ONEREPUBLIC


Hola, Graminoleños.

Hoy viajamos hasta Estados Unidos, concretamente hasta Colorado, para deleitarnos con la música de un grupo con tan sólo cuatro discos en el mercado pero que a mí me parece que todos ellos son sinónimo de calidad. Me estoy refiriendo a “OneRepublic”.

Aunque su definitiva constitución no se produjo hasta el año 2002 y la publicación de su primer disco en el año 2007, su andadura comenzaría realmente mucho tiempo atrás, concretamente en el año 1996, cuando Ryan Tedder conoció a Zach Filkins y decidieron formar un grupo que en principio recibiría el nombre de This Beautiful Mess. Acababan de terminar sus estudios y tras algunos conciertos en locales donde su público eran mayoritariamente familiares y amigos decidieron aparcar su proyecto.

De lo que no cabe ninguna duda es que el afán de superación y la perseverancia serían las virtudes que les llevarían a finalmente abrirse camino en el mundo de la música, porque como veremos a continuación nunca lo tuvieron fácil y cuando parecía que el futuro empezaba a abrirse llegaban las dificultades.

En el año 2002, cinco años después de su separación, Tedder y Filkins volvieron a encontrarse y decidieron retomar su grupo donde lo habían dejado. Para ello incorporarían a la banda al batería Eddie Fisher, al bajista Brent Kutzle y al guitarrista Drew Brown, dándole al grupo el nombre de Republic, aunque la discográfica que les había contratado les recomendaría un cambio en el mismo a lo que ellos accedieron. Había nacido OneRepublic.

En ese momento entrarían en el estudio de grabación con el objeto de crear su primer disco, para lo que se tomaron su tiempo intentando hacer un trabajo minucioso. Tal es así que pasarían más de dos años hasta que el álbum estuvo a punto. Una vez acabado se llevarían la desagradable sorpresa de que ese disco finalmente no vería la luz, ya que su discográfica se cansó de esperar y decidió dejar de contar con ellos.

El disgusto fue monumental. De hecho tenían incluso preparada la canción que iba a convertirse en su primer sencillo, titulada “Sleep”, aunque tampoco vería la luz. De esta manera, este tema puede ser considerado como su primera canción a pesar de que el público no pudiera disfrutar de ella.

Tras este segundo varapalo muchos habrían arrojado la toalla, pero ellos decidieron continuar adelante. Tedder abrió la página web oficial del grupo donde podía accederse a su música y a algunas actuaciones en directo, lo que sería fundamental para que el público pudiera conocerlos debidamente.

Como suele suceder en estos casos el boca a boca empezó a funcionar y algunos sellos empezaron a interesarse por su música. Finalmente sería el productor Timbaland, que había alcanzado bastante notoriedad en muy poco espacio de tiempo, el que les contraría definitivamente. Su primer disco estaba ya en camino y en esta ocasión nada iba a impedir que viera la luz.

De esta manera, en el año 2007 aparecería en el mercado su álbum de debut, bajo el título de “Dreaming Out Loud”, el cual iba a ser acogido de distinta manera según se tratase de la crítica especializada o del público en general.

Fuera como fuese, el sencillo de presentación del disco iba a compensarles con creces de todos los sinsabores que habían tenido que soportar en el pasado y de haber tardado más de cinco años en llevarse la satisfacción de ver en el mercado su primer trabajo.

Y es que con “Apologize” iban a presentarse a lo grande, logrando entrar en los primeros puestos de las listas de éxitos de medio mundo y aupándose a lo más alto de las mimas en países como Australia, Alemania o Italia. La espera mereció la pena.

Como ya os digo, los críticos no serían demasiado generosos con ellos. Por aquella época habían surgido grupos como Snow Patrol, The Fray o Muse y los entendidos consideraron que se trataba más de lo mismo. No les faltaba razón, pero había una pequeña diferencia, la voz de Ryan Tedder era claramente superior a la de cualquiera de los vocalistas de los citados grupos y la producción de Timbaland les daba un sonido muy particular y especial.

