dejaría una espectacular interpretaciónen el papel del “Che Guevara”, siendo sustituido posteriormente por Pablo Abraira. Yo me quedo con él y su voz rasgada, rota y llena de matices.

 

NOEL SOTO

Sin duda alguna, muchas veces no se valora a los artistas como verdaderamente merecen y el caso de Noel Soto es uno de los más significativos. Un cantante y compositor que se hizo a sí mismo y que sería pionero en España de muchos acontecimientos y tendencias.

En sus primeros años siempre estuvo vinculado al rock, en algunos casos con un sonido muy cercano al heavy-metal, para ir dulcificando sus registros con el paso de los años y siendo con grandes baladas con las que conseguiría sus mayores logros.

Una de sus mejores canciones es sin duda alguna “A más de mil kilómetros”, publicada en el año 1980, un tema melancólico que interpretado con el tono triste de su voz nos deja un momento verdaderamente espectacular.

Como ya os digo fue precursor en algunos de sus actos, como por ejemplo con la publicación en 1975 de su disco “Alfa y Omega”, el primer álbum de la historia del rock español concebido de una manera conceptual y con una estructura similar a la de una suite.

Años después vendría su moderación musical, sus participaciones en el Festival de Benidorm o Eurovision y sus continuas colaboraciones con otros artistas en su faceta de compositor, dejándonos entre tanto canciones comprometidas como este “Apuesta por la Paz”.

 

TRÚPITA

Normalmente los cantautores suelen contarnos sus cosas con melodías tranquilas, medios tiempos o baladas, aunque hay excepciones como la que nos muestra Francisco López “Trúpita”, capaz de mezclar las letras habituales de los cantautores más tradicionales con música puramente pop hecha incluso para bailar.

Evidentemente, esta mezcla extraña tendría poco recorrido, apenas dos discos, pero entre tanto dejaría canciones que merece la pena recordar y escuchar de vez en cuando como la que sirvió como presentación de su primer disco, publicado en el año 1984, titulada “Esta Noche me Quiero Descolgar”.

La originalidad a la hora de entender la música de Trúpita llamaría la atención del público y con su primer trabajo lograría bastante éxito, motivo por el cual habría ocasión para publicar un segundo disco, que tendría menor aceptación, tras lo cual desaparecería de la circulación.

Pero antes de eso nos dejaría su canción de mayor éxito y por la que más se le recuerda. Un tema de amor y desamor contado a su manera y con su peculiar sonido titulado “De 7 a 10”.

Como estamos viendo, la mayoría de los cantautores españoles, de nuestros grandes trovadores, son solistas, pero por supuesto que también existían grupos que nos deleitarían con sus grandes creaciones e interpretaciones. Pongamos algún ejemplo.

 

JARCHA

Si el calificativo de “trovadores” puede encajar bien a un grupo español, esos son los onubenses Jarcha. Un grupo que en la época de la transición cosecharía un tremendo éxito con una canción que se convertiría poco menos que en el auténtico himno de la Transición Española.

Dos fueron las vertientes más significativas del grupo a la hora de hacer música. Una de ellas, de marcado contenido social y político, sería la que les llevaría a alcanzar un tremendo éxito con la mítica “Libertad sin Ira”.

Pero también cuidarían su faceta cultural y tradicional, poniéndole música a los grandes poetas españoles o versionando canciones tradicionales de todo tipo, consiguiendo asimismo el éxito con este tipo de melodías.

Entre estas interpretaciones, mi preferida es la maravillosa canción en la que fueron capaces de ponerle música a un poema del grandísimo Miguel Hernández. Me estoy refiriendo a “Andaluces de Jaén”, otra de sus canciones más representativas.

 

MOCEDADES

Sin duda alguna, el grupo más importante en cuanto a la música que estamos tratando en el artículo de hoy son Mocedades, con la dulce y melodiosa voz de Amaya Uranga a la cabeza. Un grupo que cambiaría a lo largo de su trayectoria en numerosas ocasiones de miembros por el que pasarían Sergio y Estíbaliz, hermana ésta de Amaya, en sus primeros tiempos.

