MEJOR EL PALO QUE LA ASTILLA


Hola Graminoleños.

Es muy habitual en el mundillo del famoseo que los hijos intenten seguir la carrera de sus padres. Toreros hijos de torrero, actores hijos de actores, futbolistas hijos de ídolos del fútbol … Pues bien, el mundo de la música no es ajeno a estas herencias pero sí que tiene un denominador común algo especial. Y es que en la mayoría de las ocasiones, los hijos de los grandes ídolos musicales de la historia que han intentado seguir sus pasos no han alcanzado la repercusión de sus progenitores salvo alguna que otra excepción.

Así pues, el artículo de hoy de “La Graminola” se va a llenar de música en familia con un puñado de grandes artistas, de grandes ídolos, cuyos genes no han bastado para que sus hijos hayan sido capaces de alcanzar la misma fama y el mismo éxito. Todos son de talla internacional porque las sagas patrias las dejo para otro momento. A todos se nos ocurren unos cuantos nombres pero también en esta ocasión la cosa no tiene color. Así que abrid todos las orejas porque empezamos.

 

JOHN LENNON / JULIAN LENNON

Empezamos fuerte como podéis comprobar. De John Lennon creo que no hace falta decir mucho porque sabemos prácticamente todo de él. Fue grande junto a Paul, George y Ringo en The Beatles y tras la disolución de éstos adquirió una fama que iba más alla aún de su gran legado musical hasta morir asesinado como todos conocemos.

Son innumerables las canciones que podrían venir de papá Lennon al artículo de hoy, pero yo me voy a quedar con una de sus más emblemáticas. Un auténtico himno a la paz como es este “Imagine” que compondrían en el año 1971 nada más separarse de The Beatles y que pase el tiempo que pase siempre está de actualidad.

En el año 1963 vendría al mundo su hijo Julian, fruto de su matrimonio con Cynthia Powell y desde el primer momento se convertiría en una persona bastante importante en el devenir musical de su padre, aunque la relación entre ellos nunca sería demasiado fluida una vez producida la separación matrimonial John y Cynthia.

Siempre se ha dicho que un dibujo de Julian inspiraría a su padre para la composición del famoso “Lucy in the Sky with Diamonds”, pero como ya digo según fueron transcurriendo los años la relación paterno-filial no sería demasiado estrecha, lo que no sería impedimento para que Julian intentara seguir los pasos de su padre aunque sin conseguirlo.

Julian iniciaría su carrera musical en el año 1984, cuatro años después de la muerte de su padre y tanto en su aspecto físico como en el tono de su voz recordaba profundamente al gran John. Sin embargo su éxito sería bastante efímero. Únicamente su álbum de debut y una de las canciones que lo integran lograrían cierta repercusión, pero pronto se vería que el talento no era el mismo.

La canción a la que me refiero es “Too Late for Goodbyes” y podría considerarse como el mayor éxito de su carrera y casi el único. Siempre se ha dicho que la letra de este tema hablaba de esas cosas que siempre quiso decirle a su padre y no pudo o no supo hacerlo, pero sea como fuere sería su único gran logro.

 

BOB MARLEY / ZIGGY MARLEY

Vamos ahora con otro caso similar en la figura del gran rey del reggae como fue Bob Marley y el intento de su primogénito Ziggy que intentaría igualar a su padre sin conseguirlo. En este caso concreto hay que reconocer que la creatividad del chaval era evidente, pero el mito en el que se había convertido su padre llevaría a esa gran verdad que dice que las comparaciones son odiosas. Cuando tu padre ha sido uno de los más grandes, hagas lo que hagas siempre será considerado menor. Una cruz con la que muchos han tenido que cargar.

Al igual que sucediera con Lennon, la muerte de Bob Marley llegaría por sopresa y de una manera traumática. Ferviente defensor de la filosofía rastafari hasta el último extremo provocaría que se negase a ser tratado adecuadamente del cáncer que había contraído y que le llevaría a la muerte en el año 1981 a la edad de 36 años.

Su legado musical es excepcional y acompañado en la mayoría de las ocasiones por sus legendarios The Wailers, entre cuyos miembros se encontraba su esposa Rita y el grandísimo Peter Tosh, nos dejaría canciones míticas como este “Could You Be Loved”.

En el año 1968 vendría al mundo su hijo David, producto de su matrimonio con su primera esposa Rita que terminaría como el rosario de la aurora. Bob llamaba cariñosamente a su hijo Ziggy y de ahí le vendría su futuro nombre artístico.