Además, se tildaba este primer disco como demasiado monótono y repetitivo en el que casi todas las canciones sonaban un tanto igual. Lo cierto es que el público no estaría demasiado de acuerdo en estas aseveraciones ya que la acogida que prestarían al grupo sería bastante buena, obteniendo unas ventas más que considerables.

Como ya iremos comprobando a lo largo del artículo de hoy, si hay un terreno en el que OneRepublic ha demostrado desenvolverse a la perfección ése es el de las baladas. Y lo iban a demostrar desde el primer momento, ya que con “Stop and Stare”, su segundo sencillo, nos iban a dejar un precioso tema en el que la harmonía de la voz de Tedder brilla por sí sola.

Cierto es que las críticas de los entendidos fueron un tanto desiguales, pero donde todo el mundo coincidía era en el talento vocal de Tedder, sobre eso no había discusión alguna.

Que conste que no estamos hablando de un artista poseedor de una voz descomunal pero sí de uno de esos intérpretes capaz de cambiar de registro en una misma canción varias veces dándole un aire personal e inconfundible a la música del grupo. Esta circunstancia provocaría que de inmediato la figura de Tedder fuera vista como la del auténtico líder de la banda.

Basta con escuchar el tema que abre el disco, titulado “Say (All I Need)”, para comprobar como con su voz es capaz de “dirigir” al resto del grupo. Simplemente genial.

La mayoría de las canciones de este disco llevan una característica en común, la sencillez en su sonido, pocas estridencias y una sintonía bastante uniforme. Sin embargo hay una excepción que creo merece ser destacada.

Se trata de “Mercy” un tema que tras un inicio con un ritmo de medio tiempo da paso a una “estridencia” con las guitarras marcando el paso con una intensidad bastante poco habitual pero dejando unas magníficos resultados.

Por último, yo destacaría una de las canciones incluidas en este álbum de debut, que aunque no fue publicada como sencillo, tiene un trasfondo político, algo no demasiado habitual en su trayectoria.

Se trata de “Come Home”, un alegato a la paz y en contra de la guerra que no hace otra cosa más que decir que traigan a los soldados a casa. Muy típico, tema muy recurrente, buena canción.

En el año 2009 llegaría su segundo disco, titulado “Waking Up”, con el que podría decirse se jugaban el ser considerados como un grupo con futuro o si por el contrario se trataba de uno de esos muchos grupos que tras un prometedor comienzo se quedaban en agua de borrajas.

Afortunadamente demostrarían que habían llegado para quedarse ya que este segundo trabajo obtendría también unas ventas considerables y la aceptación por parte del público sería total, gracias a un sonido sencillo pero a la vez atrayente así como muy continuista con respecto a su álbum de debut.

Muchas veces lo mejor que puede decirse de un grupo es que su sonido es reconocible, es decir, que basta con escuchar los primeros compases de sus canciones para saber quién está detrás de ellos. En ese sentido OneRepublic lo harían a la perfección porque con cada disco, con cada canción, no sorprendían a nadie, ofreciendo en cada momento lo que su público quería, el sonido de siempre.

De todas las canciones que integran el disco, la que más éxito cosecharía sería “All the Right Moves”, primer sencillo en aparecer en el mercado.

Escuchando este disco nos encontramos con una especie de continuación del anterior. Su sonido ahonda en ritmos melódicos, medios tiempos y baladas y, sobre todo, en la forma de cantar de Tedder que no hizo sino confirmar su liderazgo en el grupo. Si por algo se identificaba a OneRepublic era por su voz.

En el disco se incluye una canción que a mí personalmente me encanta y que considero si no la mejor, sí una de las mejores de su carrera. Una canción con un ritmo trepidante y con unos cambios vocales y unos coros que la hacen única. Su título: “Marchin’ On”.