Su carrera fue bastante prolífica y estuvo plagada de éxitos, pero si hay que destacar uno por encima de todos ese es sin duda alguna “Eres Tú”. Con esta canción representarían a España en el Festival de Eurovision del año 1973 y cerca estuvieron de ganarlo, quedando en segundo lugar y logrando la mayor puntuación obtenida por nuestro país en el festival hasta ese momento.

Otro de sus grandes momentos les llegaría unos cuantos años después, concretamente en el año 1982, cuando lograrían un grandísimo éxito con un tema extraído de una popular zarzuela.

Se trata de la canción “Amor de Hombre” y la zarzuela a la que me refiero no es otra que “La Leyenda del Beso”.

 

PEDRO GUERRA

Viajamos ahora hasta las Islas Canarias para deleitarnos con la música de un cantautor con una sensibilidad especial. Un artista capaz de componer maravillas para otros artistas, como el famoso “Contamíname” para la voz de Ana Belén, así como para sí mismo como vamos a comprobar a continuación.

Formó parte de un proyecto denominado “Taller Canario de Canción” mediante el cual contactaría con otros cantautores canarios, evidenciándose inmediatamente cuál era su potencial, no tardando en iniciar su carrera en solitario.

Una de sus canciones más representativas estaría incluida en su disco “Tan Cerca de Mí”. Se trata de “Debajo del Puente”, el tema con el que por primera vez en su carrera alcanzaría los primeros puestos de las listas de éxitos.

Pero quizás su disco más conocido y vendido de toda su carrera sea el publicado en el año 1999 bajo el título de “Raíz”. En él se incluye una canción que a mí personalmente me encanta.

Se trata de la canción titulada “La Lluvia Nunca Vuelve Hacia Arriba”, en la que Pedro Guerra abraza un ritmo más animado de lo habitual con ciertos tintes de música pop. Una gozada.

 

CECILIA

También nuestra música está plagada de “trovadoras”, siendo una de las más significativas otra de esas artistas que en plena juventud y cuando se encontraba en su mejor momento personal y artístico encontraría la muerte. Estoy hablando de Cecilia.

Nos encontramos ante una artista de una gran personalidad y una de las primeras cantantes que se atrevería a tratar abiertamente el feminismo y los problemas de las mujeres en las letras de sus canciones. Podría decirse que fue una adelantada a su tiempo.

Sin duda alguna, el momento culminante de su carrera llegaría en el año 1975 con la publicación de su álbum “Un Ramito de Violetas”, que contenía la canción que le da título, convirtiéndose en un número uno de manera inmediata. Se trata de una canción que inicialmente fue escrita como una especie de cuento y que la lanzaría definitivamente al estrellato.

También dentro de este disco se incluye otro de sus grandes éxitos, una canción dedicada a esa tierra que ella tanto quería. Como ya os imaginaréis me estoy refiriendo a “Mi Querida España”.

En el verano del año 1976, Cecilia perdía la vida en un accidente de tráfico cuando regresaba de un concierto, truncándose de esta manera una de las más prometedoras carreras musicales de aquella época.

 

NINO BRAVO

En ocasiones, al talento innato de un gran compositor, de un gran cantautor, de un gran “trovador”, hay que unirle una grandísima personalidad y una espectacular voz. Ese es el caso de Luis Manuel Ferri, artísticamente conocido como “Nino Bravo”.

Hasta su trágica desaparición llevaría una carrera meteórica dejándonos auténticos himnos de la música española de la década de los 70. Uno de los más populares, una canción versionada hasta la saciedad es el famoso “Un Beso y Una Flor”, en el que como en todos sus temas demuestra su poderío con su descomunal voz.

Muchas son las canciones que podrían incluirse en el artículo de hoy, pero hay una que posiblemente sea la más representativa de su exitosa y, lamentablemente, corta carrera, una de esas canciones por las que parece no pasar el tiempo y que siempre está de actualidad.

Me estoy refiriendo a “Libre”, porque … que levante la mano aquel que no ha subido al escenario de un karaoke para aullar a grito partido esta canción. Grandísimo tema, grandísima música, grandísima letra, grandísima voz.

Lamentablemente, en el año 1973, cuando viajaba desde Valencia a Madrid para la grabación de un nuevo disco, el coche que conducía se saldría de la carretera en una curva y Nino Bravo fallecería mientras era trasladado a un hospital madrileño. Ahí quedaría su legado, su música, su voz, elevándose su figura a la categoría de mito por su trágica desaparición.