En el año 1988 iniciaría su carrera musical acompañado de su propia banda, tomando como nombre artístico el de Ziggy Marley & the Melody Makers. Como ya os comentaba hace un momento, es muy posible que si el bueno de Ziggy no fuese el hijo del mítico Bob Marley habría tenido una carrera duradera y repleta de éxitos, pero la eterna comparación con la música de su progenitor traería consigo que su carrera terminara siendo más discreta de lo esperado.

Aún así, nos dejaría algunas canciones destacadas como puede ser este “Tomorrow People”, mi preferida.

 

BOB DYLAN / JAKOB DYLAN

Seguimos con otro grande entre los grandes y con su hijo intentando emularle sin conseguirlo. Y es que en esta ocasión es también casi imposible acercarse a lo conseguido por Bob Dylan. No es de extrañar que su vástago no haya llegado a sus logros ya que es algo que no está al alcance ni tan siquiera de grandes artistas de la historia de la música.

Sobre Dylan está todo dicho con motivo del artículo que La Graminola le dedicaría con motivo de la adjudicación del premio Nobel de Literatura en el año 2016, por lo que no queda más que disfrutar de la poesía de su música que emana por los cuatro costados en su mítico “Blowin’ in the Wind”.

En el año0 1969 vendría al mundo su hijo Jakob y aunque desde niño se interesaría por la música, el verdadero gusanillo le vendría un poco más tarde de lo habitual. Además el camino que elegiría para intentar seguir los pasos de su padre sería un tanto diferente tanto en lo relativo a estilo como a formato. Me explico.

Para empezar, la carrera del bueno de Jakob no ha sido enfocada como solista sino que lo ha sido como líder indiscutible de un grupo en el que la mayoría de sus composiciones llevan su sello y él es el que realiza las labores de guitarrista y vocalista. Además, su estilo está muy alejando del folk que abrazara tantas y tantas veces su padre para beber de las mieles del rock & roll.

Su grupo lleva el nombre de The Wallflowers y su mayor éxito lo lograría en el año 1996 con la publicación de su segundo disco titulado “Bringing Down the Horse”. Data del año 1996 y en él se incluye una auténtica joya como es “One Headlight”.

 

FRANK SINATRA / NANCY SINATRA

Y si hablamos de leyendas hay que hablar del grandísimo Frank Sinatra. Cualquier elogio que pueda hacerse sobre su persona se quedará siempre corto y la denominación como “La Voz” no hace sino definirle a la perfección. Si a eso le sumamos su gran personalidad y carisma y su faceta como actor nos encontramos sin ningún lugar a dudas con uno de los artistas más grandes de la historia.

Su carrera fue prolífica y es uno de esos artistas que se mantuvo al pie del cañón prácticamente hasta el mismo día de su fallecimiento. Además podríamos decir que nunca una “voz” ha envejecido tan bien como la suya.

Con una carrera tan prolífica como la suya hay mucho donde escoger pero yo me quedaría con el clásico entre los clásicos, porque hablar de Frank Sinatra es hablar de “New York, New York”.

Sus genes los heredaría su hija Nancy, nacida en el año 1940, quien cobraría un gran protagonismo musical durante la segunda parte de la década de los sesenta, cosechando algunos éxitos destacados, aunque siempre a la sombra de su padre.

Con su álbum de debut, publicado en el año 1966, obtendría el mayor de sus éxitos y en el mismo se incluyen sus dos canciones más conocidas y destacadas. El éxito fue rotundo pero con sus siguientes discos iría decreciendo. Muchos achacarían su gran irrupción en el panorama musical a su apellido y que poco a poco iría ocupando su sitio, en posiciones no tan destacadas.

Como ya digo su debut fue arrollador y con el primer sencillo de su carrera lograría su primer número uno. Me estoy refiriendo a este tan escuchado, tan versionado y siempre de actualidad pese al paso del tiempo “These Boots Are Made for Walking”.

Pero si estamos hablando de padres e hijos que comparten su pasión por la música, que mejor que disfrutar de alguna canción en la que ambos unen sus fuerzas para dejarnos un momento mágico. Frank y Nancy lo harían ese mismo año 1966 con “Something Stupid”, un auténtico clásico y otro número uno, el enésimo del padre y el segundo de la hija.

 

NAT KING COLE / NATALIE COLE

Vamos ahora con otro caso bastante parecido con padre e hija haciendo las delicias de nuestros oídos. El padre no es otro que el grandísimo Nat King Cole, un artista descomunal que no tuvo nada fácil el abrirse camino en el mundo de la música y que tuvo una vida bastante complicada.