Muchas veces os he comentado en los distintos artículos de “La Graminola” que una especie de prueba del algodón para cerciorarnos de que un artista o un grupo han subido a un nivel importante dentro del escalafón musical es que alguna de sus canciones forme parte de la banda sonora de alguna película o sea utilizada como parte de una campaña publicitaria. Ellos darían ese salto con uno de los temas de este disco.

Y es que con “Secrets” matarían dos pájaros de un tiro ya que esta canción sería incluida en la banda sonora de la película “El Aprendiz de Brujo”, protagonizada por Nicolas Cage, y como parte de la campaña publicitaria de una famosa marca de ropa interior femenina. Jugada completa con una balada preciosa.

Por si fuera poco, en este disco se incluye la canción que según dicen los entendidos es la mejor de su carrera, aunque si nos centramos en sus resultados de ventas y popularidad está un poco por debajo de los temas que hemos ido viendo hasta el momento.

Se trata de “Good Life” y aunque pueda parecer un poco exagerado lo de afirmar que es su mejor creación, no cabe ninguna duda de que es una buena canción.

Pasarían más de tres años antes de que apareciera en el mercado su tercer disco, lo que fue entendido por algunos como la existencia de algún tipo de problema entre los miembros del grupo que podía ocasionar su separación. Como tantas y tantas veces quienes así pensaron se equivocarían.

Así pues, a principios del año 2012 publicarían un nuevo sencillo, interpretando todo el mundo que se trataba del adelanto de su tercer álbum, aunque realmente no sería así. Se trata de “Life in Color”, una canción que sería utilizada nuevamente en una campaña publicitaria de una afamada marca de perfumes.

El interés por conocer el contenido del nuevo disco era bastante grande, pero se lo estaban tomando con bastante calma. Mientras ofrecían algunas actuaciones en directo iban filtrando poco a poco algunos de los títulos de las canciones que iban a formar parte del mismo, siendo a finales de ese año 2012 cuando aparecería por fin el sencillo de adelanto que tanto esperaban sus fans.

La canción llevaría el título de “Feel Again” y tendría una gran acogida, convirtiéndose de inmediato en uno de sus clásicos. Además, vendría del brazo con una obra social ya que parte de los ingresos logrados por sus ventas serían donados a la organización “Save the Children”. Es otra de mis canciones preferidas.

Por razones de producción, y con el objeto de darle los últimos retoques buscando dotar a sus canciones de un mejor sonido, la salida al mercado del álbum se demoraría hasta el año 2013, pero antes publicarían otro adelanto más en forma de segundo sencillo. Se estaban haciendo de rogar pero lo que iban publicando tenía muy buena pinta.

Este segundo sencillo llevaría el título de “If I lose Myself” y obtendría un éxito menor, lo que provocaría que la publicación del álbum al completo se acelerara y fuese inminente.

Habían puesto mucho empeño y cuidado en la elaboración de su nuevo disco, por lo que no podían permitirse bajo ningún concepto que el público se desconectase lo más mínimo de ellos. Dado que este último sencillo no repitió el éxito del primero, decidirían publicar de inmediato el nuevo álbum que llevaría el título de “Native”.

Nos encontramos ante el que está considerado como el mejor de sus cuatro discos publicados hasta el momento. Queda muy claro que el largo tiempo de elaboración de este trabajo no era un capricho, ya que en esta ocasión iban a dejarnos un trabajo completo, redondo y casi perfecto.

Además, el disco incluye el que puede considerarse como mayor éxito de su carrera. Una canción con la que iban a conseguir el primer número uno de su carrera en Europa y colocarse en el podio de las listas de éxitos norteamericanas. Se trata de “Counting Stars”, sin ningún lugar a dudas su tema más representativo. Me encanta esta canción.