 

MANZANITA

Podría decirse que a José Manuel Ortega Heredia “Manzanita” de casta le viene al galgo, ya que estamos hablando de un sobrino del mismísimo Manolo Caracol, por lo que no es de extrañar que su arte haya viajado por los caminos más cercanos al flamenco, dejándonos momentos verdaderamente inolvidables.

Uno de esos momentos llegaría en el año 1981 con la publicación de su disco de mayor éxito titulado “Talco y Bronce” en el que se incluía esta espectacular “Por tu Ausencia”.

En el año 2004, a los 48 años de edad fallecería víctima de un paro cardíaco.

 

MARI TRINI

Vamos con otra fémina, en esta ocasión desde Murcia, que posiblemente sea una de las voces femeninas más importantes de la historia de la música española. Hablar de Mari Trini es hablar de una constante historia de superación y de una música de éxito y calidad.

Siendo muy niña tendría que pasar más de siete años en cama por una enfermedad, de la que nunca se recuperaría y terminaría acabando con su vida, tiempo durante el cual se interesaría por la música y aprendería a tocar la guitarra y a componer. Una vez decidió dedicarse a la música viajaría a Inglaterra y Francia donde iría puliendo poco a poco su manera de componer.

Con su primer disco sorprendería a propios y extraños con su capacidad para componer e interpretar, pero sería con su segundo trabajo, publicado en el año 1970 bajo el título de “Amores” con el que conseguiría el salto definitivo a la fama, gracias a canciones como la que da nombre al álbum o esta “Un Hombre Marchó”.

Con su siguiente disco, titulado “Escúchame”, nos encontraríamos además con una Mari Trini reivindicativa e involucrada con los problemas de las mujeres de aquella época. Sin duda alguna, el tema “Yo No Soy Esa” no es más que su manera de expresar como era ella como mujer y como persona, además de su canción más popular y reconocida.

Nunca lo tuvo fácil. Durante toda su carrera tuvo que sufrir burlas, críticas y hasta incluso en el momento de su fallecimiento, acaecido en el año 2009 fueron muchos los comentarios acerca del verdadero motivo del mismo. Sea como sea, nos encontramos con la que ha sido, posiblemente, la mejor compositora de la historia de nuestra música.

 

VÍCTOR MANUEL

Sin duda alguna otro de los grandes cantautores españoles con una dilatadísima y exitosa carrera artística, con muchas canciones dignas de destacar aunque aquí vamos a plasmar dos, una de sus primeros tiempos y otra de su época más moderna.

Durante sus primeros años, cuando realmente era todavía un “pipiolo”, sería asiduo de concursos radiofónicos y televisivos donde iría curtiéndose y dándose a conocer. Tras ganar algunos festivales le llegaría la oportunidad de grabar sus primeros sencillos, muchos de ellos cantando a su tierra, Asturias, logrando el que puede considerarse como su primer éxito en el año 1968, gracias a “La Romería”.

Tras distintas polémicas en el ámbito de la política que le llevarían incluso a abandonar durante algunos años nuestro país y a sufrir la censura de sus canciones, tema sobre el que no voy a entrar ya que aquí solamente nos centramos en la música, con la democracia definitivamente instaurada en España llegaría su gran momento siendo el año 1979 un año clave en su trayectoria con la publicación de su álbum “Soy Un Corazón Tendido Al Sol”, en el que se incluía una de las canciones más emblemáticas de toda su carrera.

Se trata de “Sólo Pienso en Ti”, una canción dedicada al amor entre dos jóvenes con deficiencias psíquicas que se convertiría en una de las canciones más importantes en el panorama musical de aquel año.

Para poner punto final y broche de oro al artículo de hoy, vamos con tres de los más grandes trovadores de nuestro país. Auténticos artistas de la música y de la palabra que siempre han creado magia con sus composiciones.

 

LUIS EDUARDO AUTE

Resulta complicado elegir solamente dos canciones de Aute para incluirlas en el artículo de hoy. Si hay un artista español que puede ser considerado como un auténtico poeta ese es él. Como ya digo serían innumerables las composiciones para elegir, pero voy a quedarme con dos de sus primeros tiempos que a mí me parecen auténticas genialidades.