Pensemos que su trayectoria transcurriría en los años 50 y 60, época en la que el racismo en Norteamérica todavía hacía estragos, hasta el punto de que en el año 1956 sufrió un ataque durante una actuación en directo, acabando en el hospital y tomando la decisión de no volver a subirse a un escenario. Todo muy triste.

Sus inicios serían en el mundo del jazz, pero muy pronto se movería hacia terrenos más comerciales, interpretando un buen puñado de canciones en nuestro idioma, dejándonos momentos tan especiales como este “Ansiedad”.

Nat King Cole moriría en el año 1965 víctima de un cáncer de pulmón, momento en el que su hija Natalie apenas contaba con nueve años. A pesar de todo ella también se dedicaría al mundo de la música pero enfocando su carrera exclusivamente al mundo del jazz y del rhythm & blues.

Tras unos inicios de bastante éxito, Natalie Cole se vería atrapada en el mundo de las drogas, llevándola a una situación en la que su carrera artística se vería afectada e iría de mal en peor. A principios de los 90 repuntaría de algún modo gracias a un álbum en el que aprovechando al máximo las nuevas técnicas de grabación nos ofrecería algunos mágicos duetos con su querido padre, siendo el más conocido de todos ellos este “Unforgettable”.

Natalie Cole fallecería en el año 2015 víctima de un ataque al corazón. Los excesos de épocas complicadas le pasarían factura.

 

ALBERT HAMMOND / ALBERT HAMMOND JR.

Sin duda alguna uno de los casos más curiosos dentro de la música padre-hijo que estamos abordando en el artículo de hoy. Y es que en un primer momento parecía que el vástago iba a superar a su progenitor pero al final no ha culminado la remontada. Os lo cuento.

El británico Albert Hammond es mayormente conocido en nuestro país por algunas versiones tipo “Ansiedad” o “Espinita” que interpretaría en español, pero lo cierto es que es un consagrado y reputado compositor y en su primera época nos dejaría música de verdadera calidad.

Tras unos inicios un tanto inestables, su carrera le llevaría a la cima en el momento en el que se trasladó a Estados Unidos, conquistando al público del otro lado del Atlántico con esta maravillosa “It Never Rains in Southern California”.

En el año 1980 vendría al mundo su hijo Albert Jr, que no dudaría en mantener el nombre artístico de su padre, aunque las diferencias en cuanto a estilo y manera de entender la música entre ambos son más que notables.

En un principio su carrera no iría enfocada a cobrar un especial protagonismo ya que pasaría a fomar parte de una de las bandas en las que se depositaron las mayores esperanzas de convertirse en un grupo de referencia a principios del nuevo siglo y que poco a poco fueron desinflándose pero sin llevar la voz cantante. El grupo en cuestión es nada más y nada menos que The Strokes, donde se ocupa de las labores de guitarrista principal, siempre a la sombra del auténtico líder, Julian Casablancas.

En el año 2006 iniciaría una carrera en solitario en paralelo a la cada vez menor actividad del grupo. Con su primer trabajo lograría las mejores críticas, pero sus siguientes discos han ido perdiendo también fuelle. Yo me quedaría con “101”, su primer sencillo como solista.

 

THE MAMA’S & THE PAPA’S / BRIAN WILSON / WILSON PHILLIPS

Vamos ahora con uno de los casos más curiosos de artistas que intentaron seguir los pasos de sus padres con una extraña mezcla de vástagos con genes de dos de los más grandes grupos de la historia de la música de los años 60. Grandísimos los padres, efímeras las hijas.

En el año 1965 John Phillips, Michelle Phillips, Cass Elliott y Denny Doherty dieron cuerpo a uno de los grupos más representativos del folk americano de aquella época y uno de los estandartes del incipiente movimiento hippie, que pese a su corta trayectoria nos dejarían momentos históricos dentro de la música. Su nombre: The Mama’s & The Papa’s.

En el año 1966 nos dejarían una de esas canciones que pasen los años que pasen siempre está de actividad. Un tema con una melodía que te atrapa desde la primera nota y en el que la combinación vocal de los cuatro artistas alcanza cotas impresionantes. Me estoy refiriendo al mítico “Monday Monday”. Una curiosidad sobre esta canción: es el primer número uno de la hisotira de los 40 Principales.

Si The Mama’s & The Papa’s fueron grandes que decir del grupo que viene a continuación. A mi modo de ver una de las más grandes bandas de la historia de la música liderada por un personaje con una vida de película, que próximamente os contaré, y que en mi opinión es el artistas más grande de todos los tiempos. Ahí queda dicho.