Si hay algo que me gusta de este grupo es la manera de concebir y estructurar sus canciones. Además de esos sonidos contundentes gracias al potente sonido de su batería, son capaces de tener inicios pausados, baladísticos y dulces para dar paso a un estribillo acompañado de una música contundente gracias en gran medida a los distintos registros vocales que Tedder es capaz de lograr.

Por estos motivos, “Something I Need” me parece una maravillosa canción, llena de contrastes y con su sello siempre personalísimo.

No sería éste el ultimo sencillo en publicarse de este tercer trabajo. Todavía quedaba ponerle la guinda con una canción compuesta por Tedder para su hijo y que volvería a realizar una labor social.

Se trata de “I Lived” una canción que sería utilizada en dos campañas de concienciación: una dirigida a la lucha contra la fibrosis quística y otra contra el SIDA. Os aseguro que merece la pena ver el videoclip de principio a fin. Por un lado porque es una canción espectacular y por otro por el cariño y afán de lucha que muestra.

A la hora de grabar sus discos se tomaban su tiempo. Y es que su manera de componer y de trabajar siempre ha estado rodeada de mucha minuciosidad y de darles continuos retoques a sus canciones. De hecho ha sido bastante habitual que en algún momento hayan anunciado el título de alguna canción como primicia para que luego ese tema no haya sido incluido en el correspondiente álbum o, en algunas oportunidades, ni tan siquiera haya visto la luz.

De esta manera, habría que esperar hasta el año 2016 para que saliera al mercado su siguiente disco, el cuarto y hasta ahora último de su carrera. Antes de ese instante se publicarían dos sencillos como adelanto.

El primero de ellos sería “Wherever I Go”, un tema que mostraría bien a las claras que después de tres discos muy uniformes y continuistas empezaban a experimentar con otros sonidos y otro estilo, aunque de una manera no demasiado marcada.

Antes de la aparición en el mercado del álbum publicarían todavía otro sencillo más, el cual iba a convertirse en la canción más importante del disco que estaba por venir y el que puede considerarse como último gran éxito del grupo hasta el momento.

Como ya os digo, da la impresión de que han querido evolucionar un poco dando paso a ritmos más rápidos y música más bailable. Hemos podido apreciarlo en el videoclip que acabamos de ver y podemos apreciarlo también en este “Kids”.

Tras estos dos anticipios y ese sonido que parecía evidenciar cientos cambios en su estilo, por fin llegaría la publición de su cuarto y hasta el momento último trabajo. Aparecería en el mercado hace apenas un año y bajo el título de “Oh My My”.

El recibimiento del disco tanto por críticos como por seguidores fue bastante bueno. Sus cambios en el estilo fueron acogidos por sus fans con bastante entusiasmo, logrando unas ventas más que buenas, mientras que los especialistas en la materia aplaudieron la frescura que mostraban sus nuevas composiciones.

Estas variantes se aprecian más en unas canciones que en otras pero hay una que a mí me parece una auténtica delicia. Su título es “Future Looks Good” y nos muestra un inicio con aires de balada en el que la guitarra acústica acompaña la voz en tonos agudos de Tedder para acabar con un sonido intenso en el que los sintetizadores invitan a bailar. Una joya.

Como gran colofón, una de las canciones de este último disco sería incluida en la banda sonora de un auténtico peliculón que os recomiendo no os perdáis. Sinceramente os digo que es una de las mejores películas que he visto en mi vida, llena de sentimiento, drama, pasión y un final increíble e inesperado pero que hace encajar todo. De verdad, no os la perdáis.

La película en cuestión es “Belleza Oculta” y está interpretada por Will Smith (lo borda en el papel más dramático de su carrera), Kate Winslet, Keira Knightley, Edwan Norton y Hellen Mirren, en la que encaja a la perfección esta balada titulada “Let’s Hurt Tonight”.