Aute siempre ha sido una persona bastante peculiar y a pesar de ser uno de los compositores más creativos de nuestro país siempre se ha considerado más pintor que cantante. Sin embargo, sus primeros trabajos como compositor para artistas como Massiel o Mari Trini ya dejarían entrever el talento que poseía.

En el año 1968 publicaría su primer disco, bajo el título de “Diálogos de Rodrigo y Ximena”, en el que se incluía una maravillosa canción titulada “Aleluya nº 1” que posiblemente sea su primera genialidad. Una canción que sea haría también muy popular en la voz de Massiel.

Tras este primer disco, Aute decidiría apartarse de la música y dedicarse en exclusiva a la pintura, pero años después retomaría su actividad como compositor y cantante, dejándonos una de las más maravillosas y míticas canciones de nuestra música.

Sería en el año 1978, cuando publicaría su álbum “Alabanta”, el cual contiene la canción más importante de toda su carrera: “Al Alba”.

Esta canción está dedicada a las víctimas de los últimos fusilamientos del franquismo y, sorprendentemente, lograría burlar las garras de la censura.

 

JOAQUÍN SABINA

Muchas de las manifestaciones hechas sobre Víctor Manuel pueden hacerse extensivas a Joaquín Sabina, ya que también tuvo sus “problemillas” motivados por sus ideas políticas y al igual que el asturiano, su descomunal talento le han convertido en uno de los cantautores de referencia de nuestra música.

También es complicadísimo quedarse con tan sólo dos canciones de toda su carrera, pero puestos a escoger creo que habría que elegir la que posiblemente sea la más emblemática, la cual data de sus tiempos de “La Mandrágora”, grupo que formaría con sus amigos Javier Krahe y Alberto Pérez.

De aquellos tiempos data el mítico “Pongamos que Hablo de Madrid”, una canción que se convertiría en poco menos que una especie de himno no oficial de la capital de España.

Me vais a permitir que la segunda canción que voy a escoger de Sabina sea simplemente mi preferida. Creo que también se encuentra entre sus temas más destacados y también es de sus primeros tiempos, cuando su voz todavía no se había roto por tantos y tantos excesos cometidos. Simplemente eos diré que se trata de “Princesa”.

De lo que no cae ninguna duda es que nos encontramos ante uno de los grandes poetas españoles, capaz de emocionar como muy pocos pueden hacerlo.

 

JOAN MANUEL SERRAT

Y para cerrar espectacularmente la edición de “La Graminola” de hoy vamos con uno de los grandes entre los grandes: Joan Manuel Serrat, un artista que sin apartarse de sus creencias políticas y sociales supo recapacitar en su momento y alternar sus trabajos en catalán y español para que su maravillosa poesía fuese comprendida por todos.

La influencia que su música tendría en la década de los 70 sería brutal y su legado aún continúa en nuestros días, siendo capaz todavía de sorprendernos con grandes composiciones. Pero si sobre todas ellas hay que destacar una, ésta sería sin lugar a dudas el mítico “Mediterráneo”, tantas veces versionado y que desde su aparición en el año 1970 todos habremos cantado en alguna ocasión.

Como hemos podido comprobar, una de las características más marcadas de los cantautores españoles es la implicación política y social en muchas de las letras de sus canciones. Serrat también pasaría por esa época, llegando incluso a ser vetado para representar a España en el Festival de Eurovisión del año 1968, ya que exigió interpretar la canción, que él mismo había compuesto, en catalán. Finalmente sería otra artista la que lo haría consiguiendo la victoria. Como muchos de vosotros os habréis imaginado se trata de Massiel y el “La, La, La”.

Pero despidamos el artículo de hoy dejando al margen politiqueos y polémicas, centrándonos en la música, con esta auténtica poesía que es “Tu Nombre Me Sabe a Yerba”.

Y hasta aquí hemos llegado por hoy. Como siempre pasa en estos casos seguro que echaréis en falta a algún trovador más, pero creo que como representantes de la poesía hecha música ya es suficiente y, como siempre os digo … “son todos los que están, pero no están todos los que son”.

Hasta la próxima, Graminoleños

JUAN JOSÉ GOMARIZ

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s