En el año 1961 los hermanos Brian (el más grande), Carl y Dennis Wilson junto con su primo Mike Love y un amigo del primero llamado Al Jardine darían cuerpo a los míticos The Beach Boys. Reyes de la música “surf”, de la mano del infinito talento de Brian nos dejarían auténticas maravillas hasta su autodestrucción en gran medida por los problemas con las drogas y delirios mentales del líder del grupo.

Me ha resultado verdaderamente complicado elegir una única canción de toda la carrera de The Beach Boys porque he de reconoceros que son una de mis grandes debilidades, pero después de darle muchas vueltas me he decantando con uno de sus muchos clásicos: “Help Me Rhonda”.

Por unas razones que desconozco, supongo que por alguna idea de la discográfica de turno, en el año 1990 Carnie y Wendy, hijas de Brian Wilson, y Chynna, hija de John y Michelle Phillips de The Mama’s & The Papa’s formarían un trío llamado Wilson Phillips intentando emular el éxito que en su momento lograran sus progenitores.

El grupo irrumpió en el panorama musical internacional como un auténtico rayo, convirtiéndose en la revelación de ese año 1990 y logrando con una de sus canciones, “Hold On”, un tremendo éxito hasta el punto de ser considerada como la mejor composición norteamericana de ese año. Sin embargo, las contínuas diferencias entre las tres componentes del grupo originarían un recorrido muy corto. Lo que pudo haber sido y finalmente no fue.

Para cerrar el artículo “familiar” de hoy de “La Graminola” vamos con un caso bastante peculiares, en el que las tierna (o no tanto) niña decide seguir los pasos de su padre pero con un estilo radicalmente opuesto y del que no sabemos a ciencia cierta si se siente demasiado orgulloso. Lo curioso del caso es que el éxito de la hija prácticamente ha superado ya al de su padre.

 

BILLY RAY CYRUS / MILEY CYRUS

Uno de los pocos casos en el que la hija termina comiéndose artísticamente a su padre. No hay más que darse cuenta de que cuando ella comenzó su carrera musical era la “hija de”, y ahora es él el que es conocido como el “padre de”. Curioso, muy curioso.

Billy Ray Cyrus irrumpió como un meteoro en el año 1992 con la publicación de su primer álbum titulado “Some Gave All”. Con un sonido fresco y puramente americano relanzó internacionalmente la música country que llevaba un tiempo estancada.

Dentro de ese disco se incluía el que es el mayor éxito de su carrera. Se trata de “Achy Breaky Heart”, una canción que arrasó en todo el mundo con una coreografía muy original y típicamente country. Lo cierto es que este tema es una versión de la canción “Don’ Tell My Heart” de The Marcy Brothers.

Cuando en el año 1992 vino al mundo su hija Miley, poco podía imaginar Billy Ray la que su tierna niña iba a organizar algunos años después. Con un estilo musical totalmente distinto y con una imagen y un comportamiento transgresores, polémicos y provocativos se convertiría en uno de los personajes más famosos del panorama musical norteamericano.

Este comportamiento pillaría por sorpesa a propios y extraños más si cabe cuando Miley había protagonizado durante casi siete años la serie “Hannah Montana” en Disney Channel junto a su propio padre. Costaría mucho comprender su paso de una tierna e inocente niña y adolescente mientras artísticamente fue Hannah al de la provocativa y muy criticada en ocasiones Miley.

Las polémicas que la chica ha ido protagonizando desde su irrupción en el año 2007 han sido bastantes y algunas muy sonadas, pero las ventas de sus discos alcanzan cifras que su padre no ha conocido nunca en su carrera. Para gustos, colores y si me preguntáis por supuesto que yo me quedo con la música de Billy Ray, pero no se puede ir contra corriente y habrá que aceptar que Miley ha sabido enfocar su carrera para triunfar ayudándose de su comportamiento, dejando algunas canciones destacables como por ejemplo este “We Can’t Stop”.

Y hasta aquí llegamos hoy. Lo que queda claro es que el talento no se hereda y que un apellido de prestigio no garantiza un futuro de éxito, por lo menos en el mundo de la música. De cualquier modo y a pesar de que en líneas generales las “astillas” no se han acercado al éxito de los “palos”, aunque sea con cuentagotas nos han dejado también buenas canciones.

Hasta la próxima, Graminoleños.

JUAN JOSÉ GOMARIZ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s