He de reconocer que según está montado el mundillo musical actualmente me resulta bastante complicado encontrar grupos que me llenen pero de verdad. Pueden gustarme canciones sueltas, algún disco en concreto, pero lo que no es habitual es que encuentre bandas de esas a las que seguir continuamente y esperar con gran atención la publicación de un nuevo disco, a excepción de los grandes clásicos de siempre, claro está.

OneRepublic es uno de esos pocos grupos que ha publicado cuatro discos siendo cualquiera de ellos dignos de escucharlos enteros una y otra vez. Cierto es que no hacen una música original o fuera de lo habitual, pero tienen ese encanto especial de las bandas que saben crear melodías que terminan gustando a todos.

Esto es todo por hoy, Graminoleños. Hasta la próxima.

JUAN JOSÉ GOMARIZ

Anuncios

3 pensamientos en “ONEREPUBLIC

  1. Anónimo

    ´´Como ya os digo, los críticos no serían demasiado generosos con ellos. Por aquella época habían surgido grupos como Snow Patrol, The Fray o Muse y los entendidos consideraron que se trataba más de lo mismo. No les faltaba razón, pero había una pequeña diferencia, la voz de Ryan Tedder era claramente superior a la de cualquiera de los vocalistas de los citados grupos´ .Respecto a esto tengo que decir,por que sino reviento, que estoy en total desacuerdo en lo referente a Muse. Para empezar los británicos ya habían lanzado 4 álbumes en 2006, no acababan de surgir como parece darse a entender, además los discos de Muse lanzados tenían una calidad excelsa y ofrecían unos directos espectaculares. Muse en 2006 ya estaban a años luz de The Fray, Snow Patrol y OneRepublic (y siguen estando). Comprendo perfectamente que te pueda gustar más la voz de Tedder que la de Bellamy, pero decir que es claramente superior me parece casi un insulto a uno de los mejores vocalistas de la actualidad (junto a Mike Patton, Bruce Dickinson y Daniel Bowes). Que conste que me gustan bastante tus artículos (el de Mike Oldfield en 7 partes fué el mejor para mi gusto), pero en este fragmento estoy en desacuerdo total. Mira que no tenía pensado leer este artículo, pues esta banda no me resulta interesante, tengo su primer disco, que tiene momentos brillantes, pero en mi opinión han ido cuesta abajo plegándose a las modas en sus 2 últimos trabajos.

    Le gusta a 1 persona

    Responder
      1. graminola Autor de la entrada

        Lo primero darte las gracias porque seas asiduo lector de mis artículos, para mí es un honor.

        En cuanto a lo que opinas en tu comentario simplemente decirte que no era mi intención menospreciar ni a Muse ni a Bellamy, simplemente a mí me gusta más la voz de Tedder, pero es un gusto personal. Tanto Bellamy como Muse son muy grandes y de hecho lo que quiero significar es que quizás OneRepublic no sean tan buenos pero resultan finalmente mejor grupo gracias a su vocalista.

        Cuando incluyo a Muse junto a Snow Patrol o The Fray manifestando que se interpretaba que era más de los mismo es simplemente porque justamente en esa época habían publicado Black Holes and Revelations, su mayor éxito comercial hasta ese instane pero que defraudó de alguna manera al introducir en exceso música electrónica. No digo que fuera un mal disco, que no lo es en absouto, pero en ese instante sí que parecían estancados, algo que desmentirían de inmediato con sus siguientes trabaos.

        Lo dicho Juan, que lo de Tedder es únicamente un gusto personal y por supuesto que la voz de Bellamy es maravillosa también. Esto es lo bueno que tiene la música, es tan grande, tiene tantas variantes que se termina convirtiendo en mundos distintos para cada uno de nosotros.

        De nuevo te doy las gracias por estar ahí y espero que pese a este pequeño desliz no abandones la lectura de “La Graminola” (es broma, ya sé que seguirás haciéndolo).

        Un fuerte abrazo.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s